Otherkin Hispano
Bienvenido/a a Otherkin Hispano.

Para beneficiarte de los servicios del foro como el visualizarlo completo, poder contestar y publicar temas, tener tu perfil personal, contactar con otros usuarios o dejar de ver la publicidad etc, recuerda registrarte. Estaremos encantados de contar con una persona más. Únete gratuitamente en unos pocos y simples pasos a la comunidad (recuerda presentarte después en el subforo correspondiente).
Si ya estás registrado, conéctate.


Me enseñaron la vergüenza más yo recordé el amor.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

feliz Me enseñaron la vergüenza más yo recordé el amor.

Mensaje por Kimiko el Lun 23 Dic 2013, 06:42

Hola a tod@s, espero esten muy bien. Hace un mes o tal vez menos o más xD, compartí en el facebook de Otherkin el video que sale en este post pero ahora decido compartir todo el tema que encontré con ustedes. 

http://lapuertadelarcoiris.ning.com/profiles/blogs/me-ense-aron-la-verg-enza-m-s-yo-record-el-amor-ahora-no-tengo[/mention] escribió:

ME ENSEÑARON LA VERGÜENZA, MÁS YO RECORDÉ EL AMOR: AHORA NO TENGO TIEMPO DE SENTIR VERGÜENZA, ESTOY OCUPADA VIVIENDO. ¿BAILAMOS? EL VÍDEO QUE NOS RECUERDA LO ESENCIAL




 

Querida Familia, hemos vivido condicionados durante la mayor parte de nuestro tiempo. Poco a poco olvidamos lo esencial para atender lo urgente, y al hacerlo, cada vez nos fuimos alejando más y más de la magia, de la dicha y el placer de vivir y de hacer lo que sentíamos. Fuimos haciendo más ‘lo apropiado’, según el condicionamiento cultural imperante.

 
Nos enseñaron a tener vergüenza de sentir y así hemos vivido, llenos de vergüenza, yendo de puntillas, en lugar de plantando bien el pie.
 

Hoy me ha llegado un escrito llamado “Me enseñaron la vergüenza” y me he acordado de un vídeo muy simpático que se titula ¿bailamos? He sentido que ambos, escrito y vídeo, combinaban perfectamente.

 
Estamos dejando atrás ‘lo apropiado’ para elegir ‘lo verdadero’, estamos dejando detrás la apariencia y las suposiciones mentales, para elegir la auténtica realidad y la magia de la vida. Para ello es imprescindible volver a bailar ¿no creéis? Mirad el vídeo y os convenceréis de ello.


Me enseñaron la vergüenza
 
Me enseñaron a avergonzarme de mi cuerpo, de mis actos, de mis pensamientos.
 
Me enseñaron que lo que pienso es absurdo, que lo que hago es ridículo, que lo que deseo es sucio.
 
Y aprendí a no decir lo que pensaba, por vergüenza de que alguien  a mi alrededor pensara algo mejor. 

Y aprendí a no hacer lo que me apetecía, por vergüenza de que alguien a mi alrededor creyera que era inoportuno. 

Y aprendí a no perseguir lo que deseaba, por vergüenza de que alguien a mi alrededor opinara que era inapropiado.

No contenta con someterme a la mirada externa, me plegué también a la vergüenza ajena. 

Y aprendí a preguntarle a la vergüenza cómo vestirme, no vaya a ser que alguien pensara que voy buscando gustar, destacar. 

Y aprendí a escuchar a la vergüenza al desnudarme, no vaya a ser que me sintiera cómoda en mi cuerpo, y me acostumbrara a enseñar(me)lo sin miedo.

Y aprendí a consultar con la vergüenza antes de abrir la boca, no vaya a ser que dijera sin filtro lo que me pasa por la cabeza, y se enterara la gente.

dejé de bailar, de reír a carcajadas, de rascarme el culo, de preguntar lo que no entiendo, de opinar lo que pienso, de compartir lo que siento, de pedir ayuda, de ponerme faldas, de ir a la playa, de comer o llorar en la calle, de ir sin sujetador, de pintarme, de salir sin pintar, de bajar a la calle despeinada, de usar esa ropa que dicen que no me pega nada, de llamar a quien echo de menos, de tomar la iniciativa, de decir que no, de decir que sí, de quejarme, de vanagloriarme, de estar orgullosa, de admitir que estoy asustada.

 
Y, a base de sentirme cada día más avergonzada, entendí que mi vergüenza nunca iba a sentirse saciada. Que toda la vida iba a imponerse entre yo y mi representante impostada. 
 

Así que busqué a mi sinvergüenza interna. Y le costó salir un poco, le daba vergüenza. 

 
Pero acabó sacándome a bailar, haciéndome dúo al cantar, saliendo conmigo a la calle con la cara sin lavar, animándome a hablar, a ignorar las cosas que me deberían avergonzar...

 
Y ahora no tengo tiempo para sentir vergüenza. Estoy ocupada viviendo.

 

 ¿BAILAMOS?

 “Si tu vida no te permite cada día bailar, jugar o vivir…¡CAMBIA DE VIDA!”

avatar
Kimiko

Personas que sienten ser más que humanos pero que desconocen su forma, que prefieren no desvelarlo a la comunidad de momento, con inestabilidades, confusas, investigando o que no saben si son o no. Gente en proceso de despertar o que no quiere abrirse aún



Mensajes : 234
Desde : 28/01/2012
Colombia Femenino Barra de advertencia. Llena 100%

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.