Vienen grandes cambios

Ir abajo

vacio Vienen grandes cambios

Mensaje por Golden Spirit el Vie 22 Mar 2013, 00:37

Kimiko me pasó este artículo. Es interesante.



Querida Familia, se acerca el 21 de marzo, día del
equinoccio que trae la completud de la metamorfosis en la que hemos
estado involucrados. A partir de esa metamorfoisis, que se ha dado a
nivel interior, vendrá la metamorfosis exterior a nivel social.



Desde el pasado 21 de diciembre hasta aquí hemos
pasado meses muy intensos y movidos. Los que en verdad hemos trabajado y
seguimos trabajando en nuestro interior, haciendo que nuestra parte
racional se rinda definitivamente, hemos pasado mejor estos tres meses
que muchas otras personas que no han trabajado interiormente para rendir
su mente racional, porque aunque hayamos tenido dificultades en el
camino, hemos notado que teníamos mucha mayor entereza y capacidad de
respuesta a la hora de abordarlas y solventarlas.



Muchas personas pusieron todas sus expectativas de
cambio en el 21 de diciembre y al no ver un cambio evidente exterior,
(pues el cambio fue interior), se sintieron defraudadas. Ahora llega el
equinoccio esperado, donde supuestamente se habrá completado la
metamorfosis que se inició en diciembre y puede que muchas personas
también se defrauden al ver que ‘todo sigue igual’, pero no es así, NADA
sigue igual, todo está cambiando, pero lo está haciendo de a poco, para
que no sea traumático, y vayamos comprendiendo que para que algo nuevo
surja, lo viejo tiene que morir primero.



Los que tenemos la mirada más en el interior que en
el exterior SABEMOS que esta metamorfosis se está dando. Nuestros amigos
los animales y los árboles nos acompañan en esta apuesta que tenemos de
rendir nuestra racionalidad para que pueda emerger nuestra parte animal
mamífera (los humanos somos animales mamíferos, olvidarlo nos ha salido
muy caro), del éxito de esa apuesta dependen muchas cosas y eso se está
dando a nivel individual primero, para luego trasladarse a toda la
Humanidad en su conjunto.



Cuando se hace una mutación como la que estamos
haciendo, desde una racionalidad infame a un instinto sintiente sabio,
se han de caer las instituciones que daban sostén a esa racionalidad en
nuestra sociedad humana. Estamos a punto de verlas caer y eso, si bien
es lo esperado y lo sano, traerá consecuencias que habrá que resistir
sin quebrarse mientras se caen y veamos el caos que se desata entre las
personas que ‘no lo esperaban’ porque no miraron hacia su interior, ni
tampoco al exterior con pensamiento crítico, viendo que lo que pasa a
nivel mundial no es una crisis económica, sino una crisis de valores muy
profunda y necesaria.


En el artículo que os ofrezco hoy, para su lectura,
reflexión y para estar preparados de forma consciente ante lo que
tenemos por delante, se habla de la crisis religiosa, la crisis del
sistema capitalista y la crisis de conciencia que tenemos encima. Toda
crisis, según la milenaria sabiduría china, es una oportunidad para
cambiar de rumbo. Seamos inteligentes, y cambiemos el rumbo de las
cosas, tirando en nosotros mismos las ‘instituciones’ que aún sostenemos
y que ya no pueden seguir existiendo más. La peor de todas, la mente
racional, en la que se basan las demás.



SÍNTESIS DEL ARTÍCULO: “PREPARÉMONOS PARA GRANDES CAMBIOS”



Fuente: Compartido y escrito por Amador Martos (Colaborador de Preparémonos para el Cambio)



El filósofo griego Heráclito (535 a. C.-484a. C.)
entrevió que el movimiento y el cambio son unas constantes presentes en
el mundo. Esta permanente movilidad se fundamenta en una estructura de
contrarios. Así, la contradicción está en el origen de todas las cosas, y
todo ese fluir está regido por una ley que él denomina “logos”. Este
‘logos’, no sólo rige el devenir del mundo, sino que le habla al hombre,
aunque la mayoría de las personas “no sabe escuchar ni hablar”.
Heráclito se lamenta de que la mayoría de las personas viva relegada a su propio mundo, incapaces de ver el real.



