Otherkin Hispano
Bienvenido/a a Otherkin Hispano.

Para beneficiarte de los servicios del foro como el visualizarlo completo, poder contestar y publicar temas, tener tu perfil personal, contactar con otros usuarios o dejar de ver la publicidad etc, recuerda registrarte. Estaremos encantados de contar con una persona más. Únete gratuitamente en unos pocos y simples pasos a la comunidad (recuerda presentarte después en el subforo correspondiente).
Si ya estás registrado, conéctate.


Técnicas para recordar sueños

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

vacio Técnicas para recordar sueños

Mensaje por Golden Spirit el Lun 23 Sep 2013, 16:01

Pensé que seria interesante crear una lista de técnicas (ya sean encontradas por la web o personales) para ir recordando nuestros sueños.

La gente varía mucho en cuánto a la forma de recordar sus sueños. Quizás la mayor razón y más importante del por qué la gente olvida sus sueños, es que ellos no le dan importancia. La cultura occidental no observa los sueños de una forma especial. Esto es lo malo con respecto a como la mayoría de los Sueños ocurren al final del ciclo durmiente y se interrumpen frecuentemente, y las prisas en levantarse para dedicarse a sus ocupaciones, les impide pensar sobre sus sueños durante la mañana.
Es aconsejable dedicar algunos momentos de reflexión al despertarse: permanecer tranquilo en la cama, con los ojos cerrados, y el cuerpo relajado. Después, preguntarse: ¿Qué era exactamente lo que estaba soñando? Al principio puede recordarse sólo un pasaje o a recordar las propias imágenes nocturnas; si se ha pasado toda la vida ignorando los sueños es posible que haya que dedicar muchos días sólo para empezar a recordarlos. Un buen consejo: irse a la cama con la cabeza despejada; el estar demasiado cansado puede nublar la memoria a la mañana. Además, se ha demostrado que dándole a la memoria el tiempo necesario para que busque, pueden reconstruirse secuencias.
El recuerdo del sueño puede entrenarse, intentando pensar durante algún tiempo acerca de todo lo qué se ha soñado antes de levantarse y escribiéndolo seguidamente.
Los sueños son un lenguaje simbólico que emana de las profundidades de nuestro ser más profundo; la práctica de tomarse el tiempo necesario para pensar en ellos y en su posible mensaje puede darnos un mayor conocimiento de nosotros mismos.
Recordar sus sueños requerirá algún esfuerzo de su parte. Pero lo qué sus sueños pueden aportarle y contarle sobre usted mismo, bien lo amerita.


Sugerencias para ayudar a recordar los sueños

  • Antes de ir a la cama, tenga la mente clara. Digase a usted mismo: "Recordaré mi sueño cuando despierte". Esta es realmente una manera probada y efectiva para ayudar a recordar los sueños. El tener demasiados pensamientos en su mente puede distraerle y evitar que recuerde su sueño en la mañana.
  • Acuéstese y levántese a horas regulares. Hágalo una rutina. Irse a la cama y despertar a una hora regular todos los días ayuda en el recuerdo del sueño.
  • Evite el consumo de alcohol y medicinas antes de ir a la cama. Pueden impedir que recuerde su sueño. Comer alimentos pesados cerca de la hora de acostarse también puede desviar recursos corporales lejos del cerebro y evitar el recuerdo del sueño.
  • Guarde un lápiz/cuaderno o grabadora cerca a su cama para que esté a su alcance tan pronto como despierte. Mantener una lámpara cerca de la cama es también una buena idea por si despierta en medio de la noche y quiere registrar su sueño inmediatamente.
  • Registre su sueño inmediatamente. Hágalo un hábito de primera hora al despertar. Hablar de sus sueños a amigos o participando en foros y charlas también puede ayudarle a recordar detalles.

    http://www.misabueso.com/esoterica/suenos/sueno_recordar.html



(PD/Agencias).- Si eres de esos que juran y perjuran que nunca tienen sueños, tienes un problema... de memoria. ¡Despierta de una vez! Todos, absolutamente todos, nos montamos más de una película cada noche en el “cine de las sábanas blancas”. Eso sí, a la mayoría nos resulta recordar los sueños.
Sigue estos consejos y no sólo conseguirás dormir bien, sino que, además, podrás recordar cómo ha sido tu última película:
Para que te hagas una idea: según un reciente estudio realizado por la Clínica Universitaria de Neurología de Viena (Austria), el 68% de las personas apenas son capaces de recordar un mísero sueño al mes. ¿Lo que más huella deja en nuestro cerebro?
Los estímulos visuales, que aparecen en todos y cada uno de ellos, y los sonidos y las conversaciones, que nos visitan en tres de cada cuatro. El gusto, los olores y (afortunadamente) el dolor, apenas se manifiestan en estas “películas” nocturnas estrechamente relacionadas con nuestras vivencias cotidianas.
Craig Hamilton-Parker, uno de los expertos en sueños más famosos del mundo, y autor de, entre otros libros, Cómo recordar los sueños (Ed. Tikal), nos ayuda a darle un empujoncito a la estadística. Toma nota.


