Otherkin Hispano
Bienvenido/a a Otherkin Hispano.

Para beneficiarte de los servicios del foro como el visualizarlo completo, poder contestar y publicar temas, tener tu perfil personal, contactar con otros usuarios o dejar de ver la publicidad etc, recuerda registrarte. Estaremos encantados de contar con una persona más. Únete gratuitamente en unos pocos y simples pasos a la comunidad (recuerda presentarte después en el subforo correspondiente).
Si ya estás registrado, conéctate.


Pesadilla

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

siniestro Pesadilla

Mensaje por Lo Shen el Mar 25 Feb 2014, 22:07

Últimamente me he vuelto un tanto nocturna.
Esto es porque bajo la luz del Sol, me siento protegida y reconfortada.
Me ha pasado una especie de miedo a la obscuridad.

No que me aterré y no pueda dormir pero en estos días me he sentido muy inquieta al irme a dormir. No siento que la causa provenga de algo externo a mí, tal vez solo sea estrés, pero el caso es que no me siento a gusto.

Como esto es así, en lugar de dormir profundamente solo me abandono a ensoñaciones. Al igual que los animales. Por lo que tengo varios sueños cortos entre los cuales me es fácil tomar conciencia de mi habitación y de que estoy durmiendo.

Pero después de un par de noches en los que mi cuerpo no se pudo regenerar apropiadamente. No tuve más remedio que abandonarme en el onírico.

Fue así que inicio una pesadilla que procuraré no compartir los detalles de algunas cosas.


Me encontraba caminando con un amigo por un parque con varios edificios dentro del parque. El lugar era tranquilo y había Sol. Yo tenía mi forma material (muchas veces tengo apariencia de personas diferentes en los sueños). Mi amigo me dijo que lo esperara en la fuente, iba a comprar helado.

Aun cuando era un sueño estaba disfrutando de la suave brisa, el aroma a maderas y del un Sol que era tibio. Es así que se acerco a mí un hombre que me dio la apariencia de un vagabundo.

No le di mucha importancia su presencia no me incomodaba. Fue entonces que saco un libro raro de sus ropas y lo puso a mi lado, como invitándome a leerlo. Pero con lo floja que soy que iba a andar leyendo si solo estaba pensando en la brisa y en el helado que me traería mi amigo.

Como no presté atención el hombre puso aun más cerca el libro. Seguí sin inmutarme. Hasta que de plano me dijo "Toma el libro". No sé porque pero a veces tiendo a ser medio boba en los sueños y como me dijo que lo tomará lo hice.
El libro era antiguo estaba forrado como de una especie de cuero que estaba chamuscado en algunas partes. En la portada se veían unas letras raras impresas en el cuero quemado.

- Lee el libro- dijo la persona

Pero para eso ya no obedecí tan dócilmente, porque cuando me dijo que leyera el libro, presté más atención al objeto que sostenía. Había algo bastante siniestro en ese libro, algo que me advirtió "No lo hagas, puede hacerte daño". Así que baje el libro y lo puse al alcancé del señor que me lo había ofrecido.

- Lee el libro- volvió a repetir.

Lo observe con indiferencia, pues no sentía que esta persona fuera una amenaza para mí. Y no iba a leer ese libro que si que me inquietaba, aunque sabía que mientras no lo leyera todo iba a estar bien. Tomo el libro y me lo acercó.

-Lee el libro- dijo ya un tanto desesperado. -Yo sé que has percibido que este libro es un libro obscuro, pero si no lo lees, arrojaré el libro a la fuente, de esta fuente donde beben muchos que conoces y contaminara sus mentes. Pero si lo lees eso no pasara.-

Lo miré, y percibí que el libro en verdad podría contaminar con su contenido a los que bebieran de la fuente, gente que estaba lejos de la naturaleza que emitía el libro. Así que aunque no quise acepté leer el libro si eso podía salvaguardar la integridad de otras mentes. Sentía que era lo suficientemente fuerte para soportar su contenido.

Abrí el libro y tenía unas letras demasiado extrañas, pero curiosamente si las alcanzaba a entender. No todas. Pero en las primeras páginas estaba escrito un nombre que no podía descifrar. Bajo el nombre estaba un título Príncipe de **** no se alcanzaba a leer. El libro parecía ser milenario. En la primera página se leí "***... que fue forrado con aquellas almas inocentes..." Me dio escalofrío, mi ser se estremeció... El cuero del libro pertenecía a niños inocentes que habían sido sacrificados. Me rehusé a seguir leyendo. Quise alejarme. Pero el sujeto que me lo ofreció lo tomo y dijo - Lee el libro...- Amenazando con tirarlo a la fuente.

Tome el libro, comencé a leerlo pero tratándome de alejar de la fuente, para que en algún momento pudiera dejar de leer y la amenaza no se cumpliera. Al principio el libro hablaba de un príncipe antiguo, pero que había sido bastante perverso. Algo así como Calígula. En el libro se narraban las acciones, pensamientos y la esencia de esta persona.

