Otherkin Hispano
Bienvenido/a a Otherkin Hispano.

Para beneficiarte de los servicios del foro como el visualizarlo completo, poder contestar y publicar temas, tener tu perfil personal, contactar con otros usuarios o dejar de ver la publicidad etc, recuerda registrarte. Estaremos encantados de contar con una persona más. Únete gratuitamente en unos pocos y simples pasos a la comunidad (recuerda presentarte después en el subforo correspondiente).
Si ya estás registrado, conéctate.


El Necronomicón

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

vacio El Necronomicón

Mensaje por Invitado el Jue 28 Abr 2011, 18:49

El Necronomicón (en griego νεκρονομικόv) es un grimorio (libro mágico) ficticio, ideado por el escritor estadounidense Howard Phillips Lovecraft, uno de los maestros de la literatura de terror y ciencia ficción.La etimología de Necronomicón es más transparente de lo que suele creerse. Aunque la forma no está testimoniada en griego antiguo, se trata de una construcción análoga a adjetivos comunes como ἀστρονομικός (astronómico), o οἰκονομικός (económico). Estos adjetivos están formados por tres elementos: Un lexema (ἀστρο-, οἰκο-, νεκρο-) + el lexema νόμος ('ley, administración') + el sufijo -ικος, sin significado, que sirve para formar adjetivos. Así pues, astronómico significa etimológicamente "relativo a la ley u ordenación de los astros"; el neologismo necronómico sería "relativo a la ley (o las leyes) de los muertos".
Cuando estos adjetivos se ponen en neutro singular (ἀστρονομικόν) o plural (ἀστρονομικά), adquieren un valor genérico: en el ejemplo, "lo relativo a los astros", "las cosas relativas a la ordenación de los astros". Necronomicón, neutro singular, es por tanto "(el libro que contiene) lo relativo a la(s) ley(es) de los muertos", del mismo modo que el Astronomicon del poeta latino Marcus Manilius (s. I d. C.) es un tratado sobre los astros.
En una carta de 1937 dirigida a Harry O. Fischer Lovecraft revela que el título del libro se le ocurrió durante un sueño.1 Una vez despierto, hizo su propia interpretación de la etimología: a su juicio significaba «Imagen de la Ley de los Muertos», pues en el último elemento (-icon) quiso ver la palabra griega εἰκών (latín icon), «imagen».2
[editar]Descripción

Según H.P. Lovecraft, el Necronomicón es un libro de saberes arcanos y magia ritual cuya lectura provoca la locura y la muerte. Pueden hallarse en él fórmulas olvidadas que permiten contactar con unas entidades sobrenaturales de un inmenso poder, los Antiguos, y despertarlas de su letargo para que se apoderen del mundo, que ya una vez fue suyo.
Se supone que esta dividido en cuatro libros:
Libro Capítulos Descripción
I
42
Cuenta las grandezas de los Primigenios y sus legiones; y el esplendor de los Dioses.
II
19
Habla sobre lo acontecido en el año de la muerte y el temido Nyarlathotep.
III
36
Narra acerca de la magia, de sus rituales, y secretos.
IV
Aquí se describe lo escrito en el Libro del Destino, que anuncia lo que sucederá en la sagrada Orden.
Quizás la cita más famosa del Necronomicón en la narrativa de Lovecraft es ésta:
«Que no está muerto lo que yace eternamente, y con los eones extraños incluso la muerte puede morir».
El Necronomicón aparece en gran parte de los escritos de Lovecraft, que cita también otros libros de magia, como De vermis mysteriis (en latín, "Sobre los misterios del gusano") y Le culte des goules (que en francés quiere decir "El culto de los gules"), atribuido al Conde D'Erlette (un guiño a August Derleth, miembro del "Círculo de Lovecraft"). Otros de los libros, reales o no, que aparecen en las ficciones de Lovecraft son: los fragmentos o manuscritos pnakóticos; Image du Monde, de Gauthier de Metz y "El gran dios Pan" de Arthur Machen.
[editar]Orígenes