PREPARA EL TERRENO
Los sueños tienen la resbaladiza costumbre de esfumarse antes de que nos dé tiempo de quitarnos las legañas. Para retenerlos, ten siempre papel y boli en tu mesita de noche, y hazte con una libreta para pasar a limpio las notas. También puedes “disecarlos” con la ayuda de una grabadora o de un programa informático específico.
Los “cazadores” de sueños profesionales usan uno que se llama Alchera (hazte con él en www.mythwell.com por unos 30e). Optes por la tradición o por las soluciones de última generación, una vez en la cama, repítete mentalmente este mantra: “cuando despierte, recordaré mis sueños”.
Luego, expresa ese deseo en voz alta e imagínate qué pasará la mañana siguiente: encenderás la luz, cogerás la libreta, escribirás el sueño... ¿Una chorrada? Bueno, multitud de estudios han demostrado que podemos “programar” el inconsciente y la memoria gracias a la repetición. Por probar...

NO ABRAS LOS OJOS AÚN

Cuando te despiertes, no saltes de la cama como si Jessica Biel te esperara en la ducha para cumplir todas tus fantasías húmedas. Quédate tumbado tranquilamente durante un rato, y deja que la mente vague libremente. Concéntrate en intentar atrapar todos los detalles del sueño que has tenido, y olvídate de pensar en el donut que te espera o en la lista de la compra. En cuanto la cotidianidad haga acto de presencia, el sueño se desvanecerá en un suspiro.


ACTÚA CON RAPIDEZ
“La mayoría de los sueños se olvidan a los 10 minutos, así que empieza a garabatear tan pronto como recuerdes el primer detalle”, recomienda Hamilton-Parker. Escribe cualquier cosa que recuerdes (por absurda o irrelevante que te parezca), luego...
Ponle título: Si no se te ocurre nada mejor que “Legañas 2, el retorno”, deja un hueco para anotarlo después. El título te ayudará a catalogar (y así recuperar luego) los sueños. Además, te dará las claves para poder interpretarlos.
¿Cómo se llamaba?:
La información auditiva es lo primero que se esfumará de tu mente en cuanto empieces a pensar en tus cosas, así que escribe rápidamente todos los nombres de países, personas, calles o cosas que hayan aparecido en el sueño. Evidentemente, si alguien te ha dicho algo, tienes que anotarlo sin perder ni un segundo.
Sé rápido:
El tiempo juega en tu contra, así que olvídate de darle forma a tu relato para que quede bonito: no estás escribiendo el próximo premio Planeta. Pasa también (por una vez) de la ortografía y de la gramática, y si no sabes cómo explicar algo, dibújalo.
En presente:
Utiliza la primera persona del singular del presente de indicativo. ¿Te hemos pillado? Escribir como si estuvieras viviendo el sueño en ese mismo momento (“camino por un bosque...”, “me encuentro con una chica...”) es la mejor manera de mantenerlo fresco y recordar más detalles.
Toma nota de todo:
“Cualquier cosa que pensemos, veamos, palpemos, olamos y oigamos en el sueño está ahí por alguna razón, y dice algo sobre nosotros. Nada es insignificante”, recuerda Hamilton-Parker. Fíjate absolutamente en todo: el tiempo que hace, los colores, las sensaciones...
A repasar:
Cuando te hayas estrujado el cerebro al máximo, vuelve a leer lo que has escrito en busca de más detalles. Para darle un empujoncito final a tu memoria, hazte preguntas del tipo: ¿quién más había en el sueño?, ¿estaba lejos?, ¿había sonidos u olores?, ¿cómo iba vestido?...
COMPARTE TUS SUEÑOS
Prueba a contarle a alguien lo que soñaste anoche (pasando de puntillas sobre esa historia del látigo, la anchoa y Scarlett Johansson...): te sorprenderá la cantidad de detalles olvidados que irán apareciendo. Además, si ese alguien te conoce lo suficiente podrá ayudarte a interpretar tu sueño (por muy enfermizo que sea...).


