Otherkin Hispano
Bienvenido/a a Otherkin Hispano.

Para beneficiarte de los servicios del foro como el visualizarlo completo, poder contestar y publicar temas, tener tu perfil personal, contactar con otros usuarios o dejar de ver la publicidad etc, recuerda registrarte. Estaremos encantados de contar con una persona más. Únete gratuitamente en unos pocos y simples pasos a la comunidad (recuerda presentarte después en el subforo correspondiente).
Si ya estás registrado, conéctate.


Campus/bliblioteca metahumano secuestrado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

vacio Campus/bliblioteca metahumano secuestrado

Mensaje por Golden Spirit el Miér 14 Mayo 2014, 13:42

Al principio del sueño, me encontraba en la calle.
Primero estaba curioseando con mi madre una clínica veterinaria que había encontrado. El veterinario era bien amable.
Después estaba con Jamiroth en una tienda. Yo estaba totalmente en estado  [yahoo]  porque había encontrado una parte con montones de peluches. Estaba decidida a llevarme un cocodrilo y un dragón de peluche.

Después de eso volvía a estar en la calle, y es cuando lo extraño comenzó.
No se bién cómo describir esto  [hum] 
Era como ver cómo dos realidades se solapaban. Por un lado veía la calle. Y por otro, se habría una extensión verde y con edificios de aspecto antiguo tras un muro, de piedra. Estaba en medio de ambos mundos, justo donde uno se juntaba con el otro.

De repente escuché a un ave y miré al cielo.
Mi sorpresa fue indescriptible cuando en las alturas vi un torreón que formaba parte del muro en torno al cual algunos grifos volaban.
Mi atención se posó en uno de aspecto blanco. Tenía aspecto de lechuza. Sus alas estaban moteadas con negro y sus cuartos traseros eran tambien blanquecinos y con una espesa y larga cola felina (de irbis).

Spoiler:

Giraba sobre si mismo haciendo toda clase de acrobacias en el aire. Gritaba junto a otros y hacían carreras.
Estaba como tonta mirando hacia arriba. No podía apartar la mirada. Pensaba....
Oh por Dios ¿que está pasando aquí? ¡Es un grifo! ¡Es el primer grifo que veo en mi vida! ¿Dónde estoy?

Me encontraba ya en la parte de este extraño edificio pero aún contemplaba la calle de donde venía. Embobada con el grifo como estaba, tropecé hacia atrás y caí. Del lado de la calle pasaban un señor y una señora que no me prestaron atención alguna. Fue ahí cuando comprendí que del otro lado, no podían verme.
Jamiroth también había cruzado y contemplaba los grifos con la misma cara de bobo que yo.

De repente, dos grifos aparecieron de la nada y se posaron frente a nosotros. Estos no me parecieron tan bonitos como el que había llamado mi atención pero igualmente eran imponentes. Su aspecto era más del típico grifo águila/león.
Parecían estar hablando entre ellos con sonidos de aves hasta que en un momento parece que se enfadaron y comenzaron a arañarse y picarse emitiendo unos sonidos imposibles de soportar.
No se por qué razón pensaba que los dragones no eran tan ruidosos... pero que tampoco serían tan rápidos como el grifo lechuza/irbis...

La discusión entre ellos terminó. Nos miraron y parecieron sonreir.
Yo estaba sin palabras. Eran realmente enormes. A cuatro patas, ya eran más altos que yo (y yo no soy precisamente baja). Nos saludaron en español y nos dieron la bienvenida.
Jamiroth se acercó a presentarse totalmente emocionado... pero los grifos... no parecían muy interesados en él. Le saludaron con algo de frialdad y se acercaron a mi con una especie de..... 'interés convenenciero' que me pareció algo falso. Quizás no era así y simplemente yo les resultaba más interesante, mostrando una sinceridad brutal con respecto a que Jamiroth no les resultaba tanto... o que ya 'habían visto varios como él'. ¿Entonces qué pensaban o veían que era yo?
Aún así no es que dejasen apartado a Jamiroth ni mucho menos.