Veinticinco siglos después, es conveniente
reivindicar la filosofía de Heráclito, pues vivimos en un mundo con cada
vez más acelerados cambios: tan solo en el siglo veinte ha habido más desarrollo tecnológico, científico y sociocultural que en dos mil años pasados;
pero, paradójicamente, son cada vez más evidentes las contradicciones
entre ricos y pobres, libres y esclavos, cognoscentes e ignorantes,
manipuladores y manipulados, justicia e injusticia, trabajadores y
parados, etcétera, como retos sin resolver todavía por la humanidad. El mundo es un permanente escenario de cambios del que participamos también las personas:
desde el mismo momento de nuestro nacimiento hasta la expiración, todo
es cambio. Entonces, las preguntas fundamentales en dicha cuestión son:
cambio, ¿hacia dónde?, ¿y puede anticiparse una persona a los cambios
que están por llegar? Siguiendo el proverbial consejo de Heráclito,
escuchemos a ese ‘logos’ que nos habla a través de la historia. Voy a
tratar de explicar en este artículo los cambios que está experimentando
la humanidad en el contexto de tres importantes paradigmas con sus
inherentes contradicciones: el paradigma filosófico, el paradigma sociológico y el paradigma psicológico.



Primeramente, comencemos por el paradigma filosófico.
La cultura occidental de este siglo veintiuno es fruto de la filosofía
tradicional. Por “filosofía tradicional” entiendo el cuerpo de
conocimientos que se iniciaron con la filosofía moderna hasta llegar a
la postmodernidad y concluyeron en la filosofía contemporánea. Del mismo
modo que la filosofía escolástica supeditó la razón a la fe, el
economicismo neoliberal ha sometido la razón al servicio de la fe ciega
en los mercados. Así, la filosofía tradicional ha desembocado en el mal
denominado pensamiento único neoliberal que ha secuestrado a la
racionalidad colectiva expresada en las democracias occidentales, pues,
en realidad, vivimos bajo una plutocracia. Como contraposición
historicista, ha surgido la reciente filosofía transpersonal, iniciada
por Ken Wilber, cuya máxima virtud es la integración de la racionalidad
occidental con la espiritualidad oriental, especialmente el budismo. La
filosofía transpersonal es una renovada visión y una superación
paradigmática de la filosofía tradicional al reincorporar la espiritualidad en la razón humana.
Así pues, tenemos las dos contradicciones filosóficas desde un contexto
histórico: la filosofía tradicional y la filosofía transpersonal.



En segundo lugar, analicemos el paradigma
sociológico. De la filosofía tradicional ha surgido el neoliberalismo
como última metamorfosis del sistema capitalista y sus terribles
consecuencias (paro, embargos, pobreza, suicidios, etcétera) son
la cara amarga de nuestro mundo. Siguiendo la tesis de Heráclito,
debería existir una alternativa contraria al depredador sistema
capitalista que esclaviza a la humanidad. Dicha alternativa es el
movimiento altermundista, un amplio conjunto de movimientos sociales
formado por activistas provenientes de distintas corrientes políticas

que, a finales del siglo veinte, convergieron en la crítica social al
denominado pensamiento único neoliberal y a la globalización
capitalista. Por tanto, el neoliberalismo y el altermundismo son los
dos movimientos ideológicamente contradictorios en pugna en la
actualidad: el primero fomenta la competencia y la individualidad, y el
segundo, la solidaridad y la cooperación.
Los defensores del economicismo neoliberal son esos “amos del mundo”, banqueros principalmente, que esclavizan a la humanidad mediante el dinero-deuda.
En el bando del altermundismo se hallan diversas asociaciones, como
ATTAC entre otras muchas, todas ellas convergentes en el Foro Social
Mundial que se celebra anualmente desde el año 2001. También hay que
incluir en el movimiento altermundista a todos los medios alternativos
de información (Rebelión, Sin Permiso, Le Monde Diplomatique, etcétera),
así como a todas las manifestaciones ciudadanas que luchan contra las
políticas neoliberales, véase por ejemplo, el 15-M, Democracia Real Ya, Plataforma de Afectados por la Hipoteca, Stop desahucios, Frente Cívico Somos Mayoría, etcétera. Tenemos así conceptualmente definidas las dos posiciones antagónicas desde una perspectiva económica y política: el neoliberalismo y el altermundismo.



¿Y dónde situar a la gran masa amorfa de ciudadanos?
¿Tiene conciencia la ciudadanía del significado del neoliberalismo y su
antónimo, el altermundismo?, ¿y cuáles son las directas repercusiones de
una u otra ideología en sus vidas? ¿Tienen las personas conciencia de
su posicionamiento ideológico? Pienso que no: la gran mayoría de mis congéneres están todavía abducidos por el maléfico encanto del capitalismo. El postmodernismo, manipulado por la élite financiera, ha fragmentado a los individuos hasta hacerles perder la conciencia de clase del “nosotros”



El neoliberalismo no ha dudado en esclavizar a la humanidad mediante el empoderamiento de todas las estructuras de poder (económicas, políticas, mediáticas y militares). Bajo el yugo del sistema capitalista de producción, la humanidad está controlada social y mentalmente, pudiendo afirmarse que los de abajo (la mayoría) somos esclavos de los de arriba (la minoría). Bajo tal subterfugio de dominación basado
en el miedo, la élite plutocrática tiene el control mental y social de
todos nosotros y, consecuentemente, han sometido a los pueblos a una
moderna esclavitud bajo el tótem del dinero.
Con dolor y sufrimiento, los ciudadanos están experimentando un consciente despertar de esa inducida anestesia capitalista.



