Otherkin Hispano
Bienvenido/a a Otherkin Hispano.

Para beneficiarte de los servicios del foro como el visualizarlo completo, poder contestar y publicar temas, tener tu perfil personal, contactar con otros usuarios o dejar de ver la publicidad etc, recuerda registrarte. Estaremos encantados de contar con una persona más. Únete gratuitamente en unos pocos y simples pasos a la comunidad (recuerda presentarte después en el subforo correspondiente).
Si ya estás registrado, conéctate.


Muerte en Japón, y el hombre demonio

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

vacio Muerte en Japón, y el hombre demonio

Mensaje por Sabrina el Lun 10 Feb 2014, 16:00

Buenas a todos, este es el primero de dos sueños que quisiera compartir hoy, siendo este el más reciente.

En este sueño, sentí como si, al principio, estuviera yo en un lago. Este lago, y el ambiente de su alrededor, era oscuro, totalmente, como si hubiese perdido las esperanzas de vivir. En el lago, veía el reflejo de lo que buscaba. El reflejo nunca se me fue mostrado en el sueño por completo, salvo por el cuerpo físico, más no el rostro, de esta persona.

Cuando estuve, mi 'mente' decidió quedarse flotando en el lago, y meditar de lo que no hacía falta, meditar del vacío que suponía ser mi vida en ese mundo, en esa realidad. El reflejo vuelve a aparecer en el lago, y, estando en este, me le quedo mirando por un buen tiempo. Era un torso muy masculino. Barajé la posibilidad de "ir" hacia esa persona, pero después pensé que sería una trampa. Sin embargo, mis deseos me traicionaron, y terminé hundiéndome en el lago, tratando de buscar a esa persona.

Mientras me hundía, veía como un individuo luminoso, con alas, aparecía. Podría especularse que fue un "ángel". Este "ángel" me llevó, inconscientemente, a una dimensión oscura, alterna de nuestra realidad. El cielo estaba grisáceo, pero parecía una ciudad. Todo estaba bien... hasta algo me dijo que era una 'ciudad de la gente muerta'. Todo lo que estas personas desearon, que pudiera ser factible en la tercera densidad, lo podían conseguir, pero la población estaba muerta.

No había una diferencia lineal, entre el bien y el mal. Espíritus "buenos" interactuaban con "malos". La ciudad era muy cómoda, y podías tener, y hacer, lo que hubieses querido hacer en vida. Mi estancia allí no duró mucho.

En una prolongación del sueño, se me dio la oportunidad de volver a ver 'algo', que "debía hacerlo". Me vi a mí misma en una Japón, remota, de los años '90s. Se podía sentir, por que la tecnología en ese entonces no era muy avanzada. La forma que tenía en ese mundo, era mi forma física actual (varón).

Durante mi estadía, estaba alojada en la casa de una mujer, bastante amable, que me pudo dar un poco de tiempo para quedarme con ella. Esta mujer estaba, frecuentemente ocupada.

Yo asistía a una escuela, pero sentía que la época era más de "vacaciones", ya que tenía un bulto lleno de ropa, que no llevaba a ninguna parte en específico. En esa escuela, se daban partidos de deportes, durante el verano.

Una vez decidí regresar de todo lo que aconteció (que fue largo), empiezo a terminar de empacar mis cosas en el bulto, que ya de por si, pesaba mucho. Veo que, en donde estaba un pequeño altar casero (presuntamente, sintoísta), todo estaba desordenado. Había un abanico de decoración, que ya no estaba, por lo que me sospeché que algo andaba mal. 

Al finalizar el sueño, la mujer estaba gritando, pidiendo por ayuda, por piedad. Gritaba algo similar a: "¡Por favor, señor Takenaka, no lo haga!". Me asomé hacia la cocina, que es donde frecuentaba estar ella, tras que su celular empezara a sonar en la sala donde estaba yo, y para mi sorpresa, eso atrajo a su atención.

No era para nada su esposo, aunque en un principio lo creí, pero cuando me di cuenta, esta mujer, en el fondo, estaba algo sola. Pero tenía un hijo, que asistía a la escuela, del cual se preocupaba.

Este señor tenía una energía llena de odio, de miedo. Algo que quiso imponer a todos los que le rodeaban. Su cara era roja, y muy parecida a la de un Oni (criatura mitológica japonesa, un demonio, básicamente), y su cuerpo era humano, con prendas blancas. Se había comido toda la cabeza de la señora. 

Este individuo, cargado de rabia, me empezó a perseguir, pero yo estaba cansada de seguir persiguiendo. Yo no quería hacer más nada. No quería seguir escapando de algo que era inevitable, y que sabía pasaría, de todas formas.

Empezó a decirme cosas, como el de querer matarme (cosa que sabía que, según la predisposición un tanto... deprimente que tuve en el sueño, era sumamente fácil).

Al final de este, vi que mi rostro estaba completamente lleno de calma, serenidad, y paz mental. Y el prosiguió a matarme. Sentí como algo me 'comía' la oreja izquierda. Para nada placentero.

Fue algo... extraño, ciertamente. ¿Podrá ser que yo me vea reflejada en la mujer, y que haya podido haber sido un intento previo por querer vivir en este mundo? Es curioso. "Takenaka" (el apellido del presunto asesino de la mujer), es muy común en Osaka, por lo que puedo apuntar a creer, que este hecho ocurrió allí, de haber podido ocurrir en la realidad .

El sueño me deja con un recuerdo desagradable, y más preguntas que respuestas.
avatar
Sabrina

En algún aspecto siente ser algo más que un ser humano

Dos o más tipos ( siendo estos seres y/o animales legendarios, inclusive si alguno de ellos es hibridado)

Kintipo(s) de sexo femenino Energías Múltiples
Mensajes : 290
Desde : 02/02/2012
Venezuela Masculino Barra de advertencia. Llena 100%

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.