No recuerdo bien la breve conversación, pero sí que me pasaron una tela y me obligaron a ponermela en los ojos. Decían que debía avanzar por todo el lugar tan sólo siguiendo las instrucciones de Jamiroth. A él eso le pareció genial y el juego le fascinó. A mi no me gustaba la idea... pero tuve que hacerlo.
Me la puse y seguí la voz de Jami. Hacía algo de trampa, ya que el suelo sí que podía verlo. Escuchaba a los grifos reirse y como cada vez había más risas y más murmullos. No era algo humillante, era un juego, algo así como 'la broma al novato'.
Continué siguiendo la voz e instrucciones de Jamiroth, que más de una vez me guió mal y acabé chocándome con cosas. Uno de los grifos le dijo que me guiase hasta una zona y así hizo.
Lo que ocurrió fue que me choqué con las ramas de un árbol, causando más risas. Utilicé las manos para buscar un hueco entre ellas y pasar. Eso pareció satisfacer a quienes me miraban, que me iban animando.
Cuanto más rato pasaba, menos sensación tenía de ir vendada. Los sonidos, olores, el tacto.... eran mis guías. Pero algo raro pasaba, ya que pese a tener los ojos tapados yo podía ver a través de mis párpados y de la tela.

El juego terminó, y quedé sentada en una especie de banco de piedra redondeado en cuyo centro crecía un árbol. Jamiroth estaba sentado a mi lado.
Observé el lugar. Ya no estábamos fuera, desde donde sólo se veían los picos de los edificios y el muro, si no dentro. Allí había muchas personas, de las cuales percibí una extraña energía no humana. Aquello era una especie de campus universitario/biblioteca. Había mucho verdor, muchos árboles, bancos y edificios de aspecto antiguo y pedregoso. Había buen ambiente allí.
Jamiroth estaba hablando con un grupo pequeño de personas que se habían acercado a nosotros pero yo estaba analizando el lugar. Los grifos se habían marchado pero en una zona donde también había un banco y un arbol, reposaba algo. Intenté fijarme mejor y me pareció que un hombre lobo dormitaba en el banco.

La gente me distrajo por un momento y cuando al fin pude mirar de vuelta me di cuenta de que de 'lobo' no tenía nada. Era un 'hombre-rata'.
Nos miró y se imporporó. Cuando la gente lo vió, pareció alarmarse, y comprendí por qué.

Este ser comenzó a atacarnos, lanzándonos esferas de energía. Era realmente horrendo. La gente se asustó y todos salieron corriendo en estampida. ¿Quien era ese personaje? ¿Por qué tanto miedo?
El hombre rata me disparó, y no se de donde saqué una carpeta y golpeé la esfera lejos de mi (tampoco se como la carpeta aguantó). Alguien me dijo que les siguiese así que la solté y corrí. No entendía nada.
La gente parecía dirigirse a una de las salidas del campus pero se agolpaban. ¿Qué pasaba?
Allí me encontré con Jamiroth, que tampoco entendía nada.

Las puertas no se podían abrir. Cada vez que se intentaba, una fuerza invisible las cerraba con fuerza.
El hombre rata parecía estar 'pastoreando' a todos los estudiantes hacia donde nos encontrábamos, todos estábamos allí pero obviamente el sólo era un enviado; Había una fuerza mayor detrás de todo eso, algo que no podíamos ver, pero se sentía. Y no era algo bueno.

Fue entonces cuando se me ocrrió.
-¿Alguien tiene el poder de la teletransportación?
Miré a un chico, que de repente comenzó a cambiar de aspecto su cara.
-No, eso no sirve, eso es metamorfosis...
-Yo puedo hacerlo- escuché una voz femenina entre el gentío.

Una chica rubia y de ojos azules de aspecto irritado (rojizos) salió a mi encuentro

-Entonces tu puedes sacarnos de aquí. Teletranspórtanos al otro lado del muro.
-Lo intentaré....

