Otherkin Hispano
Bienvenido/a a Otherkin Hispano.

Para beneficiarte de los servicios del foro como el visualizarlo completo, poder contestar y publicar temas, tener tu perfil personal, contactar con otros usuarios o dejar de ver la publicidad etc, recuerda registrarte. Estaremos encantados de contar con una persona más. Únete gratuitamente en unos pocos y simples pasos a la comunidad (recuerda presentarte después en el subforo correspondiente).
Si ya estás registrado, conéctate.


El Código Secreto de la Biblia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

vacio El Código Secreto de la Biblia

Mensaje por Aleksander Vladimirov el Sáb 25 Oct 2014, 23:14

A mediados de los años 90 del pasado siglo XX Michael Drosnin publica un libro titulado "El Código Secreto de la Biblia" en el cual afirmaba haber encontrado un código secreto en las sagradas escrituras hebreas, haciendo para ello usos de complejas matrices y gracias a los ordenadores. Durante más de una década tanto el libro como sus secuelas contaron con una gran popularidad y muchos creían en este supuesto código secreto. No obstante a finales de la primera década del siglo XXI tanto la popularidad del Código como la del autor y su libro cayeron en picado al errar en las predicciones de su último libro (destrucción de Los Ángeles en el año 2006, por ejemplo)... El Código Secreto de la Biblia... ¿realidad pero impreciso? ¿o timo?... decidan...



El código secreto de la Biblia



[ltr]El código secreto de la Biblia es un libro publicado en los Estados Unidos 1997,1 escrito por Michael Drosnin que sostiene la hipótesis de la existencia de un código bíblico en la Torá judío (el Pentateuco de la Biblia cristiana). Este descubrimiento se le atribuye al matemático israelí Eliyahu Rips quien, según el libro, verificó la existencia de este código tras cumplirse una predicción con fecha exacta.
Drosnin, que se declara ateo, habla en el libro de cómo se descubrió el código, en que consiste, la información oculta en la Torá acerca de la historia de la humanidad posterior a la escritura de esta y que ayudaría a verificar que efectivamente existe información codificada y aventura alguna predicción catastrófica sobre el futuro. Además el libro incluye varias entrevistas del autor con personas importantes de diversos gobiernos, en su búsqueda por evitar que esas predicciones catastróficas tengan lugar.
El libro permaneció durante mucho tiempo en las listas de los más vendidos2 y tuvo dos secuelas tituladas "El nuevo código secreto de la Biblia" que se publicó en 20023 y "El código secreto de la biblia III: la predicción final"4 que se publicó en 2006 en EE.UU.. La primera secuela no aportaba nada nuevo, simplemente contenía reflexiones sobre los posibles aciertos y fallos de las pretendidas predicciones que habían realizado desde la publicación del primer libro hasta la aparición del segundo y relataba más entrevistas con dignatarios de los países implicados en las predicciones.
Tras la publicación del libro, aparecieron a disposición del público varios programas de ordenador, entre ellos el original que había usado Rips para descifrar el código y otros que lo imitaban con mejor o peor fortuna. Actualmente existe una gran cantidad de personas que utilizan estos programas para escudriñar en la Torá acerca de los eventos del presente y el futuro.[/ltr]



fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/El_c%C3%B3digo_secreto_de_la_Biblia




El Código Secreto de la Biblia
         Desde tiempos de la Segunda Guerra Mundial, un Rabino llamado Michael Weissmandel se percató de que algo raro había oculto en La Torá, también conocido como el Pentateuco o "Los Libros de Moises". De una manera asombrosa, el rabino estableción una pauta de codificación con todas las letras en hebreo que componían el Génesis ( 1º de los libros). 
         Se dió cuenta de que la palabra TORA si se descomponía en letras y se contaba 50 saltos entre una y otra, aparecía perfectamente ordenada y clara en los textos.
         Desde aquel entonces, han sido muchos los estudiosos del Famoso Código Secreto de la Biblia, sobre todo, cuando el periodista Michael Drosnin publicó un libro que en poco tiempo se convirtió en un Best Seller mudial. En dicho libro, se habla de un código oculto que profetiza hechos y relaciona a personajes. También dice que ahí, estamos todos y ... parece que es verdad. 
El Código Secreto De La Biblia
 

¿Es cierto que en la Torá ( Pentateuco )  existe un código oculto que contiene hechos proféticos relacionados con muchas de las personas que hoy habitan nuestro planeta?
 

