Otherkin Hispano
Bienvenido/a a Otherkin Hispano.

Para beneficiarte de los servicios del foro como el visualizarlo completo, poder contestar y publicar temas, tener tu perfil personal, contactar con otros usuarios o dejar de ver la publicidad etc, recuerda registrarte. Estaremos encantados de contar con una persona más. Únete gratuitamente en unos pocos y simples pasos a la comunidad (recuerda presentarte después en el subforo correspondiente).
Si ya estás registrado, conéctate.


La Bestia de Gevaudan

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

vacio La Bestia de Gevaudan

Mensaje por Aleksander Vladimirov el Jue 13 Nov 2014, 22:33

En la segunda mitad del siglo XVIII los habitantes de una región de Francia se vieron aterrorizados por los ataques de una bestia cuya sed de sangre humana parecía no tener fin. Cuando tres años después la bestia fue finalmente abatida más de 100 personas habían caído presas de sus fauces, la mayoría campesinos sobretodo mujeres y niños. A día de hoy la verdadera naturaleza de esta bestia sigue siendo un misterio, puesto que sus restos se perdieron en el siglo XIX, y han corrido en estos 250 años ríos de tinta especulando sobre si se trataba de algún tipo de lobo enorme (de alguna especie ya extinta), algún animal exótico traído desde otro continente o un cruce entre especies, o incluso un hombre lobo. En estas tres páginas se entra analizar la historia, el origen y las posibles explicaciones de la que se llamó La Bestia de Gevaudan...


La Bestia de Gevaudan - criptozoologia

La Bestia de Gevaudan fue un misterioso animal antropófago que asoló supuestamente la región de Gevaudan, en el centro de Francia, entre 1764 y 1767. Se le atribuye la muerte de más de 130 campesinos, en su mayoría mujeres y niños, que fueron encontrados despedazados por los dientes de algún animal. En algunos casos las víctimas fueron encontradas decapitadas o partidas por la mitad, lo que demuestra la enorme violencia con la que fueron asesinadas. 

Son menores los casos de animales domésticos muertos por la Bestia, pues parece que ésta prefería la carne de los pastores a la de sus ganados.La mayor parte de los ataques se registraron en los alrededores de Aveyron. El primero de ellos se produjo el 30 de junio de 1764, día en que asesinó a Jeane Boullet, de 14 años. En los tres meses siguientes, la Bestia atacó y mató salvajemente a 2 niñas, 2 niños y una mujer. En invierno, con el animal acuciado por el hambre, las muertes ascendieron hasta el punto de que se producía una víctima o dos cada semana. En ésa época, los bosques de Gevaudan acogían una población considerable de lobos, pero los testimonios de los pocos testigos y supervivientes rechazaron su autoría. 

Describían al animal como una bestia gigantesca de pelo rojizo con un tamaño mucho mayor que el de un lobo, con rayas negras en los cuartos traseros y una cresta de pelos largos sobre el lomo. La cola era larga y musculosa, y las mandíbulas, bien desarrolladas y llenas de dientes enormes. Los rastreadores y cazadores que acudieron al lugar atraídos por las recompensas ofrecidas para quien capturase al monstruo, encontraron huellas de tamaño considerable y le calcularon un peso de unos 100 kilos. Durante meses se mataron grandes cantidades de lobos en la zona, pero la bestia era increíblemente escurridiza. Llegó a mencionarse que las balas rebotaban sobre su lomo y los aterrorizados campesinos opinaban que era el mismo Demonio venido de los Infiernos. Pronto llegó a considerarse un problema nacional, y el propio rey Luis XV envió un cuerpo de dragones de caballería para abatirla, sin resultados, al que posteriormente se unirían otros tres. Para entonces el año de 1764 había acabado y las víctimas ya eran 54.Según el testimonio de uno de los capitanes de los dragones, logró ver cara a cara a la Bestia antes de que ésta consiguiese huir. Era tan grande como su propio caballo, pero pronto lo dejó atrás con facilidad, pues lo superaba ampliamente en velocidad y agilidad. Mientras huía, él y los hombres que le acompañaban descargaron varias decenas disparos contra ella que ni siquiera parecieron atravesar su piel. 