Esta chica, no era del todo humana. Bueno, ninguno de los que nos encontrábamos allí lo éramos, pero pude ver claramente que ella era un vampiro, y que tenía un control sobre la energía bastante aceptable.
Agarró al compañero que tenía mas cerca por los hombros y lo miró fijamente. Se concentró, todos esperamos. Cuando parpadeó, el chico desapareció. Ya estaba a salvo, huyendo por el otro lado.

-Es perfecto. Vas a tener que hacerlo muchas veces, espero que no te agotes....
-No hay problema...

Me agarró por los hombros y nos miramos fíjamente a los ojos. Parpadeó. Nada ocurrió.
Volvió a concentrarse. Parpadeó muchas veces, pero nada ocurría. Ella estaba desconcertada. Enconces supimos por qué. Al parecer, se habían dado cuenta de que nuestro compañero había sido teletarnsportado fuera y un escudo transparente recubría el lugar donde nos encontrábamos.
La gente gritó enfadada, frustrada. ¿Por qué nos retenían?

Miré a la chica, intentando transmitirle mi gratitud y ella sonrió. No hicieron falta más palabras.
Entonces mi atención se posó en dos chicos. Más bien ya hombres.
Uno de ellos, era muy parecido a un personaje de la serie Babylon5 llamado Byron, un telépata de alto nivel.
Al mirarlo me di cuenta de que no sólo era telépata (como el Byron de la serie), si no también vampiro.
Junto al otro hombre, estaban cerca de la puerta, cada uno a un costado de ella. Entre ambos parecían estar probando algo. Vi como la puerta se abría momentaneamente para cerarse de un portazo.

Ambos estaban concentrados...
Y al fin, pareció que una grieta se abría en el escudo y la puerta se abría. Ellos mantenían la puerta abierta ya que de no hacerlo, volvería a cerrarse de un portazo aunque la grieta siguiese abierta.
Él llamó nuestra atención. Nos pidió que antes de salir nos agarrásemos de la mano unos con otros, formando una fila. No debíamos soltarnos por nada del mundo porque entonces nos descubrirían.
Pude escuchar pensamientos en el aire y como un grupito de vampiros se comunicaba. Este hombre que había rajado el escudo les decía que dependía de ellos que no nos descubriesen a todos, que el escudo que nos rodearía dependía de que todos siguiésemos agarrados para que la anergía circulase y de que ellos lo mantuviesen. Todos le respondían que lo harían bien, que saldríamos todos y que quedase tranquilo...

Y así fue como todos nos agarramos fuertemente de las manos y comenzamos a andar en fila. El que se encontraba delante tenía la obligación de asegurarse de que el que le seguía continuase bien agarrado de su mano.
Al hacerlo, pude sentir como si cada X distancia en la fila, hubiese un pilar energético que ascendía y cubría una manta eterea sobre nosotros. Supe que eran estos vampiros. La energía corría entre todos... y comprendí por qué no debíamos soltarnos. Si uno solo se soltaba el flujo se rompería y el escudo caería.
Vi a la chica de los ojos azules, y esta me miró. Me transmitió seguridad, que confiara en ellos.

Comenzamos a salir por la grieta, cautelosos, en silencio, agarrados.
Afuera solo había verdor. Nada de edificios, ni gente, ni seres. Nada.
Caminé por la hierba, agarrada fuertemente... no nos veían, todo iba bien...

Y desperté.
avatar
Golden Spirit

Transhumano. En algún aspecto siente ser algo más que un ser humano (pero por alguna razón no se identifica o no siente plena comodidad con los términos otherkin/therian)

Capaz de hacer desplazamientos (cambios de "forma"). Seres "cambiadores", polimorfos (polymorph), transmorfos, almas "cambiadoras", hombres lobo ('weres' en general), etc (Shapeshifters)

Energía y Espíritu (Diversas formas)
Mensajes : 5835
Desde : 29/01/2010
España Femenino Admin

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.