En 1927, Lovecraft escribió una breve nota sobre la autoría del Necronomicón y la historia de sus traducciones, que fue publicada en 1938, tras su muerte, como Una historia del Necronomicón.3
Según esta obra, el libro fue escrito con el título de Kitah Al-Azif (en árabe: "el rumor de los insectos por la noche", rumor que en el folclore arábigo se atribuye a demonios como los djins y gules) alrededor del año 738 d.C. por el poeta árabe Abdul Al-Hazred (cuyo nombre original podría haber sido Abdala Zahr-ad-Din, o Siervo-de-Dios-Flor-de-la-Fe), de Saná (Yemen). Se dice que Alhazred murió a plena luz del día devorado por una bestia invisible delante de numerosos testigos, o que fue arrastrado por un remolino hacia el cielo.
Lovecraft abunda en datos para hacer verosímil la existencia del libro. Por ejemplo cita como uno de sus compiladores a Ibn Khallikan, erudito iraní o árabe que existió realmente.
También cuenta que hacia el año 950 fue traducido al griego por Theodorus Philetas y adoptó el título actual griego, Necronomicón. Tuvo una rápida difusión entre los filósofos y hombres de ciencia de la Baja Edad Media. Sin embargo, los horrendos sucesos que se producían en torno al libro hicieron que la Iglesia Católica lo condenara en el año 1050. En el año 1228 Olaus Wormius tradujo el libro al latín, en la que es la versión más famosa, pues (siempre según la ficción lovecraftiana) aún quedan algunos ejemplares de ella, mientras que los originales árabe y griego se creen perdidos.3
A pesar de la persecución, según Lovecraft se realizaron distintas impresiones en España y Alemania durante el siglo XVII. Supuestamente, se conservarían cuatro copias completas: una en la biblioteca Widener de la Universidad de Harvard, dentro de una caja fuerte; una copia del siglo XV, en la Biblioteca Nacional de París; otra en la Universidad de Miskatonic en Arkham (EEUU) y otra en la Universidad de Buenos Aires. Además, quedarían algunos fragmentos dispersos en Simancas.
[editar]Ficción verosímil

Sobre el carácter ficticio del libro, Lovecraft escribió lo siguiente:
Ahora bien, sobre "los libros terribles y prohibidos", me fuerzan a decir que la mayoría de ellos son puramente imaginarios. Nunca existió ningún Abdul Alhazred o el Necronomicón, porque inventé estos nombres yo mismo. Luwdig Prinn fue ideado por Robert Bloch y su De Vermis Mysteriis, mientras que el Libro de Eibon es una invención de Clark Ashton Smith. Robert E. Howard debe responder de Friedrich von Junzt y su Unaussprechlichen Kulten.... En cuanto a libros escritos en serio sobre temas oscuros, ocultos, y sobrenaturales, en realidad no son muchos. Esto se debe a que es más divertido inventar trabajos míticos como el Necronomicón y el Libro de Eibon.1
De hecho, el famoso árabe loco Abdul Alhazred no es más que un apodo que él mismo se puso en la infancia, inspirado en la reciente lectura de Las mil y una noches (Alhazred = all has read, el que lo ha leído todo).
Lovecraft logró hacer un excelente engaño al aportar datos respecto al Necronomicón. Por ejemplo, señalaba que quedaban muy pocos ejemplares de tal libro "prohibido" y "peligroso". En el cuento "El horror de Dunwich" se ubican ejemplares en la Universidad de Buenos Aires, en la Biblioteca de Widener de Harvard, la Biblioteca Nacional de París, en el Museo Británico y en la inexistente Universidad de Miskatonic en la ciudad de Arkham (que aparece repetidamente en los cuentos de Lovecraft). Tanto es así que muchos creen efectivamente en la existencia de tal libro y se han dado casos de sujetos estafados al comprar los supuestos "originales" del Necronomicón.
Sin lugar a dudas, este libro tiene la fama de dar pie a las más grandes confusiones. Se pueden encontrar páginas en internet que pretenden desvelar sus misterios y hasta lugares donde se ofrece a la venta. Es frecuente que se cometan estafas, ofreciendo "ejemplares del Necronomicón" réplicas de grimorios medievales.
August Derleth cuenta en su artículo "The Making of a Hoax" cómo en la publicación "Antiquarian Bookman" aparece un anuncio, en 1962, que dice:
Alhazred, Abdul. Necronomicón, España 1647. Encuadernado en piel algo arañada descolorida, por lo demás buen estado. Numerosísimos grabaditos madera signos y símbolos místicos. Parece tratado (en latín) de Magia Ceremonial. Ex libris. Sello en guardas indica procede de Biblioteca Universidad Miskatonic. Mejor postor.
En el mismo artículo se cuenta que una vez un estudiante gastó la broma de incluir su ficha en el registro de la Biblioteca General de la Universidad de California, en la sección BL 430, dedicada a las religiones primitivas.4 Así el Necronomicón fue pedido insistentemente (incluso por profesores). Se dice que Jorge Luis Borges creó una ficha sobre el mismo en la Biblioteca Nacional de Argentina, así como que en el catálogo de la Biblioteca de Santander (España) aparecía también una versión latina del libro.
Numerosos escritores y artistas han intentado hacer realidad esta ficción, con lo que se han publicado muchos libros con este título. Normalmente se procura mantener el misterio y en el mismo libro no se incluyen aclaraciones explicando que es falso. Algunos de estos necronomicones son simples listados de los primigenios más conocidos, junto a símbolos y oraciones sin significado imitando burdamente el estilo de Lovecraft, pero existen también algunos muy cuidados, valiosos y dignos de colección. Por problemas de derechos de autor, algunos de ellos no contienen las frases que Lovecraft inventó como citas del Necronomicón en sus relatos.
El extraordinario dibujante H. R. Giger publicó una recopilación de sus dibujos bajo el título Giger's Necronomicon, en dos volúmenes, en una edición muy cuidada pensada para coleccionistas (encuadernados en piel negra, 666 ejemplares, con un holograma escondido). La editorial española La factoría de ideas ha publicado también con este título un libro de relatos escritos por seguidores de Lovecraft. Cabe destacar el Necronomicón de Donald Tyson (publicado en 2004 por Edaf), escrito como la biografía en primera persona de Abdul Alhazred, siguiendo el estilo literario de los escritores árabes, y que recoge y explica todos los mitos y ciudades que aparecen en los relatos de Lovecraft, incluyendo la explicación del origen del mundo con el estilo trágico de Lovecraft.
[editar]Referencias cinematográficas