Por : Pedro Amorós
 

El Comienzo
 


El Código secreto de la Biblia de Michael, Drosnin. Plantéa una serie de coincidencias que según el autor son profecías ocultas en la Torá.
           Quizá para comenzar con estas breves reflexiones acerca del enigmático código que presumiblemente se encuentra oculto en la Biblia, tendríamos que remontarnos a tiempos en los que los apóstoles dilucidaban como expresar y transmitir las enseñanzas e incluso textos que probablemente hubieran existido ya en aquel entonces y que éstos conocían. 

           En el interior y entre las páginas del Antiguo Testamento para los cristianos o bien el Tanaj para los judíos, se gestaba una semilla que con el paso del tiempo comenzó a germinar de manera curiosa. Parece ser que los “hacedores” de tales obras, ocultaron –según algunos estudiosos- un código cifrado y encriptado, que tendría que esperar a la invención de las computadoras para poder ser comprendido y observado.
           Podríamos decir sin temor a equivocarnos que fue en tiempos de la Segunda Gerrra Mundial cuando un rabino llamado Michael Weissmandel mientras estudiaba la versión original –en hebreo- de La Torá, también conocida como el Pentateuco o “Los Libros de Moisés” y que se considera  como la ley de la religión judía, encontró algo muy curioso.
 
 

El Funcionamiento del Código
 
            La Torá está compuesta de cinco libros sagrados: Génesis, Éxodo, Levítico, Números y  Deuteronomio. Estos libros van narrando cronológicamente las vivencias y acontecimiento que el pueblo de Israel ha ido atravesando durante la historia.
            Pues bien, este rabino, comenzó a buscar ciertas letras en ellos, comenzando por el Génesis. Poco a poco se percató de que algunas de las letras que a su vez conformaban palabras, aparecían equidistantes entre sí y además de una forma correlativa. 
            Para ello eliminó los espacios en blanco y los signos de puntuación, obteniendo una cadena larguísima de letras. Luego con estas realizaba “matrices” o tablas en los que a modo de cuadros era más sencillo ver los saltos entre letra y letra.
 
Veamos un ejemplo: la palabra  “mesa” :
 
“estoesunejeMplodecomosEdebenrepreSentarlasclAvesdelcodigoparaquesal”
 


Eliyahu Rips, un matemático que apostó por descifrar el código secreto de la Torá y para ello creó un programa informático capaz de hacerlo.
            Aunque hemos forzado un poco la frase para que saliese el ejemplo, salta a primera vista que la distancia entre las letras que conforman la palabra “mesa” es la misma. En nuestro ejemplo son once letras entre una y otra.
           
           Cuanto mayor es la distancia entre las letras y más difícil es que se produzca azar y por tanto y según las deducciones que veremos, más acertada puede ser la coincidencia.

           Así encontró en el libro del Génesis comenzando desde la primera letra hebrea tav hasta la siguiente letra hebrea vav y luego resh y por último hei, la palabra Torá, por supuesto en hebreo. Y se dice que escogió un salto de 50 caractéres puesto que fueron los días que transcurrieron entre que el pueblo judío saliera de Egipto y Yahvé entregase la Torá a Moisés. 
          Tras este fortuito pero curioso hecho, Weissmandel siguió buscando en el siguiente libro de la Torá, el Éxodo y volvió a suceder esa curiosa coincidencia. Saltando de 50 en 50 letras, desde la primera, apareció de nuevo la palabra Torá en hebreo.
           Sin embargo y a pesar de lo interesante que resultaba el hecho, no sería hasta mediados de los años ochenta, cuando un profesor de matemáticas de la Universidad Hebrea de Jerusalén llamado Eliyahu Rips comenzó a interesarse de una manera especial por esas combinaciones que el antiguo Rabino Michael, descubrió. Y de ese modo junto con el Doctor en Física, Doron Witzum y el programador informático Yoav Rosenberg, establecieron un método de trabajo de análisis de los libros que comprendían  La Torá.
 