DESPIERTA CON REM
No, no nos estamos refiriendo a que cada mañana abras los ojos al ritmo de Losing My Religion. Hablamos del mejor momento para “cazar” sueños: los periodos de “movimiento rápido de ojos” (Rapid Eye Movement en inglés).
“Cuando caemos dormidos, pasamos por distintas fases que, al cabo de 15 minutos, nos arrastran a un estado de relajación profunda que dura una hora. Luego, volvemos a la Fase Uno.
Después llegará el primer episodio REM, que dura 10 minutos”, afirma Hamilton-Parker. Pídele a tu novia que te despierte en cuanto note que tus ojos se mueven rápidamente. Si todavía está riéndose de tu petición, prueba con otra técnica (mucho más saludable para tu relación de pareja): bébete un vaso de agua antes de irte a dormir. Con suerte, tu vejiga te despertará en plena fase REM. El único problema es que, probablemente, estarás soñando simplemente con cuartos de baño...

http://blogs.periodistadigital.com/vidasaludable.php/2007/06/05/domrir_sueno_rem_descanso_7834

Hay muchas teorías sobre por qué soñamos, cómo soñamos y qué significado le podemos dar a nuestros sueños. Muchas personas creen que los sueños pueden proporcionarnos una comprensión de nuestra vida y nuestros sentimientos, pero el problema es que resulta muy difícil recordarlos. Con esfuerzo de nuestra consciencia podríamos recordar la mayoría de nuestros sueños y con muchos detalles.


Pasos

Antes de irte a dormir

  1. 1
    Planea tener un buen descanso a la noche. Los sueños se producen cuando nuestros cuerpos están en la etapa de sueño conocida como REM, cuyas siglas en inglés corresponden a movimientos oculares rápidos. Mientras el cuerpo descansa, la mente sigue activa con los sueños. Si no duermes mucho de noche, o interrumpes el sueño a menudo, tienes menos sueño REM y sueñas poco. Intenta irte a dormir y despertarte a la misma hora todos días para tener un descanso adecuado.




    • La mayoría de las personas necesitan entre 7 y 9 horas de sueño por noche para alcanzar la cantidad de descanso adecuado. A las personas que duermen menos de 6 horas les cuesta recordar los sueños, dado que los más largos y más vívidos ocurren al final del ciclo de sueño.
    • Crea un ambiente de descanso tranquilo. Elimina los ruidos y las distracciones que puedan evitar que sueñes profundo. Si es necesario, utiliza tapones en los oídos y asegúrate de tener cortinas oscuras que bloqueen la luz del exterior.



  • 2
    Coloca un bolígrafo o un lápiz y un cuaderno cerca de tu cama. Usa este cuaderno sólo para anotar tus sueños; es mejor si tiene hojas lisas sin diseños u otras distracciones. Asegúrate de dejarlo abierto en una página en blanco para no tener que buscar una cuando despiertes.



    • Siempre coloca el lápiz en la misma posición así no tienes que buscarlo tampoco.
    • Una alternativa es dejar una grabadora cerca de tu cama o debajo de la almohada para describir el sueño verbalmente.



  • 3
    Pon tu alarma cerca de tu cama. Es probable que olvides lo que soñaste si tienes que levantarte a apagar la alarma. Configura la alarma para que se apague luego de que hayas tenido una cantidad de descanso adecuada. Intenta no usar la alarma de la radio porque las propagandas y las charlas del programa matutino te pueden distraer. [1]



    • Si puedes despertarte sin la alarma, no tendrás que preocuparte por apagarla.
    • Si es posible, intenta usar una forma más gentil de despertarte. Pídele a alguien que te despierte amablemente y sin hablarte, o conecta un despertador a las luces de tu habitación. Muchas personas notan que pueden recordar mejor los sueños si no utilizan un reloj despertador.
    • Coloca una nota en la alarma que diga en letra grande “¿qué soñaste?”, o algo similar, para que sea lo primero que veas al abrir los ojos (y apagar el despertador).




  • 4
    No comas, ni bebas alcohol ni tomes medicamentos justo antes de irte a dormir. Los químicos de esos elementos afectan la habilidad del cerebro de recordar los sueños, así que intenta no ingerir nada al menos unas horas antes de irte a dormir para que nada interfiera con tu memoria o los patrones de sueño.


