Otherkin Hispano
Bienvenido/a a Otherkin Hispano.

Para beneficiarte de los servicios del foro como el visualizarlo completo, poder contestar y publicar temas, tener tu perfil personal, contactar con otros usuarios o dejar de ver la publicidad etc, recuerda registrarte. Estaremos encantados de contar con una persona más. Únete gratuitamente en unos pocos y simples pasos a la comunidad (recuerda presentarte después en el subforo correspondiente).
Si ya estás registrado, conéctate.


“Mahâ Pralaya” es el tiempo de la “Gran Disolución”

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

vacio “Mahâ Pralaya” es el tiempo de la “Gran Disolución”

Mensaje por Golden Spirit el Dom 09 Jun 2013, 12:47


http://urgente24.com/areax/2013/06/cataclismo-inminente-aseguran-que-el-polo-norte-ya-se-corrio-mas-de-200-km/



AREA
X (Especial para Urgente24) - Uno de los principales temores que
expresan los conspiracionistas con referencia a lo que ocultan las
elites es la llamada “inversión de polos” que generaría un cataclismo de
proporciones planetarias, cambiando la vida sobre la Tierra
dramáticamente. El corrimiento está siendo observado con detenimiento
por científicos de todo el mundo y, mientras se publican datos que
hablan de un corrimiento de unos 30 cm por año, otras versiones aseguran
que el polo ya se ha movido hasta… ¡260 km al sur!

Según un
estudio publicado por Geophysical Research Letters, el deshielo de
Groenlandia está provocando un desplazamiento anómalo del polo norte
geográfico. De acuerdo a los investigadores de la Universidad de Texas
que firman el estudio, desde 2005 el polo norte geográfico se está
desplazando de forma más acentuada de lo normal hacia el este. Así,
desde 1982 hasta 2005 el polo se desviaba hacia el sureste, hacia la
Costa de Labrador, Canadá, a un ritmo de 6 centímetros al año, pero
desde entonces la velocidad se ha multiplicado por cuatro y el
movimiento se ha desviado hacia Groenlandia.

La causa, según el
estudio, es un incremento del proceso de deshielo. Según Erik Ivins,
geofísico del Jet Propulsion Laboratory de la NASA, esto se explica
porque la pérdida de masa en un punto determinado de una esfera en
rotación hace que su eje se desplace inmediatamente hacia la posición
donde se ha producido la pérdida.

En el caso de la Tierra, la
masa perdida es el hielo de Groenlandia, hacia donde se dirige
precisamente el eje polar. No se debe confundir este desplazamiento con
el de los polos magnéticos, cuyo movimiento también se ha acelerado,
pero en otra dirección: hacia Siberia.

Tampoco con la precesión
de los equinoccios, que es el cambio de orientación del eje terrestre
como consecuencia del “efecto peonza” de la Tierra. En el movimiento de
polos, el eje permanece en la misma posición con respecto a la
eclíptica, lo que se mueve es la corteza terrestre.

El movimiento
de los polos geográficos es conocido desde hace unos años y se basa en
la teoría de la tectónica de placas, la idea de que existe un
desplazamiento independiente de la corteza con respecto al manto
terrestre, existiendo un patrón conocido de balanceo. La ruptura de ese
patrón es la que ha llamado la atención de los científicos.

Según
un estudio publicado en octubre de 2012 por científicos noruegos, en
los últimos 120 millones de años se habrían producido cuatro movimientos
reales de los polos, calculándose que el máximo desplazamiento habría
sido de nueve grados.Pero también hay que distinguir entre un movimiento
real de polos y un movimiento aparente por culpa de la deriva
continental. La diferencia está en que, en el primer caso, toda la
corteza terrestre se mueve al mismo tiempo, mientras que la deriva
afecta únicamente a placas aisladas.

Por otro lado, en un
artículo publicado por la revista Physicsworld en noviembre de 2012 se
daban a conocer las conclusion es de un equipo de geofísicos de USA y
Canadá basado en datos de los últimos 1000 millones de años, sugiriendo
la posibilidad de seis vuelcos de hasta 50º con su consiguiente retorno
al eje de origen. Si algo así ocurriera hoy, la ciudad de Boston
acabaría en pleno polo norte.

Para entender el proceso, según
Jerry Mitrovica, de la Universidad de Harvard, aunque desde la
superficie d la Tierra se apreciaría un cambio continuado en la posición
del polo, desde el espacio el fenómeno se contemplaría como un
movimiento de la superficie terrestre al tiempo que el eje permanecería
en su sitio.

En el otro polo, recientemente la NASA publicó un
video explicativo que muestra a la Antártida libre de hielos, algo que
es interpretado como un “mensaje” por parte de los más conspiranoicos.

La exageración

Esta
explicación plausible y, ciertamente, tranquilizadora que ofrecen los
científicos que estudian el tema, se distancia notablemente de algunas
versiones que puededn verse en Internet, donde florecen toda clase de
teorías un poco más arriesgadas.

En el video,AL FINAL DEL
ARTICULO, un usuario explica que el polo norte se ha corrido unos 260 km
hacia el sur, enfilando su rumbo hacia Siberia.