La Novena Puerta: en la película La Novena Puerta, de Roman Polanski y protagonizada por Johnny Depp, el libro que en la película aparece "De Umbrarum Regni Novem Portis" está supuestamente inspirado en el Necronomicón, y también se afirma que el Demonio es el autor del Necronomicón. La película esta basada en la novela del escritor español, Arturo Pérez-Reverte, titulada "El club Dumas".
The Evil Dead una cinta de terror (humor negro), dirigida por Sam Raimi y protagonizada por el actor Bruce Campbell. La trama se desarrolla con unos jóvenes que encuentran un extraño libro, que resulta ser el "Libro de los Muertos" y que está encuadernado en piel humana, escrito con sangre y sus páginas contienen fórmulas y rituales para devolver a la vida una serie de entidades malignas. En las secuelas de la película: Terroríficamente Muertos y El Ejército de las Tinieblas sigue teniendo gran relevancia el Necronomicón.
Hellboy (pelicula) película dirigida por Guillermo del Toro y protagonizada por Ron Perlman. La cabecera de la cinta nos ofrece la cita: "En las regiones más frías del espacio, las monstruosas entidades Ogdru Jahad, permanecen dormidas en su prisión de cristal esperando para reclamar la Tierra... y quemar los Cielos. (Des Vermis Mysteriis, página 87). Toda la cinta recoge aspectos del mundo paranormal y hacia el final de la misma se puede ver el horror tentacular emergiendo desde su prisión de cristal y accediendo por el portal hacia la tierra.
[editar]Véase también

Mitos de Cthulhu
Howard Phillips Lovecraft
[editar]Referencias

↑ a b Notas con respecto al Necronomicon en las cartas de Lovecraft
↑ Historia del Necromicon.
↑ a b H. P. Lovecraft: Historia del Necronomicón
↑ LLopis Paret, Rafael, Los mitos de Cthulhu. Alianza Editorial, 2ª Ed., Madrid 1970, págs 50-51. ISBN 978-84-206-3666-5
[editar]Bibliografía