  • 5
    Relaja tu mente y tu cuerpo antes de la hora de dormir. Por lo general, ¿murmuras en tu mente antes de dormir? Tener un montón de pensamientos estresantes en tu cabeza te puede dificultar recordar los sueños, los cuales requieren de una concentración profunda. Antes de ir a la cama, relaja tu mente y libérala de pensamientos negativos; déjala que se duerma de forma calmada.



    • Evita llevar tu teléfono o la computadora portátil a la cama, ya que enviar correos y controlar mensajes de texto justo antes de dormir no le proporciona a tu mente el tiempo que necesita para relajarse.
    • Prueba meditar o usar la técnica clásica de contar ovejas para liberar tu mente.



  • 6
    Decide de forma consciente que quieres recordar los sueños. Tienes más probabilidad de recordar los sueños, si realmente quieres hacerlo. Asumiendo que así lo deseas, dite a ti mismo que vas a recordar tus sueños y sigue estos pasos conscientemente para hacer realidad ese deseo.[2]


  • 7
    Piensa en un problema o en algo que te preocupe antes de dormir. Piensa profundamente en la situación sin buscar una solución o sacar conclusiones. Pensar en eso ayuda en cierto sentido a recordar los sueños de forma más lúcida, existiendo la posibilidad de que éstos generen un conocimiento más profundo sobre el problema. [3]



  • A la mañana siguiente

    1. 1
      Concéntrate en recordar tus sueños ni bien te despiertes. Por lo general, sólo puedes recordar el último sueño que tuviste antes de despertar. No te muevas ni hagas nada. Mantente en la misma posición en la que estabas e intenta recordar lo que soñaste antes de pensar en otra cosa.



      • Mientras estás recordando, centra tu vista en el primer objeto que veas al despertar. Obsérvalo y concéntrate en él, dado que a menudo lleva un vago recuerdo del sueño al lugar de tu memoria donde es más fácil recordar detalles. Por ejemplo, la perilla de la puerta, un foco, o un clavo en la pared, te ayudarán a recordar las cosas que viviste mientras dormías.




  • 2
    Escribe los sueños en tu cuaderno. Anota lo más que puedas, empezando con las cosas básicas como la ubicación, la trama básica, los personajes, los sentimientos (si estabas asustado o contento) y cualquier imagen que recuerdes.



    • Si recuerdas algún diálogo, anótalo primero, ya que las palabras se olvidan fácilmente. Describe todo lo que puedas, incluso si sólo puedes recordar una imagen. A medida que anotas lo básico, el resto del sueño puede venir a tu mente.
    • Si no recuerdas nada del sueño, anota lo primero que te venga a la mente al despertar porque puede que estar relacionado de alguna manera y ayudarte a recordarlo. También anota cómo te sientes al despertar, debido a que las emociones que experimentas en los sueños perduran al despertarte, al menos por un corto período. Por lo tanto, si te despiertas ansioso o feliz, pregúntate por qué.




  • 3
    Aumenta la cantidad de sueños que puedes recordar despertándote a la noche más a menudo. Tenemos varios ciclos REM durante la noche que se hacen más y más largos hacia la mañana. Si sólo recuerdas el último sueño que tuviste, entonces hay muchos más sueños que olvidaste. Siempre es tentador volver a dormir cuando te despiertas en la madrugada, pero toma la oportunidad para recordar lo que estabas soñando, ya que con toda certeza lo olvidarás en la mañana.



    • Debido a que sólo recordamos el último sueño, si te despiertas varias veces durante la noche, podrás recordar más sueños. Nuestros ciclos de sueños son de 90 minutos aproximadamente, por lo que puedes activar tu alarma para que te despierte varias veces cada 90 minutos (por ejemplo 4,5, 6 o 7 horas) después de irte a dormir. Los sueños que tienes durante la última media hora de la noche son más largos que los que tuviste después de irte a dormir, así que es aconsejable que esperes hasta al menos 4,5 horas para despertarte intencionalmente.
    • Esto sólo se recomienda para las personas que tienen un sueño adecuado y que se pueden volver a dormir fácilmente. De lo contrario, omite este paso.



    El Resto del Día

    1. 1
      Lleva contigo un cuaderno o una grabadora de voz durante el día. Muchas veces escuchamos o vemos algo que nos recuerda lo que soñamos la noche anterior. Anota estos recuerdos enseguida y piensa en ellos para tratar de recordar el resto del sueño. También puede ayudarte si piensas constantemente en tus sueños durante el día.