 

Un programa Informático que decodifica La Torá
 
           El resultado fue la elaboración de un programa informático que actuaba de rastreador de los caracteres que componían los libros, aplicando una fórmula que era la adaptada del rabino Michael Weissmandel.  Al sistema lo bautizaron como ELS o Equisdistant Letter Sequences (Secuencias de Letras Equidistantes) e indudablemente ofrecía una potencia infinita en comparación con el examen minucioso y manual que el rabino descifró en un principio.
          Tras poner a prueba el maravillo programa que interpretaba el código, sorprendentemente en el Génesis hallaron cifrados y ocultos los nombre de los 32 rabinos hebreos, asociados cada uno a su fecha de nacimiento y fecha de fallecimiento. El término “asociado” tiene una doble comprensión, luego veremos de qué se trata.
          Según todos los estudios matemáticos que este grupo de eruditos realizaron, para que se produjese un hecho como este, las probabilidades serías de “una entre 10 millones”, evidentemente no se trata de una casualidad o del simple azar. Para falsar la hipótesis y de algún modo establecer una comparación empírica, cogieron el libro “Guerra y Paz”  - Tolstoy –  pues tenía más o menos la misma cantidad de letras que el Génesis, y las conclusiones es que no hallaron nada fuera de lo normal en dichos análisis de “Guerra y Paz”.
 


Michael Drosnin, autor del código secreto de la Biblia.
          Sin embargo a finales de los noventa -1997- se publicó en Estados Unidos, un “fantástico” libro que recogía puntualmente las vivencias de un periodista y escritor neoyorquino que establecía las relaciones encontradas por los antiguos analistas de ese código misterioso en la Torá. Su título fue “El Código Secreto de la Biblia” , que se convirtió en un gran Best Seller mundial y que –según mi opinión- abriría la saga de todos los “códigos” secretos relacionados con el misterio de la iglesia y el cristianismo.

          Drosnin  encontró algo muy curioso que le sirvió para crear un enorme revuelo en el mundo de las matemáticas y a la vez de las religiones, ya que parece ser que descubrió en el Deuteronomio – el 5º Libro de la Tora- el nombre del primer ministero israelí Itzhak Rabín y posteriormente y manteniendo esta búsqueda, le impresionó que cuando relacionaba a Itzhak Rabín con la expresión “Asesino que asesinará” pues lo cruzaba por medio.  Pese a que Drosnin alertó al primer ministro por carta, el hecho se produjo y Rabín fue asesinado el 4 de noviembre de 1995.
          Desde entonces el código secreto ha estado en entredicho, para algunos una realidad, para otros un total engaño e incluso otros quieren demostrar que buscando datos y nombres en cualquier texto, también pueden ser encontrados.
 
 

Mis Coincidencias muy curiosas
 
           Sea o no, el caso es que es de lo más interesante ver como tu nombre aparece en el programa que decodifica el Código Secreto de la Biblia y cruzandolo, aparecen cosas, nombres de personas, hechos y sucesos que tienen que ver con tu vida. Pese a ser bastante crítico con esto, he de reconocer que sí, me impresionó la acumulación de coincidencias de las cuales paso a relatarles algunas de ellas que son pesonales.
           Pero antes les contaré que hace algún tiempo tras leer el libro Michael Drosnin comenté con un amigo y colega que había conseguido el programa que decodificaba la Torá y que en el código de la Biblia había encontrado una serie de coincidencias interesantes que tenían que ver con mi persona y con algunas de mis facetas. Dado que éste es muy religioso me creyó asombrado –supuestamente-. Pero años después tras hablar con él, me mostró su enfado y descrédito diciéndome que era mentira, que lo que yo le había dicho no aparecía en el Código Secreto de la Biblia. 
           Sencillamente me callé, quizá por respeto, aunque ahora pienso que debería haberle dicho que: O era un Ignorante, o no sabía utilizar dicho programa, porque estar está, otra cosa es que sea o no cierto lo que Drosnin afirma, cosa de la que yo ni entro, ni salgo.
           Así pues dedico las siguientes líneas a mi Ignorante e irrespetuoso amigo que haciendo alarde de sabiduría me descubrió realmente  quien era y cómo pensaba.
Nota.- Los ejemplos y muestras que a continuación voy a exponer, han sido obtenidos con el programa del Código de la Biblia que ofreció la revista Más Allá, y que puede descargarse gratuitamente desde esta web PINCHANDO AQUÍ.
 
