La clave está en la "nada".

Ir abajo

vacio La clave está en la "nada".

Mensaje por Irshah el Lun 12 Mayo 2014, 14:56

El sábado por la tarde, me tiré toda la "santa" tarde en el Cerro de los Santos empapándome de energía de ese lugar especial. Tan solo quedan (en teoría) unos trozos de cerámica y algunas piedras de la antigua civilización íbera.

Tenía muchas ganas de ir a ese sito, me llamaba ese lugar. Así que nada más llegar, sentí que me encontraba bien ahí... en paz. Sentí que una madre cariñosa me abrazaba y me daba infinito cariño y amor. Sentí energía bullendo dentro de mi cuerpo. Me descalcé y sentí la tierra dentro de mí. Toqué la roca con las palmas de las manos, donde me encontraba sentada y estas se me dilataron, la sangre fluía en mi interior con fuerza.

Más tarde me relajé y con los ojos bien abiertos, quise ver todo el cerro desde donde estaba sentada, un poco más abajo. Veía círculos que se superponían unos a otros por todo el aire. Pero, ¿ eso lo estaba viendo con los ojos o con otros ojos ?. Ni idea, la cuestión es que me era imposible centrarme en un solo punto, dado que unos circulos se superponían con otros como si en realidad no tuviesen un punto central. Al menos, yo no lo pude visualizar.
Otras veces, he podido ver también esos mismos puntos... pero con peor claridad.

Me fui de allí sin que pasara aparentemente nada especial, salvo por un pequeño detalle. Interiormente yo me encontraba especial, simplemente por el hecho de notar que una madre desconocida para mí hasta ahora me había abrazado y me quería. Pero llegó el momento de abandonar el lugar, puesto que tenía que seguir avanzando. Me despedí de mi madre y le dije "hasta luego" :).

No necesitaba ver esferas de luz, ni fantasmas ni cualquier otra cosa salida fuera de lo normal. Con el abrazo de una madre me contenté xD.

El caso es que, llegué a casa y descansé. Ayer me dio por leer el Mahabharata dado que sin ser budista, soñé con Buda y quise saber un poquito más de la mitología hinduista.

Fuente: www.srichinmoy.org/espanol/recursos/relatos/relatos_mahabharata/forma_universal
La forma universal
En el campo de batalla de Kurukshetra, Arjuna había llegado a saber que Krishna era el Señor Mismo. Ahora quería ver con sus propios ojos la forma universal del Señor Krishna. La mente de Arjuna entendió la verdad, pero su corazón anhelaba ver la Verdad y vivir la Verdad. Necesitaba esta experiencia, inevitable e inaplazable. Sri Krishna graciosamente e inmediatamente le concedió la experiencia incomparable.
Él declaró: “¡Oh Arjuna, he aquí en mi cuerpo el universo entero!
Los ojos físicos de Arjuna naturalmente no vieron la Realidad. Krishna le concedió la visión celestial, el ojo Yóguico que ve lo no visto.
Arjuna vio la multitud en el Uno Supremo poseyendo miríadas de bocas, incontables ojos, ilimitadas maravillas, blandiendo armas divinas, vistiendo ropas y joyas divinas, llevando celestiales guirnaldas de excelsa fragancia. La refulgencia de mil soles explotando a la vez en el firmamento apenas habría igualado el supremo esplendor del Señor.
Arjuna gritó: “En Tu Cuerpo, oh Krishna, veo a todos los dioses cósmicos e innumerables hordas de seres. Veo al Señor Brahma sentado en Su trono de loto, y a todos los sabios y serpientes celestiales. Tú eres el Dios Primordial, el antiquísimo Purusha. Eres el Refugio Supremo del Universo. Tú eres el Conocedor, Tú eres lo Conocible, Tú eres la Morada Suprema. Lleno de Ti está el Universo entero, oh Ser de Infinitas Formas.”
Krishna dijo: “Yo soy el principio y el fin del Universo. Yo soy el Origen de la creación y Yo soy el lugar de disolución. Nada hay más allá de Mí. Todo esto está enhebrado en Mí como perlas en una sarta.”
En el campo de batalla la pelea justo estaba comenzando. Los guerreros estaban listos y ansiosos por luchar. Para su mayor sorpresa, Arjuna vio en Krishna la total extinción de las vidas de los guerreros. Todos estaban destruidos. Al ver los fuegos de la boca llameante y todo devoradora de Krishna, su mismo aliento de vida tembló y Arjuna gritó: “¡Mi Señor Supremo, imploro Tu Compasión! ¡No Te conozco! ¿Quién eres Tú?”
Krishna habló: “El Tiempo soy. El Tiempo, el poderoso destructor soy yo. Ellos están condenados. Tanto si peleas como si no, ellos ya están muertos. Incluso sin ti, tus enemigos no escaparán de la muerte. Levanta Arjuna. Gana la gloria y renombre de la victoria. Conquista a tus enemigos. Todo esto está ordenado por Mí. Tan sólo sé Mi instrumento, nada más.”
Arjuna se puso a los pies de Krishna. “A Ti ofrezco mis saludos. Mil veces, y otra vez y otra vez, Te ofrezco mis saludos. Mi falsa ilusión está ahora destruida para siempre. Por medio de Tu Gracia y Compasión sin límites he reconocido la Verdad. Todas mis dudas están despejadas. A Tu Voluntad someto mi vida incondicionalmente. Mi existencia está totalmente a Tu disposición.”