    2. 2
      Ve de nuevo a tu cama y recuéstate. A veces, puedes refrescar la memoria cuando te colocas en la misma posición que estabas mientras dormías. Intenta colocar tu cabeza en el mismo lugar de la almohada, coloca tu cuerpo de la misma forma y todo lo demás. Si lo que soñaste se ve viene a la mente, piénsalo bien antes de levantarte a escribirlo.



      • Puede serte útil abrir los ojos y mirar el primer objeto que ves cuando te despiertas.
      • Intenta crear la misma atmósfera en la habitación, como cerrar las cortinas, apagar las luces y evitar los ruidos.



  • 3
    Practica de nuevo la siguiente noche. Recordar los sueños requiere de esfuerzo y práctica. Cuánto más seas consciente de tus sueños, más probable es que los recuerdes. Acostúmbrate a comprometerte en recordar los sueños y las pesadillas y escribirlas cuando te despiertes. El proceso será más fácil con el tiempo.


  • 4
    Observa los patrones. Con el tiempo te darás cuenta de qué factores te ayudan a recordar los sueños. Trata de notar los patrones relacionados con la hora a la que te vas a dormir y a la que te despiertas, la temperatura de la habitación, lo que comiste en la cena. ¿Alguna de estas variables parecen influenciar tu habilidad para recordar los sueños?




  • Consejos

    • Hay canciones que hacen que recordemos los sueños mejor, así que intenta escuchar un poco de música antes de dormir ¡y observa lo que sucede!
    • Después de haber recordado la mayor parte de tu sueño, trata de ponerlo en el orden correcto. Esto te ayudará porque es más fácil de memorizar las cosas si sabes lo que pasó primero, y siempre escribe eso en primer lugar.
    • Si ya soñaste algo y quieres recordarlo, no te preocupes. Cuando estás soñando, estás en un estado mental totalmente diferente; intenta tener sueños lúcidos. Cuando estás en este estado mental y tienes un sueño lúcido, ¡a veces puedes recordar los sueños anteriores! Piensa en ello como si tuvieras un lugar en la mente que guarda los sueños que tuviste y que sólo puedes acceder a ellos soñando.
    • Mejor aún, no utilices ninguna luz en absoluto, ya que puede dificultarte recordar los sueños. Simplemente coloca un lápiz y un papel donde los alcances fácilmente y sin que tengas que abrir los ojos (ten cuidado de no volverte a dormir). Con la práctica vas a mejorar la escritura sin ver el papel.
    • Si eres de los que hablan durante los sueños, puedes filmarte con una cámara de video o con tu teléfono celular, o bien, puedes usar tu grabadora de voz. Reprodúcelo después de haber escrito lo que recuerdas. Esto puede refrescar recuerdos de sueños que tuviste y que olvidaste al despertar.
    • Cuando grabes el sueño, puedes recordarlo más fácil si escribes (o hablas) en tiempo presente (es decir, estoy…, en lugar de estaba…).
    • Cuando grabes los sueños, recuerda que es algo personal. No escribas de forma que tenga sentido para los demás porque puedes alterar las cosas para que resulte más fácil que ellos lo entiendan. Siempre escribe lo que creas que es verdad, no lo que tiene sentido.
    • Anota exactamente lo que sucedió sin tampoco tener la necesidad de darle sentido para ti. Por ejemplo, si tu sueño comienza dentro de una casa y luego te encuentras en un bosque, evita la tentación de suponer que te fuiste de la casa. Los sueños que son ajenos a la experiencia cotidiana se pueden perder al tratar de aplicarle la lógica a los acontecimientos.
    • Si tienes el mismo sueño al día o la semana siguiente, anótalo también. Un sueño que se repite es un sueño en el que todos debemos concentrarnos porque puede tener un significado especial.
    • Si tienes una computadora o un teléfono celular cerca, puedes registrarte en alguna página de sueños como Uprophecy o Dream moods, donde puedas escribir tus sueños y mantener un registro de ellos.


    Advertencias

    • Si tienes dificultades para dormir, o para dormir lo suficiente, no trates de anotar tus sueños en medio de la noche. Simplemente sigue durmiendo.
    • Ten cuidado al interpretar tus sueños. La interpretación de los sueños no es una ciencia, así es que no saques tus propias conclusiones y no le pongas demasiada importancia a un sueño. Por ejemplo, si sueñas que alguien muere, no significa que morirá o que le va a pasar algo malo.