Hay un diferencia entre la conciencia personal (egoísta e individualista) presente en los individuos con baja catadura moral y la conciencia transpersonal (altruista y solidaria) propia de las personas más espirituales. Así, en tercer lugar, tenemos definido el paradigma psicológico con sus inherentes contradicciones: la conciencia personal y la conciencia transpersonal.



Después de este sucinto resumen de los tres
paradigmas (filosófico, sociológico, y psicológico), se puede
correlacionar la conciencia personal (egoísta e individualista) con el
neoliberalismo. Por otro lado, las personas que experimentan la
conciencia transpersonal (altruista y solidaria) sienten una vinculación fraternal con todo lo existente que va más allá de las establecidas reglas morales.
Dicha conciencia transpersonal se alinea inexorablemente con los
presupuestos del altermundismo y con la filosofía transpersonal.


Retomando la filosofía de Heráclito planteada al
inicio, el lector puede tomar conciencia de las contradicciones bajo las
cuales vivimos, pensamos y amamos: la filosofía tradicional y la
filosofía transpersonal (paradigma filosófico), el neoliberalismo y el
altermundismo (paradigma sociológico), la conciencia personal y la
conciencia transpersonal (paradigma psicológico). Tres paradigmas con sus inherentes contradicciones que tienen sumida a la humanidad en el más profundo de los pozos.


Cambio, ¿hacia dónde?, ¿y puede anticiparse una
persona a los cambios que están por llegar? Los grandes cambios ya se
están produciendo pero, ¡no nos enteramos de los cambios!



El primer gran cambio descansará sobre una crisis espiritual. Una vez más, Marx tiene razón al decir que “la religión es el opio del pueblo”. La religión es una forma de alineación porque es una invención humana que consuela al hombre de los sufrimientos de este mundo
y, con ello, disminuye la capacidad revolucionaria para transformar la
auténtica causa del sufrimiento que hay que situar en la explotación
económica de la clase social de los ricos sobre los pobres. Dicha
alineación religiosa legitima la opresión ideológica de los poderosos:
no hay más que ver cómo la curia eclesiástica ha sido históricamente aliada de los regímenes dictatoriales.
Pero es cuestión de tiempo que ese edificio erigido sobre la fe ciega
se derrumbe. La inesperada renuncia del papa Benedicto XVI no es una
simple casualidad, pues la Iglesia Católica está corrompida por
escándalos de todo tipo: abusos sexuales, truculentos manejos
financieros y encubrimiento de actividades ilícitas en el mismo corazón
de la Santa Sede.
Cuando todo ello salga a la luz pública (los
medios alternativos ya informan de ello), la fe religiosa caerá en una
profunda depresión y una crisis espiritual se instalará sobre todos aquellos que han vivido de espaldas al verdadero ‘logos’. ¿Tiene todo ello alguna relación con las profecías de San Malaquías que anuncian el fin del Vaticano?



El segundo gran cambio es el colapso del sistema capitalista.
En primer lugar, nadie duda a estas alturas de la crisis que vivimos en
un castillo de naipes a punto de desmoronarse. Hay varios detonantes
prestos para la voladura: la burbuja de deuda, la fragilidad del
euro, la guerra de divisas, el sistema monetario internacional que
requiere volver al patrón oro y la quiebra monetaria de los Estados
Unidos.
En segundo lugar, las estructuras piramidales de poder sustentadas sobre los bipartidismos caerán por sus propio peso, dando lugar a
la emergencia de un poder horizontal y transversal del pueblo para, en
un futuro muy próximo, dotar al Estado de una legítima democracia
participativa:
es el papel que le toca desempeñar a todos los
movimientos ciudadanos rebeldes como el 15-M, Democracia Real Ya,
Plataforma de Afectados por la Hipoteca, Stop desahucios, Frente Cívico
Somos Mayoría, la izquierda revolucionaria y todos los movimientos
prodemocracia que están surgiendo alrededor del mundo.



“Los pueblos ya no quieren que gobiernen las élites”, en definitiva, grandes convulsiones sociales, económicas y políticas nos depara el futuro, y los verdaderos representantes de los pueblos están llamados a liderar los cambios que se avecinan.



La crisis espiritual, sumada al colapso del sistema
capitalista, tendrá una directa incidencia en la desorientación de las
personas, pues la masa amorfa de ignorantes en tales cuestiones aquí
planteadas no sabrá a quién creer, a quién seguir y qué hacer: cada
cual se hallará desnudo ante su propia escala de valores, ante sus
creencias espirituales y, sobre todo, ante su propia conciencia.
¡Una desorientación vital jamás vivida!