El asunto de la Bestia de Gevaudan traspasó fronteras y llegó a considerarse un problema serio para el gobierno de Luis XV, entonces recién salido de la Guerra de los Siete Años. Las potencias extranjeras comentaban jocosas cómo el ejército francés podía pensar siquiera en la victoria si sus mejores tropas no eran capaces de capturar un "simple" lobo en mitad de su propio país. Pronto se retiraron de la zona a las autoridades locales por considerarlas inútiles, y se pescó a más de un cazador particular que ponía pistas falsas para despistar a los dragones y aspirar a cobrar la recompensa matando él mismo la Bestia. Se pusieron trampas y se rastreó el monte día y noche, pero la bestia siempre aparecía en otro lugar y continuaba su siniestra matanza.El nerviosismo se apoderó de la población y estallaron disturbios. Se acusó públicamente a algunos vecinos de ser hombres lobo que se convertían por las noches en la bestia; otros se volvieron contra los gitanos, a los que acusaron de criar alguna bestia salvaje en su circo que había escapado al monte. Los sacerdotes predicaban contra el rey, responsable indirecto de la crisis, o decían que las víctimas eran jóvenes lascivas a las que Dios había enviado la Bestia como castigo. Incluso se llegó a poner en el punto de mira a un noble que había estado en África y criaba en los jardines de su palacio hienas, tigres, leones y perros de presa, acusándolo de cruzar los animales hasta dar con una bestia asesina e indestructible.Fuese ella o no, lo cierto es que en 1767, con más de 130 muertes en la región, un campesino armado abatió en Gevaudan un lobo descomunal, más grande que cualquiera de los que se podían encontrar en Francia. Poco después se mató una loba también de gran tamaño. 


La leyenda cuenta que los responsables de las capturas emplearon balas de plata hechas tras fundir medallas de la Virgen, algo que ha pasado posteriormente al imaginario colectivo como la única forma de matar un hombre-lobo. Al menos uno de los ejemplares fue llevado a París, donde llegó en un estado de putrefacción muy avanzado, lo que impidió disecarlo. Su esqueleto fue expuesto en el Museo Real de la ciudad hasta su destrucción en un incendio. A pesar de que el esqueleto se ha perdido, las descripciones parecen indicar que se trataba de una gran subespecie de lobo de los Alpes, extinta en el siglo XIX. La falta de animales grandes que estos lobos encontraron en su nuevo hogar les habrían impulsado a alimentarse de los humanos, fáciles de capturar y matar. 

Desde entonces, no se ha producido ningún ataque similar a los de la Bestia.La bestia de Gevaudan, ¿Que hay detrás. Realidad o leyenda? En documentos oficiales que describen los crímenes llevados a cabo por la Bestia de Gevaudan que describen las autopsias practicadas en aquel entonces a los cadáveres se revelaron claros indicios de agresión sexual en algunos de los cuerpos de las mujeres y niñas mutilados por el enigmático asesino.La leyenda cuenta que una "bestia" desconocida mantuvo aterrorizados a los habitantes de la comarca de Gevaudan, en Francia, al devorar cerca de un centenar de personas entre 1764 y 1767. Si bien se han barajado las más diversas hipótesis especulando acerca de un enorme lobo e incluso de un hombre lobo, nunca se pudo determinar la identidad real de este monstruo.Todo lo que se ha escrito hasta el momento acerca de este extraño caso es enormemente curioso y extraño. 

 

Llama la atención, que las hipótesis que se han vertido sobre el caso sean tan dispares e incluso a veces disparatadas, es realmente sorprendente las sombras que todavía existen en este caso.Nunca un lobo ha sido una amenaza tan seria para el ser humano, y más alucinante todavía es pensar que uno solo de estos animales, que suelen atacar en grupo, se atreva a eliminar a unas cien personas con el sadismo y saña del que se servía esta Bestia. Por otro es difícil de creer que se haya tratado de un hombre lobo que bajo los efectos de la luna llena decapitase a toda esa gente para luego devorarla...Esta teoría es realmente disparatada y peregrina, a mi modo de ver.En la revista "Mas Allá" de España se publicaba un extenso artículo en el que Carlos Chevallier Marina expone en su artículo una gran investigación acerca del misterio de esta Bestia. En este artículo se señala un detalle muy importante que nunca anteriormente había sido apuntado. La posibilidad de que el agresor fuese uno, o varios hombres, de instintos algo más que sádicos. Al parecer, en algunos de los cadáveres se hallaron indicios de agresiones sexuales que evidentemente no han podido ser perpetrados por un animal salvaje.Dejando a un lado los numerosos relatos más o menos novelados acerca del la Bestia de Gevaudan, existen documentos oficiales que describen los crímenes llevados a cabo por éste ser. 