Al Azif: El Necronomicón escrito por L. Sprague de Camp (1973, edición inglesa ISBN 1-58715-043-3)
El Necronomicón de "Simon" (1979, edición inglesa ISBN 0-380-75192-5)
Las Puertas del Necronomicón de "Simon" (2006, edición inglesa ISBN 0-06-089006-1)
H.R. Giger's Necronomicon', colección de dibujos de H.R. Giger (1991, edición inglesa ISBN 0-9623447-2-9)
Necronomicon II de H.R. Giger
The Necronomicon editado por George Hay (1993, edición inglesa ISBN 1-871438-16-0)
Necronomicón: El libro maldito de Alhazred por Donald Tyson (2004, edición española ISBN 84-414-1648-6)
El Necronomicón. Relatos basados en los mundos de H. P. Lovecraft editado por Robert M. Price. Colección de relatos. (2002, edición española ISBN 84-8421-507-5)
El Necronomicón (2008, La factoría de ideas, tercera edición. ISBN 978-84-9800-398-7)
Pietro Pizzari - Necronomicon. Magia nera in un manoscritto della Biblioteca Vaticana. (ed. Atanor, Roma, 1989)

Realida o mentira averiguenlo uds, ademas aqui mas ayuda: http://www.4shared.com/document/cRTCvHJs/Necromicon_-_El_Libro_de_los_H.htm

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

vacio Re: El Necronomicón

Mensaje por zicko el Vie 29 Abr 2011, 22:45

hola esta bueno, pero si lo sacas de wikipedia dilo o trata de editarlo para k no se note XD!!!!!!!
avatar
zicko

(O Telúreo/Telúrico) Personas cuya esencia es básicamente humana y terrícola o no identificados con la temática de la metahumanidad

Mensajes : 137
Desde : 26/11/2010
Chile Masculino Barra de advertencia. Llena 100%

Volver arriba Ir abajo

vacio Re: El Necronomicón

Mensaje por Fenrir el Jue 13 Mar 2014, 22:41

Hola, Primero quisiera decir que el titulo del articulo o seccion esta mal escrito le falta un *no*.

Por un tiempo estube leyendo h.p lovecraft, bueno audio narraciones muy buenas de *noviembre nocturno* un usuario de ivoox, en estas explicaban respecto a ese libro y lovecraft en una carta a uno de sos *admiradores* le escribia de este libro y donde estaban 4 o 5 copias de este libro distribuidas en el mundo. tambien comentaba que habia una en argentina  en la biblioteca central que no se cual es y que muchas personas estaban apuntadas en el libro para solicitarlo a la biblioteca, Aunque nunca nadie vio ese libro, maldita kristina xD....

Tambien nombraba otras bibliotecas relativamente conocidas. Howard Philips Lovecraft era conocido como el creador del *horror cosmico*, A este le siguio el mas conocido Edgar allan poe, que aunque no logro entender como se le conozca mas a el que a lovecraft. Yo en lo personal no sabria si decir que era solo un escritor  y le piraban las chapitas, o realmente sabia algo, ya que de estas copias del *necronomicon* *el libro de los muertos*  solo 1 se encontro. ;3
avatar
Fenrir

En algún sentido existe una conexión con uno o más animales (referido SÓLO a animales REALES, incluidos extintos)

Kintipo(s) de sexo masculino Licántropo (Lobo/Tigre)
Mensajes : 72
Desde : 16/01/2012
Uruguay Masculino Barra de advertencia. Llena 100%

Volver arriba Ir abajo

vacio Re: El Necronomicón

Mensaje por Aleksander Vladimirov el Vie 14 Mar 2014, 01:02

No sigas buscando, el libro tal y como lo pintan no existe. Lovecraft creó todo un universo ficticio inspirándose en los múltiples temas ocultistas de la basta biblioteca de un familiar (creo que era su tío) que algunos dicen que tenía vínculos con la masonería. De pequeño Howard fue un niño enfermizo y en los libros de este familiar encontró un refugio a su soledad (soledad que le acompañó durante toda su vida). Si bien es cierto que muchos de sus relatos están basados en pesadillas que a veces tenía, a menudo inducidas por la fiebre y su frágil salud.
avatar
Aleksander Vladimirov

(O Telúreo/Telúrico) Personas cuya esencia es básicamente humana y terrícola o no identificados con la temática de la metahumanidad

Mensajes : 1390
Desde : 04/08/2011
España Masculino Barra de advertencia. Llena 100%

Volver arriba Ir abajo

vacio El Necronomicón astral: la conexión Lovecraft-Crowley

Mensaje por Golden Spirit el Mar 30 Sep 2014, 01:53



El ocultista británico Kenneth Grant plantea una hipótesis tan interesante como deliciosamente irracional.