Hablaba de varias cosas. Y el señor siempre me iba siguiendo.
Lo que alcancé a leer. Hablaba sobre que el príncipe cuando era aun muy joven, se había hecho de un pasatiempo muy singular. Paseaba por su reino y sus alrededores. Si encontraba niños jugando solos los invitaba a su palacio. A veces se trataban de niños abandonados, pero muchas veces se trataban de niños que se habían extraviado. El príncipe juntaba alrededor de 3-4 niños siempre de edades entre los 3-6 años. Que es cuando según el príncipe las almas son más puras y más genuinas.

A estos niños los invitaba a vivir en su palacio procurándolos en todo. Inventando juegos y actividades para que los niños hicieran fuertes lazos afectivos entre ellos. Él procuraba mantenerse más a raya aunque siempre ganando su confianza. 

Cuando los niños habían establecido fuertes lazos afectivos, entonces el príncipe los separaba en celdas, confinados a la soledad. Pero siempre les dejaba algún medio, de manera que con un poco de ingenio los niños pudieran seguirse comunicando entre sí. Pero esta comunicación solo podía ser por medio de las voces. El príncipe cortaba estos medios a su antojo, de manera que los niños no sabían si se encontraban totalmente solos o estaba alguno de sus amigos en alguna de las celdas.

Era así que cuando el príncipe consideraba que el momento era preciso volvía a reunir a los niños en un banquete. Del cual no les permitía comer.
Se reunían todos los niños menos uno. Del niño ausente el príncipe les pedía que le platicarán aventuras que hubieran vivido, recuerdos, emociones. Los niños compartían las experiencias con el príncipe. Al final del banquete el príncipe les decía a los niños que su amiguito que parecía ausente nunca lo había estado. Entonces el príncipe infería que lo que él había estado comiendo era a su amigo sacrificado para el banquete.

Así el príncipe se reservaba a los niños restantes para invitarlos a estos banquetes quedando cada vez un niño menos. Él se regocijaba en el sentimiento de angustía y duelo de los niños al saber perdido a un compañero. Sobre todo disfrutaba el hecho, no de que los niños estuvieran preocupados porque ellos fueran a ser servidos en el próximo banquete. Si no de la tristeza y angustia de saber que pronto perderían a una amistad muy querida.

Todo esto lo fui leyendo a tropezones, no he detallado mucho, pero había detalles que me agitaban demasiado y me detenía. Entonces la persona que caminaba de lado no me amenazaba con la fuente. Si no que decía que podía hacer caer ese libro en manos de quien fuera si yo no lo leía. Así mi amigo encontró el libro en su mochila y yo se lo quité diciendo que era mío.

Cuando hube protegido a mi amigo. El señor me dijo que yo no podía proteger a todos y que si no seguía leyendo las atrocidades descritas en el libro. El podía soplar el polvo del libro que era la esencia del príncipe para contaminar las mentes de todos los que se nos cruzaran por el camino.

Fue así que comenzó a desesperarme la situación porque el libro me hacía daño. Así que tuve que hacer acopio de toda mi razón para poder darme cuenta de que era un sueño. Sabía que si no despertaba iba a seguir en la eterna tortura de leer el libro o de estar siendo amenazada por el otro señor.

Desperté. Me sentí aliviada de despertar, pero sabía que si me volvía a abandonar a un sueño profundo iba a regresar a la misma pesadilla.

Hoy sinceramente... no tengo muchas ganas de dormir en la obscuridad... pero tengo mucho sueño!
avatar
Lo Shen

(O Telúreo/Telúrico) Personas cuya esencia es básicamente humana y terrícola o no identificados con la temática de la metahumanidad

The Fallen Child
Mensajes : 740
Desde : 20/05/2013
México Femenino Barra de advertencia. Llena 100%

Volver arriba Ir abajo

siniestro Re: Pesadilla

Mensaje por Golden Spirit el Mar 25 Feb 2014, 22:44


Vaya, la verdad es que es muy inquietante...  [:/] 
avatar
Golden Spirit

Transhumano. En algún aspecto siente ser algo más que un ser humano (pero por alguna razón no se identifica o no siente plena comodidad con los términos otherkin/therian)

Energía y Espíritu (Diversas formas)
Mensajes : 5796
Desde : 29/01/2010
España Femenino Admin

Volver arriba Ir abajo

siniestro Re: Pesadilla

Mensaje por ElenaMeyer el Mar 08 Sep 2015, 15:52

Uff
Verdaderamente estás teniendo sueños muy estresantes.
Lo, tu ya sabes lo q pienso sobre el mal trato infantil, privar de la libertad a alguien, etc.... así, nada por decir, salvo q no debes temer a la oscuridad, "a tí" en ella, NADIE, te tocará.
Abrazo

Yo
avatar
ElenaMeyer

En algún aspecto siente ser algo más que un ser humano

Angel Demonio Vampiro
Mensajes : 808
Desde : 11/12/2014
Argentina Femenino Barra de advertencia. Llena 100%

Volver arriba Ir abajo

siniestro Re: Pesadilla

Mensaje por Lo Shen el Mar 08 Sep 2015, 19:07

Gracias Miau :-)
avatar
Lo Shen

(O Telúreo/Telúrico) Personas cuya esencia es básicamente humana y terrícola o no identificados con la temática de la metahumanidad

The Fallen Child
Mensajes : 740
Desde : 20/05/2013
México Femenino Barra de advertencia. Llena 100%

Volver arriba Ir abajo

siniestro Re: Pesadilla

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.