El primer estudio serio fue realizado por el abad François Fabre en 1901, quien demostró documentalmente que habían sido exactamente 70 las víctimas (la gran mayoría niñas y mujeres jóvenes), además de otros 76 ataques y enfrentamientos con 27 heridos de diversa consideración.En las autopsias realizadas entonces a los cadáveres, se revelaron claros indicios de agresión sexual en algunos de los cuerpos de las mujeres y niñas mutiladas por el enigmático asesino, lo cual dio lugar a rumores tales que la Bestia no era un animal sino uno o varios maniacos que habitarían en los bosques, o incluso algún señor feudal que se aprovechó de su poder, agrediendo y violando a las jóvenes campesinas en los desolados prados de Auvernia.El primer ataque constatado, tuvo lugar el 30 de junio de 1764, donde la Bestia devoró a una niña de 14 años. En los días siguientes decapitó y mutiló a otras dos niñas de 15 y 12 años, así como a un joven de 15 y a una mujer de 32, todos ellos en la misma provincia pero de diferentes localidades de Gévaudan.Así continuó aumentando su larga lista de víctimas, a una media de dos victimas por semana.El problema se convirtió en tan grave que los aristócratas locales realmente inquietos por esa situación solicitaron la intervención de un cuerpo de caballería de la Corona para dar caza al o a los asesinos.Tras varios meses de infructuosa búsqueda y como éstos no daban con el animal. 

Los lugareños recurrieron al propio rey Luis XV, quien ofreció una recompensa elevada al que pudiese dar caza al asesino. Ésta noticia atravesó las fronteras de Francia, provocando la llegada masiva de cazadores la misma Francia, así como de otros países europeos.La codicia por la generosa recompensa ofrecida por el monarca, provocó la competencia individual. La competencia fue tal que incluso los numerosos rastreadores y cazadores dejaban pistas falsas para engañarse unos a otros.Este panorama fue aprovechado por los países enfrentados a Francia para ridiculizar al monarca francés, como Prusia e Inglaterra, quienes con sorna repitieron hasta la saciedad que "cómo un país puede amenazar militarmente a grandes potencias, cuando su ejército no es capaz de cazar una simple fiera en su propio país". Las burlas indignaron de tal manera al rey, quién para acabar definitivamente con la Bestia envió a varios de sus hombres de confianza, aunque estos tampoco tuvieron más éxito. Mientras tanto, el "monstruo" seguía asesinando y devorando más víctimas. 

En varias ocasiones los cazarecompensas dieron caza a enormes lobos, haciendo que se disparase la euforia colectiva al creer que la Bestia había sido atrapada y dando por cerrado el caso en varias ocasiones. Pero la Bestia siempre volvía a realizar ataques a mujeres y niños, añadiendo nuevas víctimas a su ya larga lista. El gasto de las batidas y las sucesivas cacerías recayó sobre los campesinos, quienes se vieron obligados a mantener a las tropas del rey pagando impuestos más elevados. a lo que se añadía que muchos, por su miedo al monstruo se negaban a salir a trabajar al campo, razones que agravaban su habitual pobreza y convirtieron la región en un polvorín social.En uno de los ataques la mujer Marie Jean Vallet, una criada del cura de Paulhac, dijo haber herido de muerte a la bestia con una bayoneta cuando ésta se disponía a atacarla. De nuevo se dio por muerta a la Bestia, debido a las graves lesiones que está mujer dijo haber ocasionado en el monstruo. Pero unos meses más tarde, la bestia volvió a aparecer y volvió a atacar a otros lugareños.Los lugareños comenzaron a creer que ese animal era un ser sobrenatural y la encarnación de la Bestia del Apocalipsis o un enviado el propio satanás para acabar con ellos. 