Hago especial atención en esto que dice Krishna:

Krishna dijo: “Yo soy el principio y el fin del Universo. Yo soy el Origen de la creación y Yo soy el lugar de disolución. Nada hay más allá de Mí. Todo esto está enhebrado en Mí como perlas en una sarta.”

Pero, ¿ cómo no va a haber nada más allá de él ?.
Veamos. ¿ Qué puede pasar por la mente de un embrión o bebé que está dentro de la barriguita de su madre ?. No creo que vea más allá de su cavidad en la que se encuentra. ¿ Cómo podría conectarse un poquito ese bebé con un mundo exterior ? Pues quizás tomando consciencia del cordón umbilical por el que se mantiene sujeto a otro ser que intuye que está ahí pero que no ha visto. La madre nos conecta con el mundo que existe más allá que no vemos.

Además, hago especial referencia en la etimología u origen de la palaba nada que tiene un significado bien distinto del que tenemos ahora. La "nada" viene del latín res (cosa) nata (nacida). Así por tanto, nada... significaría algo que acaba de nacer. Por tanto, echando mano de mi cerebro izquierdo, concluyo que más allá de ese universo, existe un nacimiento en otro.

Un "ser" no nace al mismo salir del cuerpo de su madre ni al romperse el cascarón del huevo. Ya es dentro, lo que ocurre es que quizás no tiene conciencia verdadera de si mismo porque todavia no ve lo que hay más allá. Para él todo su universo es esa barriga oscura o ese cascarón y muy a menudo, incluso se puede sentir solo o creerse así mismo que él es dios porque más allá no hay "nada" más. No ve nada más. Pero también puede crearse su propio mundo. Mundo que tampoco va a salir de la "nada", puesto que él conecta con otros mundos sin saberlo. La creación no surge de la "nada". Ese ser es fruto de lo que hay fuera, por tanto manifestará ahí dentro cosas de fuera xD.

Ahora bien, es inevitable que si el bebe no muere dentro (la muerte para mí es la aceptación de que uno es dios y que más allá no hay "nada" más, es una planta que no crece "hacia el cielo")... siga creciendo cada vez más y más. Un bebé que crece es porque cada vez tiene más conciencia del otro ser al que está íntimamente conectado (su madre)y de que hay mucho más ahí fuera aunque no lo podamos ver. Sentimos el amor y el ansia de la gente que se acerca a nuestra cueva por nuestra venida a un mundo nuevo.
Cuando el bebé esté preparado, simplemente la madre romperá aguas y el bebé saldrá de su universo cascarón.

En mi caso particular, por lo visto nací a los 8 meses... no a los 9. Me adelanté un mes y cuando salí la gente pensaba que estaba ante un angel porque mi cabeza irradiaba luz jajaja. Yo ya nací iluminada jajaja.
Mi madre me decía muchas veces que cuando me pusieron en sus brazos la primera vez, yo la miraba con los ojos muy abiertos directamente a los ojos como si la pudiese ver, cuando se supone que los recién nacidos no ven ;).

Pues bien, no soy un dios ni una diosa... simplemente creo que puedo ser alguien que tome consciencia bien del ser que es antes incluso de salir del cascarón ^^.

Como nota marcaré algo sobre Buda extraido de la wiki:

su verdadero ser estaba más allá de las dualidades del aferramiento y la repulsión; había trascendido el espacio y el tiempo; la vida y la muerte, que había detenido el eterno girar de la rueda del Samsara.

Ya entiendo por qué soñé con Buda jejeje.
avatar
Irshah

Transhumano. En algún aspecto siente ser algo más que un ser humano (pero por alguna razón no se identifica o no siente plena comodidad con los términos otherkin/therian)

Animales míticos. Dragón, kitsune, quimera, minotauro, animales tauromorfos, alienígena, animales con características no naturales (como demoníacos, celestiales, elementales, hibidaciones, formas o colores antinaturales), sean antropomorfos o animalescos.

Kintipos con diversos sexos Dragón
Mensajes : 1361
Desde : 29/04/2013
España Femenino Barra de advertencia. Llena 100%

Volver arriba Ir abajo

vacio Re: La clave está en la "nada".

Mensaje por Golden Spirit el Lun 12 Mayo 2014, 17:14

Muy bonita reflexión  [:buenpost:] 
Gracias por compartir.
avatar
Golden Spirit

Transhumano. En algún aspecto siente ser algo más que un ser humano (pero por alguna razón no se identifica o no siente plena comodidad con los términos otherkin/therian)

Capaz de hacer desplazamientos (cambios de "forma"). Seres "cambiadores", polimorfos (polymorph), transmorfos, almas "cambiadoras", hombres lobo ('weres' en general), etc (Shapeshifters)

Energía y Espíritu (Diversas formas)
Mensajes : 5890
Desde : 29/01/2010
España Femenino Admin

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.