El
asunto del cambio cíclico de la Tierra puede notarse en textos
esotéricos como los de la fundadora de la Teosofía, Helena Petrovna
Blavatsky, quien siguiendo la tradición hindú comentó que existen en la
historia del mundo periodos de gran silencio donde todo desaparece.
“Mahâ Pralaya” es el tiempo de la “Gran Disolución”:

“Ni
aun la Filosofía Esotérica puede pretender conocer, excepto por
deducciones de analogía, lo que tuvo lugar antes de la reaparición de
nuestro Sistema Solar, y antes del último Mahâ Pralaya. Pero enseña
claramente que, después del primer disturbio geológico del eje de la
Tierra, que terminó con la sumersión en el fondo de los mares de todo el
Segundo Continente con sus razas primitivas -de cuyos sucesivos
Continentes o “Tierras” fue la Atlántida, el cuarto-, tuvo lugar otro
disturbio ocasionado por la vuelta del eje a su anterior grado de
inclinación de un modo tan rápido como lo había cambiado: cuando la
Tierra fue verdaderamente de nuevo sacada de las aguas (abajo lo mismo
que arriba, y viceversa).

(La doctrina secreta, vol. II, sección VII)

Y en otro lugar:

El
cataclismo que destruyó el enorme Continente, del cual es la Australia
la reliquia mayor, fue debido a una serie de convulsiones subterráneas, y
a la ruptura del lecho de los mares. El que destruyó a su sucesor, el
Cuarto Continente, fue ocasionado por disturbios sucesivos de la
rotación del eje. Principió durante los primeros períodos Terciarios, y
continuando durante largas edades, se llevó sucesivamente los últimos
vestigios de la Atlántida, con la excepción, quizás, de Ceilán y una
pequeña parte de lo que es ahora el África. Cambió él la faz del globo,
sin que haya quedado memoria alguna de sus florecientes continentes e
islas, de su civilización y ciencias, en los anales de la historia,
excepto en los Anales Sagrados del Oriente.

Por esto niega la
Ciencia Moderna la existencia de la Atlántida. Niega ella hasta todo
cambio violento del eje de la Tierra y quisiera atribuir el cambio de
climas a otras causas. Pero esta cuestión continúa en pie. Si el Dr.
Croll afirma que todas esas alteraciones pueden explicarse por los
efectos de la nutación y de la precesión de los equinoccios, hay otros,
tales como Sir Henry James y Sir John Lubbock (183), que están más
inclinados a aceptar la idea de que son debidas a un cambio en la
posición del eje de rotación. En contra de esto están a su vez la
mayoría de los Astrónomos. Esto no obstante, ¿qué es lo que han dejado
siempre de negar y de combatir, sólo para aceptarlo más tarde, cuando la
hipótesis se ha convertido en un hecho innegable?

(La doctrina secreta, vol. III, estancia XI)

Finalmente:

Que
los mundos y también las razas o especies son destruidos periódicamente
por el fuego (volcanes y terremotos) y el agua, por turno, y se
renuevan periódicamente, es una doctrina tan vieja como el hombre. Manu,
Hermes, los caldeos, la antigüedad toda, creían en esto. Por dos veces
ha cambiado ya por el fuego la faz del Globo, y dos por el agua, desde
que el hombre apareció en ella. Así como la tierra necesita reposo y
renovación, nuevas fuerzas y un cambio de su suelo, lo mismo sucede con
el agua. De aquí se origina una nueva distribución periódica de la
tierra y del agua, cambio de climas, etc., acarreado todo por
revoluciones geológicas, y terminando por un cambio final en el eje de
la tierra. Los astrónomos pueden encogerse de hombros ante la idea de un
cambio periódico en el eje del Globo, y reírse de la conversación que
se lee en el Libro de Enoch, entre Noé y su “abuelo” Enoch; la alegoría
es, sin embargo, un hecho astronómico y geológico. Existe un cambio
secular en la inclinación del eje de la Tierra, y su época determinada
se halla registrada en uno de los grandes Ciclos Secretos. Lo mismo que
en muchas otras cuestiones, la Ciencia marcha gradualmente hacia nuestro
modo de pensar.

(La doctrina secreta, vol. IV, sección VII)

Claro
que, para no faltar a toda la verdad, la Blavatsky pensaba en un cambio
de eje sobre la elíptica, lo cual se aleja de la mera idea del
deslizamiento de la corteza y nos fastidia un poco la analogía. Pero así
son los filtros de la sabiduría esotérica, a veces se traspapela
información exclusivamente reservada al futuro, como la teoría de
placas, desconocida por entonces…

…una Estancia que dice:

A
la conclusión de cada cuarenta Soles (anuales), al final de cada
catorce Días, el doble se convierte en cuatro; macho y hembra en uno, en
el primero y segundo y el tercero…

Esto es claro, puesto que
cada “Sol” significaba todo un año, el cual se componía entonces de un
Día, así como en el Círculo Ártico se compone ahora de seis meses. Según
la enseñanza antigua, el eje de la Tierra cambia gradualmente su
inclinación con la eclíptica, y en el período a que esto se refiere, era
tal la inclinación, que un día polar duraba todo el período de la
revolución de la tierra alrededor del Sol, mediando una especie de
crepúsculo de muy poca duración; después del cual, la tierra polar
volvía a tomar su posición directamente bajo los rayos del Sol. Esto
puede ser contrario a la Astronomía según se enseña y se comprende
ahora; pero ¿quién puede decir que no ocurriesen, hace millones de años,
cambios en el movimiento de la Tierra que no ocurren actualmente?

(La doctrina secreta, vol. III, estancia XI)

avatar
Golden Spirit

Transhumano. En algún aspecto siente ser algo más que un ser humano (pero por alguna razón no se identifica o no siente plena comodidad con los términos otherkin/therian)

Capaz de hacer desplazamientos (cambios de "forma"). Seres "cambiadores", polimorfos (polymorph), transmorfos, almas "cambiadoras", hombres lobo ('weres' en general), etc (Shapeshifters)

Energía y Espíritu (Diversas formas)
Mensajes : 5836
Desde : 29/01/2010
España Femenino Admin

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.