 
          Como ustedes saben mi nombre es Pedro Amorós, y tras efectuar algunas búsquedas en el código, situé mi apellido para ver con qué podría relacionarse y comprobar si realmente tenía o no un cierto sentido con algo que conocía bien, mi vida y mi entorno.
           El primero de los libros que utilicé fue el Génesis obteniendo 160 resultados coincidentes de  AMOROS con letras equidistantes entre sí y en sentido único. Así disminuía las probabilidades de azar.
           De igual forma he seleccionado las relaciones que aparecen cruzadas y cercanas a mi apellido con el fin de que realmente pudiera mostrar una fiabilidad alta.
 

Caso nº 1
           Yo fui fundador en 1995 junto con mis compañeros de la SEIP Sociedad Española de Investigaciones Parapsicológicas, organización que he presidido desde entonces hasta ahora y con la que hemos pasado innumerables situaciones.
            El caso es que cuando relacioné: SEIP con AMOROS aparecían 5 coincidencias muy fiables:
 
 

Relación entre las palabras SEIP y AMOROS, presente en el Génesis de La Torá. Imagen del programa decodificador en Hebreo del Código Secreto de la Biblia. Pedro Amorós.
 

Caso nº2
         Desde mi infancia me dedico a la investigación en el campo de la Psicofonía, campo que se estudia dentro de la Transcomunicación Instrumental que internacionalmente es conocido como: TCI o bien ITC ( Instrumental Transcommnunication ) y en concreto la psicofonía se conoce como EVP ( Entity Voice Phenomenon ).
        De igual modo, relacioné estos nombres con mi apellido, apareciendo también grandes coincidencias que por su cercanía y exactitud me dejaron bastante sorprendido.
 
 

Relación entre las palabras ITC y AMOROS, presente en el Génesis de La Torá. Imagen del programa decodificador en Hebreo del Código Secreto de la Biblia. Pedro Amorós.
 
Caso nº3
       Ya que soy –indiscutiblemente- hijo de mi madre, realicé una comprobación del nombre de mi madre con mi apellido. Mi Madre tiene varios nombres por condición en la época en la que fue bautizada, pero el verdadero nombre de mi madre es IRMA. 
       El resultado de la relación también aparece con una fiabilidad bastante alta.
 
 

Relación entre las palabras IRMA y AMOROS, presente en el Génesis de La Torá. Imagen del programa decodificador en Hebreo del Código Secreto de la Biblia. Pedro Amorós.
 
Caso nº4
           Mi hija se llama NARAYA, nombre muy poco común ya que además tanto mi esposa como yo, no nos basamos en nombre alguno para bautizarla con dicho nombre. Tiene un origen en sanscrito, pero el nombre original hubiese sido Narayani o Narayana.

          Cuando relacioné el su nombre con mi apellido, el resultado fue asombroso, pues la fiabilidad que arrojaba el programa era Muy Alta, la más alta de todas las que comprobé… Curioso.
 
 

Relación entre las palabras NARAYA y AMOROS, presente en el Génesis de La Torá. Imagen del programa decodificador en Hebreo del Código Secreto de la Biblia. Pedro Amorós.

Caso nº5
             Relacioné también el nombre de mi mujer que es BEATRIZ , sin embargo en lugar de poner su nombre entero, puse BEA que es como todos la conocen y como le llaman.
           También el resultado aparecía cruzado cerca de mi apellido, con una probabilidad alta.
 
 

Relación entre las palabras BEA y AMOROS, presente en el Génesis de La Torá. Imagen del programa decodificador en Hebreo del Código Secreto de la Biblia. Pedro Amorós.
 
 
Caso nº6
         De igual modo relacioné mi nombre PEDRO con mi apellido AMOROS, y el resultado igualmente fue de probabilidad muy alta.
 
 

Relación entre las palabras PEDRO y AMOROS, presente en el Génesis de La Torá. Imagen del programa decodificador en Hebreo del Código Secreto de la Biblia. Pedro Amorós.
 

Conclusiones
           No creo que sea mi apellido el único que esté en este sistema, así como tampoco creo que tenga yo la exclusividad de ciertas relaciones, por ello tras estas pruebas, y con el objetivo de minimizar el posible error o casualidad,  realicé las comprobaciones con otros apellidos diferentes, encontrando algunas similitudes interesantes que google me ayudó a comprender bastante bien.
          Con lo que he de apuntar que lo que este programa ofrece es anecdótico, curioso y algo extraño, pero la realidad es que está ahí. Pese a que hay muchas críticas hacia Michael Drosnin por haber publicado el libro en cuestión, hay aspectos que nunca han podido ser explicados, y el primero es el porqué aparecen cruzados,  o tan cercanos entre millones de letras, algunos argumentos muy personales o puntuales, con las personas en sí.
 