En su libro de 1972, El renacimiento mágico (The Magical Revival), Grant teoriza sobre una posibilidad inquietante: que el escritor norteamericano H.P. Lovecraft y el ocultista inglés Aleister Crowley, en realidad escribían sobre las mismas entidades monstruosas; el primero en sus celebérrimos Mitos de Cthulhu, y el segundo en distintas obras esotéricas.

El resultado de esta hipótesis, a la que no le faltan ingredientes escabrosos, apunta hacia la existencia etérea de un manuscrito que contiene toda la historia del universo.

Para explicarnos en detalle debemos retroceder en el tiempo e indagar en esta supuesta conexión entre H.P. Lovecraft y Aleister Crowley.

Las experiencias sobrenaturales de Kenneth Grant comienzan en 1939, durante la Segunda Guerra Mundial; época en la que recibe "mensajes" de una entidad no humana llamada S'lba. En 1944, ya a salvo de las vicisitudes de la guerra, Grant, de veinte años de edad, conoce a Aleister Crowley, que contaba con sesenta y nueve; quien rápidamente se convierte en su mentor. De él aprende los arcanos de una fe antiquísima, tan antigua como el más remoto de los lunáticos, asimilando además una sensibilidad que supuestamente le permitía entrar en contacto directo y discrecional con diversas entidades extrahumanas.

Tras la muerte de Aleister Crowley, Grant se convierte en la cabeza de otra secta de corte esotérico: la Orden Tifoniana, cuyo profeta era nada menos que H.P. Lovecraft.

Habiendo conocido en persona a Aleister Crowley, y acaso a H.P. Lovecraft, Kenneth Grant comenzó a esbozar una idea que iría ganando terreno en su círculo de adeptos: que Aleister Crowley, hombre vigoroso que vivía su fe en criaturas preternaturales con total decisión, era en realidad el extremo opuesto de un mismo principio, en este caso, narrativo, soñado por H.P. Lovecraft.

Ambos, según Grant, se acercaron a la misma realidad, las mismas criaturas amorfas, las mismas arquitecturas demenciales, sólo que eligieron caminos distintos para llevarlas al plano de la realidad. El primero escribió sobre ellas de un modo directo, el segundo, mediante los sueños y la literatura.

La conexión Crowley-Lovecraft es de naturaleza etérea, sutil, ya que no se conocieron personalmente; aunque ambos estaban familiarizados con la obra del otro. Grant sostiene que Aleister Crowley y H.P. Lovecraft no sólo aludieron a las mismas fuerzas oscuras, sino al mismo manuscrito cósmico en donde quedan registradas, con total crudeza, las realidades, mundos, civilizaciones y criaturas que hierven en el universo desde que éste emergió de la noche primigenia.

A este manuscrito, similar en su concepción a los Archivos Akásikos, lo llamó el Necronomicón Astral (The Astral Necronomicon).

Existen dos formas de acceder a ese saber prohibido: mediante la meditación profunda (Aleister Crowley) y a través de sueños autoinducidos (H.P. Lovecraft).

H.P. Lovecraft, debido a su constitución racional y lógica, se habría escandalizado frente a esta teoría, aunque en el terreno práctico no hubiese tenido alternativa más que admitir que el origen de sus Mitos de Cthulhu son nétamente oníricos.

La idea de que cada hebra del universo vibra en todos los átomos, y que su historia puede rastrearse tanto en una mota de polvo estelar como en las células epidérmicas que se renuevan por millones a cada día, no es nueva, e incluye a hombres de la talla de Emanuel Swedenborg y William Blake. La constitución física del hombre, pensada únicamente para desarrollarse en la Tierra, también puede acceder a esa Totalidad al silenciar su conciencia, ya sea a través de la meditación o del sueño, abriéndose con nuevos sentidos a una impresión indeleble que habita incluso en él mismo.