    Cosas que necesitarás

    • Algo donde plasmar tus sueños
    • Algo con qué despertarte (preferentemente algo gentil)
    • Una grabadora de voz (opcional)

    Referencias

    Actualización 18/09/16
    Link Caído – Fuente 1




    1. http://www.buildyourmemory.com/dreams.php
    2. Los sueños y las pesadillas: el origen y el significado de los sueños de Ernest Hartmann, pág. 142 (Dreams and Nightmares: The Origin and Meaning of Dreams), ISBN 0738203599
    3. Los sueños y las pesadillas: el origen y el significado de los sueños de Ernest Hartmann, pág. 142 (Dreams and Nightmares: The Origin and Meaning of Dreams), ISBN 0738203599



      http://es.wikihow.com/recordar-los-sue%C3%B1os


    avatar
    Golden Spirit

    Transhumano. En algún aspecto siente ser algo más que un ser humano (pero por alguna razón no se identifica o no siente plena comodidad con los términos otherkin/therian)

    Capaz de hacer desplazamientos (cambios de "forma"). Seres "cambiadores", polimorfos (polymorph), transmorfos, almas "cambiadoras", hombres lobo ('weres' en general), etc (Shapeshifters)

    Energía y Espíritu (Diversas formas)
    Mensajes : 5824
    Desde : 29/01/2010
    España Femenino Admin

    Volver arriba Ir abajo

    vacio Re: Técnicas para recordar sueños

    Mensaje por gwyra el Dom 14 Jun 2015, 16:12

    Sí, sin lugar a dudas las técnicas de al despertarte de tener un "súper sueño" de mantenerte en estado de reposo, con los ojos cerrados y repasando el sueño en tu mente es infalible para mantenerlo vivo el máximo tiempo. Cuando tengo lo que llamo un "súper sueño", inconscientemente es lo que hago.
    La otra técnica infalible y que hace que la memoria onírica se agudice con el tiempo es el escribirlos al despertar. Con 10 años tenía mi diario de sueños y era simplemente impresionante!!, cada vez eran más lúcidos. Actualmente escribo un sueño cada 5 meses... ay ay... la vejez XD pero muchas veces, en mis sueños, sueño que escribo el sueño y lucho porque no se me olvide. Cuando despierto me extraño al no ver papel cerca escrito y me pregunto: "¿no lo había escrito XD?
    avatar
    gwyra

    (O Telúreo/Telúrico) Personas cuya esencia es básicamente humana y terrícola o no identificados con la temática de la metahumanidad



    Mensajes : 104
    Desde : 12/03/2015
    España Femenino Barra de advertencia. Llena 100%

    Volver arriba Ir abajo

    vacio Re: Técnicas para recordar sueños

    Mensaje por diego986 el Mar 15 Ago 2017, 04:23

    yo por suerte desde pequeño tengo la costumbre de recordarlos y desde ahi hasta ahora continuo recordandolos cada mañana al despertar, incluso perduran con todo lujo de detalles durante el día, y al llegar a casa los escribo en mi cuadernillo donde tengo una inmensa cantidad de sueños (ya son 3 años los que tengo escritos ahí)

    Y como dato adicional, me paso un tiempo, justo en un período de 3 años en el que no podía recordar mis sueños como antes, y busque mucho con personas, libros, internet, de todo... hasta que porfin di con la solución a mi problema.

    La solución es simple y sirve exactamente para cualquiera que no logre recordar sus sueños, puesto que la glandula pineal se calcifica. Como? con el agua del grifo claro esta, pues contiene calcio, y tambien las famosas "aguas minerales". Solo se debe obtener cloruro de magnesio y consumirlo en pequeñas cantidades, pues tiene la funcion de descalcificar los huesos que se encuentran calcificados (esto es calcio que no fue fijado directamente a los huesos por la acción de la vitamina D y es lo que produce dolores de espalda, entre otras cosas)
    además el cloruro de magnesio posee otras cualidades MUY útiles, es cosa de buscar donde lo venden, hay en capsulas o en polvo (es decir sales minerales puras) y almenos aqui en mi país es muy barato.

    espero que a mas de uno le sirva de ayuda esta información.

    Saludos
    avatar
    diego986

    (O Telúreo/Telúrico) Personas cuya esencia es básicamente humana y terrícola o no identificados con la temática de la metahumanidad



    Mensajes : 5
    Desde : 14/08/2017
    Chile Masculino Barra de advertencia. Llena 100%

    Volver arriba Ir abajo

    vacio Re: Técnicas para recordar sueños

    Mensaje por Contenido patrocinado


    Contenido patrocinado


    Volver arriba Ir abajo

    Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


     
    Permisos de este foro:
    No puedes responder a temas en este foro.