Otherkin Hispano
Bienvenido/a a Otherkin Hispano.

Para beneficiarte de los servicios del foro como el visualizarlo completo, poder contestar y publicar temas, tener tu perfil personal, contactar con otros usuarios o dejar de ver la publicidad etc, recuerda registrarte. Estaremos encantados de contar con una persona más. Únete gratuitamente en unos pocos y simples pasos a la comunidad (recuerda presentarte después en el subforo correspondiente).
Si ya estás registrado, conéctate.


"¡Ven conmigo!"

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

vacio "¡Ven conmigo!"

Mensaje por Golden Spirit el Jue 19 Sep 2013, 11:52

Siento como si realmente me hubiese pasado la noche batallando. Qué cansada...
Tengo sueño [:dormir:] 

Esta noche, he recibido la visita en sueños (o quizás no fue un sueño) de lo que podría definirse como un Demonio.
Estaba en la cocina de mi casa, con una amiga que lo es desde el lejano instituto y con la que aun hablo y me encuentro.

De repente, algo raro ocurría (lo sentía en el ambiente) y mi amiga dejó de ser ella misma. Sus ojos eran ... "distintos", al igual que su energía. No era ella.
Entonces comenzó a hablar y ahí confirmé que ya no era ella. Una voz ronca, masculina y fuerte salía de su boca. Podía sentir que lo que se había metido dentro de ella era una entidad demoníaca poco amistosa.
Dicho ser, me comunicó que ''Debía ir con él', unirme a ''su bando'' como si de una guerra hablase, y sin poner impedimentos. Obviamente me negué.

Entonces comenzó lo realmente malo.
Mi amiga poseida comenzó a atacarme con todo lo que tenía a mano (cuchillos incluidos). Recuerdo que yo la agarraba y me impresionaba su fuerza. Ella es una persona delgada, pequeña, poco fuerte. Esa fuerza no era suya desde luego.
Mientras intentaba controlarla y que volviera en si diciéndole que debía reaccionar, que recordara quien es, que recordara nuestro viaje de estudios etc, el demonio me decía 'ven conmigo! tienes que venir conmigo!' a lo que yo seguía respondiendole que no.

Mi amiga tuvo un momento de lucidez y al instante el demonio salió de ella, pero yo no podía verlo, sólo sentirlo. Mi amiga se había agarrado a un recuerdo hermoso para retomar el control.
Comenzó a asustarse al no entender nada y de repente palideció. Le pregunté que qué pasaba, y sólo dijo...
-Ha desaparecido mi recuerdo...
Y acto seguido, de nuevo estaba ese demonio dentro de ella. Él había hecho 'desaparecer' ese recuerdo.
-Te obligaré a venir, dañaré a todos los que quieres y te quieren si es necesario; ¡Te obligaré como sea! - dijo el demonio desde dentro de mi amiga.
Y de nuevo comenzamos una fiera lucha en la que yo debía de impedir que él me dañase a través de ella. Le gritaba a mi amiga que buscase otro recuerdo donde viese quien era ella, quien era yo, un recuerdo fuerte, feliz.
Veía en el cambio de color de sus ojos que internamente estaba luchando duro.
Finalmente lo consiguió, y el ser salió de ella, dejándola exausta.

Extrañamente fue a parar a uno de los congeladores de la cocina [:/]  refujiándose entre el hielo. Estaba, literalmente, en una bolsa de hielo, dando vueltas. La agarré y miré fijamente... y podía ver entre las formas del hielo una cara que identifiqué como masculina, más no era humana.
No se bien por qué se metió ahí, pero creo que eso lo ayudó a regenerarse y hacerse fuerte de nuevo.
Discutimos, yo agarrando la bolsa, él en la bolsa.
Más de lo mismo: -¡ven!- ¡no!- ¡Ven!- ¡NO!
Hasta que en un punto, la bolsa reventó y se puso todo perdido.

Lo perdí de vista, más sentía que aún estaba allí. Ayudé a mi amiga y le dije que debíamos de salir de allí enseguida. En ese momento llegó Jamiroth por la puerta, que no entendió nada...
A nuestra espalda, desde la sala de estar, apareció un hombre. No se realmente quien es pero en el sueño era alguien con algún tipo de lazo conmigo. Era un hombre de 40 años, alto, grande, moreno de pelo corto y piel blanca.
Había sido poseido y... ese sí que iba a ser peligroso.

Le di como si se tratase de un saco mi amiga a Jamiroth para que la fuese sacando fuera y yo mientras agarré la llave de casa para cerrar por fuera al salir.
El hombre, que caminaba con gestos algo lentos, se dirigió hasta la puerta justo cuando la cerraba.
Nuestra energía se repelía a través de la puerta, como dos imanes de la misma polaridad; Yo no quería que saliese, el no quería que cerrase con llave. Las vibraciones y energía de él y mia luchando era... algo dificil de explicar...
El caso es que era imposible que metiese la llave en la cerradura para cerrar. La llave, se dobló hacia arriba ante la intensidad de la energía y yo, asombrosamente, la devolví a su forma con los dedos, la encajé y cerré.
Por debajo de la puerta aún se sentía una energía inmensa

Salí corriendo hacia el ascensor donde Jamiroth y mi amiga me esperaban, y justo cuando la puerta de este se cerraba... el hombre/demonio ya estaba en el pasillo. ¿Cómo había salido?

Mi amiga quería bajar hasta la cochera y yo dije que no; debíamos ir a casa de mis abuelos...
Cuando el ascensor bajó salimos corriendo por el pasillo y nos dispusimos a atravesar el jardín para llegar al otro edificio... pero él estaba ahí.
Ya no estaba poseyendo a ese hombre, ni siquiera tenía aspecto humano o... humanoide.

Era una enorme bola de harapos, hierbajos y carne. Eso nos impresionó a todos.
Empujé a mi amiga y a Jamiroth para que corriesen a la casa sin importar nada y así hicieron (y yo tras ellos).
A medida que corríamos, el demonió nos iba destrozando la ropa y todos pudimos sentir cómo nuestros recuerdos iban desapareciendo con cada jirón que caía. Era una especie de Devorador de Recuerdos.

Milagrosamente llegamos hasta la otra casa, y allí me encontré con que mi abuela no era mi abuela, es decir, la identifiqué como 'mi abuela', pero no es mi abuela realmente. La casa también era algo distinta.
Era una señora de aspecto oriental, morena y con gafas y el pelo por los hombros.
Nos abrió la puerta apurada y nos dejó entrar. Podía sentir que la que era ahí mi abuela era muy 'especial'. Su energía era poderosa...

El demonio no consiguió entrar en casa, es más, mi abuela ni siquiera se preocupó por si entraba. Parecía muy segura de que no entraría en la casa.
Le pregunté por el abuelo, y me dijo que estaba en la cama durmiendo porque estaba muy cansado. ¿Cansado? ¿Pero de qué? ¿Qué había estado haciendo? Si era medio día...
La abuela rápidamente nos obligó a tomarnos un buen vaso de agua fresca. Insistía en que era importante. Y ciertamente era la gloria, estaba tan fresca....

Podía sentir que el demonio seguía fuera, pero ahí estábamos a salvo todos. No sabía por qué, pero lo estábamos.
avatar
Golden Spirit

Transhumano. En algún aspecto siente ser algo más que un ser humano (pero por alguna razón no se identifica o no siente plena comodidad con los términos otherkin/therian)

Energía y Espíritu (Diversas formas)
Mensajes : 5796
Desde : 29/01/2010
España Femenino Admin

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.