El poeta traerá esas visiones a su realidad banal y las imprimirá en su obra mediante imágenes que, a simple vista, parecen irracionales, imposibles, que repugnan a la razón, pero que bajo ciertos estados emocionales pueden penetrar en nosotros como un viento frío que sacude los postigos o el lamento de un perro en la distancia, es decir, cosas y sonidos naturales que repentinamente se tornan ominosos sin una razón aparente.

El mago, por su parte, llevará las visiones con un espanto aún mayor, ya que no las cree un producto de su imaginación subconsciente, sino como jirones de una realidad inabarcable para su intelecto pugnando por adueñarse de su personalidad.

Los hechos: H.P. Lovecraft y Aleister Crowley escribieron sobre lo mismo pero con diferentes nombres, así como tú y yo pensamos en rosas distintas si alguno de los dos dice la palabra "rosa". Ambos sabemos a qué nos referimos, aunque las texturas, el volumen y la tonalidad de nuestras flores discrepen por completo.

Jamás sabremos a ciencia cierta si sobre lo que consideramos "real" existe un infinito universo de posibilidades, incluso ocupando el mismo espacio que nosotros; y al que algunas mentes, excesivamente despiertas, pueden acceder para acercarnos sus maravillas con total -o nula- discreción.

Lord Aelfwine.


http://elespejogotico.blogspot.com.es/2012/04/necronomicon-astral-lovecraft-crowley.html
avatar
Golden Spirit

Transhumano. En algún aspecto siente ser algo más que un ser humano (pero por alguna razón no se identifica o no siente plena comodidad con los términos otherkin/therian)

Energía y Espíritu (Diversas formas)
Mensajes : 5770
Desde : 29/01/2010
España Femenino Admin

Volver arriba Ir abajo

vacio Re: El Necronomicón

Mensaje por Invitado el Dom 23 Nov 2014, 05:33

Sobre el Necronomicón se dicen muchas cosas..ciertamente Lovecraft logró crear un mito bien potente en torno al libro.
Personalmente me he topado con dos versiones de él, una un tanto extensa y con una cantidad de rituales, ceremonias y oraciones bastante grande, y otra más corta, con rituales más enfocados en Kutulu (supuesta grafía árabe de Chthulhu) y los demás primigenios. La efectividad de los rituales descritos la desconozco, pero desde una perspectiva "caota", cualquier práctica potencialmente sería efectiva, y si no, se descarta y se usa otra. 
Pienso que Lovecraft no sólo leyó demasiado, puesto que los autores clásicos de ocultismo (grimorios y técnicamente todo lo que había hasta la mitad del siglo pasado) muchas veces no son tan explícitos en cuanto a las sensaciones que se tienen al realizar ciertos trabajos. Lovecraft logra describir las sensaciones que se tienen al estar interactuando con entidades de otros planos de una manera muy precisa. Realmente pienso que muchos sueños de Lovecraft fueron mucho más que sueños, y mucho de lo que describe perfectamente pudo vivirlo estando consciente de ello, y luego quizá lo haya escrito como una fantasía, algo así como información camuflada.
Ahora, volviendo al tema del Necronomicón, las distintas versiones de éste han ayudado a crear verdaderos cultos a los primigenios y varios libros o artículos de "Magia Lovecraftiana", así que algo de efectividad ha de tener este misterioso grimorio. 
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

vacio Re: El Necronomicón

Mensaje por Golden Spirit el Mar 22 Mar 2016, 00:08




Hoy David presenta un tema fascinante; ¿Existió realmente el libro de los muertos llamado Necronomicon del que hablaba Lovecraft en sus novelas? ¿A qué fuente de información tuvo acceso este genio de la literatura fantástica? ¿Cómo podía Lovecraft inventar conceptos metafísicos que se acercan tanto a la física cuántica actual? En este video, tratamos la posibilidad de que quizás exista un libro parecido al Necronomicon. Un libro capaz de abrir las puertas del infierno...
avatar
Golden Spirit

Transhumano. En algún aspecto siente ser algo más que un ser humano (pero por alguna razón no se identifica o no siente plena comodidad con los términos otherkin/therian)

Energía y Espíritu (Diversas formas)
Mensajes : 5770
Desde : 29/01/2010
España Femenino Admin

Volver arriba Ir abajo

vacio Re: El Necronomicón

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.