También se llegó al extremo de culpar a los Zíngaros y a los nómadas que cruzaban el territorio francés de haber dejado escapar una fiera de sus circos, o de haber hechizado un animal para que causase esos daños.De todos los rumores, el que más fuerza cobró fue el que acusaba a un hombre,Antoine Chastel.Este era un joven de carácter asocial que vivía aislado en los bosques desde los 19 años criando perros asilvestrados y otras alimañas. Finalmente fue el propio padre de este muchacho, el veterano cazador y gran perseguidor de la Bestia, Jean Chastel, quien dio caza al temido animal, matándolo el 19 de junio de 1767 con el disparo de una sola bala fundida a partir de dos medallas de plata de la Virgen María. Ni que decir tiene que este hombre se convirtió en un héroe de la región de Auvernia.El rey pidió que el cadáver del animal fuese trasladado a la Corte, pero desgraciadamente durante el traslado y por el calor el cuerpo llegó a Versalles completamente descompuesto. El rey no pudo más que donar su esqueleto al Museo de Ciencias Naturales de París, donde se conservó hasta la revolución de 1830, fecha en la que en plena sublevación contra Carlos X un incendio fue ocasionado en dicho museo, calcinándose tanto esos huesos como la mayoría de los grabados sobre el "monstruo".Según consta en las actas notariales y en los archivos departamentales de Puy-de-Dôme. 

En la necropsia realizada al cadáver de la Bestia se pudo constatar la presencia de las numerosas cicatrices de las heridas proferidas por los campesinos que a ella se enfrentaron. Al ser abiertas las cavidades abdominal y craneana fueron extraídos del estómago las vísceras de un animal, unos huesos de cordero y la cabeza y el fémur de un niño. En el interior de su cabeza sólo había un minúsculo cerebro en proceso de descomposición, mientras que el resto del cráneo era una masa ósea espesa, donde se sujetaban las membranas de una muy potente mandíbula. Además, se certificó la causa exacta de su muerte: "La bala disparada por el fusil del llamado Jean Chastel, la cual traspasó la nuca del animal y arrasó las cuatro primeras vértebras..." 




Fuente: http://www.taringa.net/posts/offtopic/4105617/La-Bestia-de-Gevaudan---criptozoologia.html