          Quizá la Torá fuera como hoy es el google  que lo tiene todo y de todos, o quizá no, y es que ¡cómo digo yo! Somos muchos en el planeta y todos hemos hecho de todo…
 
          Para concluir, a mi amigo el descreído, le diré que no todo es lo que parece, y que antes de hablar hay que comprobar, estudiar e investigar. Sólo así podremos llegar a una conclusión personal que por lo menos tenga algo de validez, incluso, aunque sea para uno mismo y de uso propio.
         Y a ustedes, como siempre me gusta decirles, ¡Saquen sus Propias Conclusiones! y no se dejen influir por nadie, esa es la verdadera libertad de pensamiento en todos los sentidos.

Fuente: http://www.pedroamoros.com/index.php?option=com_content&view=article&id=203:el-codigo-secreto-de-la-biblia&catid=34:investigaciones-personales&Itemid=60


El código secreto de la Biblia

En 1994, un periodista estadounidense llamado Michael Drosnin visitó Israel para decirle a un poeta amigo suyo, Jaim Guri, que tenía una carta para serle enviada al primer ministro Yitzhak Rabin. En su carta, Drosnin decia que, de acuerdo a un mensaje secreto oculto en la Torá, la versión hebrea de los primeros cinco libros del Antiguo Testamento, Rabin sería asesinado. Guri le hizo llegar la carta a Rabin, pero por desgracia la ignoró, y Rabin fue asesinado un año después.

Convencido de que su predicción debía haber tenido un origen divino,  Drosnin escribió un libro al que tituló “El Código de la Biblia” en el que explicaba cómo estaban codificados los mensajes en la Torá. El método estaba basado en el trabajo de un matemático de origen letón-israelita llamado Eliyahu Rips, que a su vez se había inspirado en los estudios de un profesor de escuela llamado Avraham Oren. Este no es un caso extraordinario. Muchos otros, incluso Isaac Newton, se habían adentrado en la búsqueda de mensajes ocultos en textos antiguos.
El libro de Drosnin fue un gran éxito, que fue seguido por su secuela, “El código de la Biblia II: la cuenta atrás”.
Los códigos ocultos de la Biblia son descifrados por medio del mecanismo de espacios equidistantes entre letras o ELS. Por ejemplo, siguiendo este mecanismo, si tomamos la palabra maracas y extraemos la primera de cada tres letras obtenemos la palabra más. En este caso la palabra más está codificada en la palabra maracascomo un ELS de salto 3. Eso es todo lo que hay que hacer. Ahora imagine una frase escrita en una matriz, sin espacios ni puntuación, como una gigantesca sopa de letras. Una palabra codificada de esta manera, aparecerá en una línea, vertical, diagonal o en horizontal, e incluso utilizando saltos en los cuadrados. Podría ser por ejemplo en saltos en L, como el movimiento de los caballos de ajedrez, o movimientos similares, como 4 en una dirección y una en perpendicular etc. Si tuviésemos enfrente una sopa de letras lo suficientemente grande podríamos encontrar cualquier palabra. Añade un ordenador a la mezcla para ayudar con la búsqueda, y te sorprenderás de la cantidad de palabras que aparecen. Palabras sueltas surgirían por todas partes, pero cada vez que se añadiese una letra para tratar que la palabra encontrada fuese más larga, el número de ocurrencias caería dramáticamente. Es raro encontrar una palabra de 7 ó más letras.


Método ELS (fuente Wikipedia)