Cuando todo ello ocurra a nivel masivo, que ya está
sucediendo aunque de manera imperceptible para muchos, nos aproximaremos
al tercer gran cambio: la crisis de conciencia en las personas. La desorientación propugnada por la crisis espiritual y el colapso del sistema capitalista crearán tal caos social que los valores y las creencias tradicionales se vendrán abajo. Las personas, incapaces de comprender un mundo tan cambiante, se verán obligadas a repensarse a sí mismas, a salir de la ignorancia inducida, a tomar las riendas de sus pensamientos.
Pero será una labor difícil, pues nadie nos ha enseñado a pensar por
nosotros mismos. Habrá que aprender a recuperar el pensamiento crítico, y
aquí es donde el pensamiento humanista y filosófico adquirirá un papel trascendental. Las personas necesitarán escuchar al ‘logos’, esa voz interior que les susurrará que no se puede vivir con un ego fragmentado y desligado de la colectividad,
que se necesita experimentar una nueva espiritualidad. Antaño, las
personas acudían al confesionario como atenuante para su conciencia.
Ahora, los psicólogos son y serán quienes aquietarán a las mentes
desorientadas, sobre todo los psicólogos transpersonales, que sabiamente
han aunado la espiritualidad con la racionalidad.



La humanidad está necesitada de reflexión, espiritualidad y una mirada interior.
En este sentido, uno de los divulgadores mundiales de este movimiento
de asesoramiento filosófico es Lou Marinoff, quien ha cosechado un gran
éxito de ventas con las obras Más Platón y menos Prozac, Pregúntale a Platón, El ABC de la felicidad y El poder del Tao.
Nunca como en estos tiempos la humanidad está tan necesitada de
reflexión y pensamiento, y nunca como ahora la filosofía ha estado tan
denostada. La filosofía tradicional está agonizando pero lentamente se abre paso la filosofía y la psicología transpersonal.
A este respecto, la pirámide de Maslow adquirirá mayor importancia,
pues su conocimiento es de valiosa ayuda en la trascendencia de la
conciencia egóica: habrá nacido una nueva espiritualidad sin religiones; habrá nacido una nueva humanidad resurgida de las cenizas del capitalismo; habrá nacido el poder de la conciencia colectiva.
El primer renacimiento humanístico de los siglos quince y dieciséis dio
origen a la conciencia histórica individual, pero ahora se está
gestando el segundo renacimiento humanístico: la integración de dichas conciencias individuales en una mayor conciencia colectiva que priorice el bien común.



Concluyendo, las contradicciones internas de las religiones, principalmente de la Iglesia Católica, devendrán en una crisis espiritual. Del mismo modo, con el colapso del sistema capitalista se vivirá una crisis social y humanitaria sin precedentes. Ambas crisis, la espiritual y la sociológica, acarrearán grandes cambios en el modo de vivir, pensar y amar en las personas:
la crisis psicológica acechará a todo aquel todavía sumido en el mundo
de las sombras. Serán tiempos para dejar de mirar el cielo y al
exterior; serán tiempos para volver la mirada al interior del ser
humano; serán tiempos de una renovada espiritualidad.



Es tiempo de fluir con esa voz interior que todos poseemos pero que pocos saben escuchar.


http://lapuertadelarcoiris.ning.com/profiles/blogs/prepar-monos-para-grandes-cambios-la-ca-da-de-las-instituciones

avatar
Golden Spirit

Transhumano. En algún aspecto siente ser algo más que un ser humano (pero por alguna razón no se identifica o no siente plena comodidad con los términos otherkin/therian)

Capaz de hacer desplazamientos (cambios de "forma"). Seres "cambiadores", polimorfos (polymorph), transmorfos, almas "cambiadoras", hombres lobo ('weres' en general), etc (Shapeshifters)

Energía y Espíritu (Diversas formas)
Mensajes : 5890
Desde : 29/01/2010
España Femenino Admin

Volver arriba Ir abajo

vacio Re: Vienen grandes cambios

Mensaje por Irshah el Vie 10 Mayo 2013, 20:15

Pues sí, es un interesante reporte :).
avatar
Irshah

Transhumano. En algún aspecto siente ser algo más que un ser humano (pero por alguna razón no se identifica o no siente plena comodidad con los términos otherkin/therian)

Animales míticos. Dragón, kitsune, quimera, minotauro, animales tauromorfos, alienígena, animales con características no naturales (como demoníacos, celestiales, elementales, hibidaciones, formas o colores antinaturales), sean antropomorfos o animalescos.

Kintipos con diversos sexos Dragón
Mensajes : 1361
Desde : 29/04/2013
España Femenino Barra de advertencia. Llena 100%

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.