Ya sabemos cómo encontrar las palabras en un texto codificado, pero ¿qué ocurre con las frases? Los analistas del Código Secreto tienen un enfoque muy liberal sobre esto. No es necesario para encontrar la frase completa en una cadena de ELS. Eso es imposible. Todo lo que hay que hacer es encontrar las palabras que aparecen en la matriz, juntas unas de otras. Pero puede hacer la matriz tan grande como quiera.
Las palabras pueden combinarse aunque estén identificadas en diferentes direcciones o con diferentes saltos. Imagine una enorme sopa de letras con un montón de palabras remarcadas. Esa es la manera en la que las frases son formadas según la metodología del código de la Biblia. No hay reglas a seguir para que una frase se forme. Depende de la interpretación personal del que observa las palabras sueltas.
Siempre hay muchas palabras cortas en una matriz que nos interese analizar, por lo que es fácil encontrar palabras de apoyo para construir la frase que deseemos.  Así es como funciona. Quizá le parezca un argumento demasiado débil. Efectivamente, lo es. Así que me puse a buscar por ahí y decidí comprar un software que realiza estas búsquedas. Seleccioné uno que se llama CodeFinder y que cuesta aproximadamente 70$. Hay varios productos similares disponibles, pero este parecía bastante decente. CodeFinder viene con una serie de textos originales, incluyendo el Antiguo y Nuevo Testamento, y también la obra Guerra y Paz, aunque en verdad, cualquier texto funciona. Incluso texto aleatorio. Generé un texto al azar y realicé búsquedas sobre él y funcionó. En primer lugar encontré mi nombre, que está esparcido por doquier en todos los textos (tal vez soy santo). CodeFinder almacena la localización de las palabras para facilitar la construcción de frases. Si tiene la suficiente paciencia será capaz de encontrar la frase que quiera en cualquier texto. No me malinterprete. No es fácil ni rápido. Tuve que pasar un largo rato para poder construir una frase decente. Me costó encontrar por ejemplo “Voy a morir en viernes” y “Brian es un tipo genial” en la Biblia, en Tierra y Paz e incluso en mi texto aleatorio. Esto es suficiente para mí.
Por si esto era poco, el codigo de la Biblia guarda otro as en la manga: el idioma hebreo. CodeFinder también viene con una copia del Viejo Testamento en hebreo. ¿Recuerda la película Indiana Jones en la que Indi estuvo a punto de pisar la baldosa equivocada debido a un error en el deletreo de Jehová? El hebreo tiene diferentes maneras de escribir la misma palabra. Cuando Drosnin escribió el Código de la Biblia, sacó el máximo partido a estas ambigüedades para obtener el máximo número de palabras disponibles para la construcción de frases. Ha sido ampliamente criticado por ello. Drosnin había usado con ventaja la flexibilidad de la lengua hebrea, mezclando libremente hebreo clásico (sin vocales, donde las letras Y y W son estrictamente consonantes) con hebreo moderno (donde Y y W suelen indicar las vocales I y U), así como las variaciones en el uso de K y T, encontrando el significado deseado. Si él se hubiera decantado por una forma de hebreo o de otra, muchas de las frases de Drosnin se considerarían mal escritas. Aun así, para encontrar el nombre de Yitzhak Rabin, en hebreo, tuvo que usar un valor de  salto ELS de 4.772. Esto cubre un bloque de texto en el que es posible encontrar casi cualquier otra palabra.
Pero Drosnin afirma que el código no es el resultado del azar. En su primera secuela, El Código de la Biblia II, Drosnin afirma que la Biblia fue escrita por -agárrense a sus asientos- extraterrestres. En realidad fue escrita por los mismos extraterrestres que trajeron el ADN a la Tierra y con él la vida como la conocemos hoy en día. Drosnin cree que los extraterrestres dejaron la clave para descifrar el Código de la Biblia en un obelisco de acero enterrado cerca del Mar Muerto, e incluso afirma que ha ido él mismo en persona a buscarlo. La pregunta es: ¿para qué hace falta una clave enterrada en un receptáculo de acero cuando un sencillo programa de 70$ que te puedes comprar en Internet puede servir del mismo modo?
Pero volvamos a la famosa predicción de Drosnin sobre el asesinato de Yitzhak Rabin. Suena impresionante, pero tenga en cuenta tres puntos.
En primer lugar, fue sólo una de las innumerables predicciones que Drosnin hizo. El resto resultaron ser tonterías. Por ejemplo, la destrucción nuclear de la civilización entre los años 2000 y 2006, y la devastación de Los Ángeles por un meteorito en 2006. Esto es lo que suelen hacer los psíquicos famosos. Recordar sólo los éxitos y olvidar los fallos.
En segundo lugar, en el momento en que hizo la predicción sobre Drosnin Rabin, era una certeza de facto el que Rabin iba a ser asesinado. La derecha dura judía estaba enfurecida con Rabin y con los palestinos, con los que estaba tratando de instaurar la paz. Los expertos decían que lo único que quedaba por dilucidar era el grupo anti-paz que iba a llegar primero. Psíquicos de todo el mundo predijeron su asesinato, aunque Drosnin fue el único que tuvo la suerte de aparecer en el show de Oprah Winfrey, incluso aunque en su predicción no daba detalles sobre el momento o lugar del atentado. Esta promoción es la única razón por la que el libro de Drosnin se hizo popular, a diferencia de los otros psíquicos.
En tercer y último lugar, la predicción de Drosnin se basaba en que encontró el nombre “Yitzhak Rabin” y la palabra hebrea que significaba “asesinar”. Abreviada también significa “asesino”. Entre la enorme sopa de letras que componía la matriz sobre la que encontró el nombre de Rabin, Drosnin selecciono las que formaban la frase “Un asesino asesinará a  Yitzhak Rabin” para lo cual tomó dos veces la misma palabra “asesino”. La frase también podría haber sido “Rabin, el asesino, asesinará a Yitzhak” o cualquier otra posible combinación utilizando este o cualquier otro nombre que pudiese aparecer en la matriz.
En resumen, es muy difícil para un pensador crítico que entiende la codificación ELS llegar a la conclusión de que Drosnin encontró una predicción definitiva de que Rabin sería asesinado. Ya sea deliberadamente o por negligencia grave, Drosnin mostró esta tontería como una predicción, que sigue siendo la evidencia más fuerte a favor del Código de la Biblia.
Traducción del artículo de Brian Dunning en Skeptoid (Junio de 2007)

Fuente: http://www.lamentiraestaahifuera.com/2010/04/18/el-codigo-secreto-de-la-biblia/
avatar
Aleksander Vladimirov

(O Telúreo/Telúrico) Personas cuya esencia es básicamente humana y terrícola o no identificados con la temática de la metahumanidad



Mensajes : 1435
Desde : 04/08/2011
España Masculino Barra de advertencia. Llena 100%

Volver arriba Ir abajo

vacio Re: El Código Secreto de la Biblia

Mensaje por zatoychi el Lun 27 Oct 2014, 12:26

hola,a mi me parece un colosal montaje,destinado a dar mas publicidad a algo tan caduco y falto de sentido como la biblia............es bien sabido que la popularidad entre la juventud actual de las religiones ,digamos oficiales ha bajado en picado.que menos que dar a estos falsos libros un aire misterioso y cuasi divino.
avatar
zatoychi

En algún sentido existe una conexión con uno o más animales (referido SÓLO a animales REALES, incluidos extintos)

Un solo animal (real) identificable; Perro, delfín, etc

Tigre
Mensajes : 399
Desde : 08/04/2014
España Masculino Barra de advertencia. Llena 100%

Volver arriba Ir abajo

vacio Re: El Código Secreto de la Biblia

Mensaje por Aleksander Vladimirov el Lun 27 Oct 2014, 12:36

@zatoychi escribió:hola,a mi me parece un colosal montaje,destinado a dar mas publicidad a algo tan caduco y falto de sentido como la biblia............es bien sabido que la popularidad entre la juventud actual de las religiones ,digamos oficiales ha bajado en picado.que menos que dar a estos falsos libros un aire misterioso y cuasi divino.

Se podría decir, en tal caso, que es un montaje "caduco", ya que después de 2006 su "veracidad" quedó muy en entredicho...
avatar
Aleksander Vladimirov

(O Telúreo/Telúrico) Personas cuya esencia es básicamente humana y terrícola o no identificados con la temática de la metahumanidad



Mensajes : 1435
Desde : 04/08/2011
España Masculino Barra de advertencia. Llena 100%

Volver arriba Ir abajo

vacio Re: El Código Secreto de la Biblia

Mensaje por zatoychi el Mar 28 Oct 2014, 13:43

hola,en efecto aleksander,es lo que tienen estos iluminatis ,ya sean gnosticos u ortodoxos........su lema es el engaño y la desinformacion.pues que sepan que a los therian el engaño y la desinformacion ,nos irritan enormemente,y por mi parte siempre los combatire de la forma que sepa y pueda.
avatar
zatoychi

En algún sentido existe una conexión con uno o más animales (referido SÓLO a animales REALES, incluidos extintos)

Un solo animal (real) identificable; Perro, delfín, etc

Tigre
Mensajes : 399
Desde : 08/04/2014
España Masculino Barra de advertencia. Llena 100%

Volver arriba Ir abajo

vacio Re: El Código Secreto de la Biblia

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.