La Bestia de Gévaudan



"La Bestia de Gévaudan", grabado del siglo XVIII
Entre las múltiples historias de animales come-hombres que existen en el mundo, una de las más conocidas es la de la Bestia de Gévaudan, nombre otorgado a un animal con características caninas que aterrorizó la provincia de Gévaudan (actualmente el départment de Lózere) en Francia, entre los años de 1764 y 1767.
Tal vez uno de los come-hombres más prolíficos de todos los tiempos, tras los leones de Tsavo.
Si bien el nombre de la bestia hace referencia a un solo animal, cabe constatar que dos criaturas fueron asesinadas, ambas de características similares.
Las bestias en total tienen un estimado de 210 ataques que resultaron en 113 muertes y 49 heridos; y de las cuales, 98 víctimas fueron parcialmente devoradas. Los animales se describían como seres con colmillos enormes, colas inmensas, pelo rojizo y con un olor increíblemente desagradable; y las historias dicen que asesinaban a sus víctimas al arrancarles las gargantas con los dientes.
Cabe hacer notar que el esfuerzo para atraparlas fue enorme para su época, ya que se usó al ejército francés, civiles conscritos, nobles y un gran número de cazadores reales que peinaron el área de Gévaudan en busca de las bestias por años.
Curiosamente, si bien se les llama "lobos" a las bestias involucradas, es de hacer notar que las criaturas operaban en solitario, algo notable puesto que los lobos son seres que atacan en manada; y es por esto que la historia resulta de mucho interés para los criptozoólogos.
"La Mujer y la Bestia". Grabado del siglo XVIII.
El primer encuentro con la Bestia ocurrió el primero de junio de 1764, cuando una mujer de la localidad de Langogne estuvo a punto de ser atacada por un enorme animal de características lobunas que salió de entre los árboles, solo para que la bestia fuese ahuyentada por los toros que poseía la granja.
El 30 de Junio, la primera víctima de la criatura fue Jeanne Boulet, de 14 años; que fue asesinada cerca de la villa de Les Hubas, una comunidad rural cercana a Langogne. En este caso se hizo notar que la bestia prefería atacar a la gente por sobre los animales de granja, puesto que se hizo evidente que atacaba a las personas en lugar de al ganado cercano.
El 12 de enero de 1765, Jacques Portefaix y seis amigos, fueron atacados por la Bestia, aunque lograron ahuyentarla al permanecer en grupo. La pelea llamó la atención del Rey Luis XV, quien le otorgó 300 libras a Portefaix y a su grupo.
El rey tomó un particular interés en los ataques, y envió a sus cazadores de lobos profesionales, Jean Charles Marc Antoine Vaumesle d'Enneval y a su hijo, Jean-Francois, a asesinar al animal; junto con ocho sabuesos entrenados para luchar con lobos. La pareja pasó meses cazando lobos, creyéndolos responsables de los ataques de la bestia, más los ataques continuaron y en junio de ese mismo año fueron reemplazados por Francois Antoine, el arcabucero del rey y teniente de Cacería. Arrivó en Le Malzieu el 22 de junio.
"Antoine matando al Lobo de Chazes". Grabado del siglo XVIII.
El 21 de septiembre, Antoine mató a un enorme lobo gris de 80 centímetros de alto, 1.70 de largo y con un peso de 60 kilogramos. Al lobo se le llamó El Lobo de Chazes ("Le Loup de Chazes" en francés), por la cercana Abbaye des Chazes.
Se acordó que era un lobo de gran tamaño, lo que condujo a Antoine a declarar:
"Declaramos por el presente reporte firmado de nuestra mano, que nunca habíamos
visto un lobo de tan gran tamaño que se le comparara a este. Es por eso que estimamos
que esta podría ser la terrible bestia que ha causado tanto daño."
El animal fue identificado como el culpable por los sobrevivientes del ataque, que reconocieron las heridas en el cuerpo de la criatura como las que fueron inflingidas por ellos mismos al defenderse. El lobo fue disecado y enviado a Versalles, donde Antoine fue recibido como un héroe, y preimado con una larga suma de dinero así como títulos y demás premios.
"El Lobo de Chazes en la corte de Luis XV". Grabado del siglo XVIII.
El 2 de diciembre de 1765, otra bestia más apareció en la Besseyre Saint Mary, lastimando severamente a dos niños e iniciando otras docenas más de asesinatos.
Este animal fue asesinado por un cazador de la localidad de Sogne d'Auvers el 19 de junio de 1967. Algunos novelistas introdujeron la idea de que Chastel había matado al animal con una bala de plata bendita.
Al ser abierto para un análisis, se reveló que el estómago del animal contenía restos humanos.
La historia en torno al éxito de Chastel es controvertida, puesto que la leyenda original dice que mientras se encontraba en una cacería grupal, se sentó a leer la Biblia; y fue durante sus rezos que la criatura apareció y lo miró fijamente, dándole tiempo de terminar su rezo antes de disparar. Otros más creen que Chastel participaba con la bestia, y que tal vez él la entrenó.

La Bestia en la película "Brotherhood of the Wolf".
Existen multitud de explicaciones sobre la identidad del animal; algunos que van desde reportes de lobos meramente agresivos o rabiosos, hienas, grandes felinos e incluso algo tan descabellado como un hombre lobo o  un castigo divino.
La explicación más racional, descrita por Jay M. Smith en su libro "Monstruos del Gévaudan" sugiere que el elevado número de muertes fue en realidad el trabajo de una manada de lobos; animales que a diferencia de los grandes felinos o los osos, no dudan en atacar a humanos al considerarlos presa fácil.
En el libro Cacería de lobos en la Francia de Luis XV: La Bestia del Gévaudan, el autor R.H. Thompson explica que la identidad de la bestia puede ser fácilmente solucionada al examinar otros casos de grandes lobos atacando en áreas rurales.
Híbrido de Lobo y Perro.
Otra explicación posible es que, las bestias hayan sido algún tipo de perro doméstico como el Dogue de Bordeaux (un perro de gran tamaño y coloración rojiza), o algún híbrido de perro doméstico y lobo, justificando su enorme tamaño y coloración inusual.
El naturalista Michel Louis, investigador sobre el tema de la Bestia explicó para el programa de t.v. "Animal X" que Jean Chastel era dueño de un enorme mastín de color rojizo, que se cree puede haber estado relacionado con la bestia, tal vez porque el animal mismo fue entrenado para atacar y Chastel quiso aprovecharse de la situación, o que el perro pueda haberse hibridizado con alguno de los lobos que entonces habitaban por la campiña francesa.
El Dogue de Bordeaux
En la película, "Brotherhood of the Wolf", la criatura es "una extraña bestia" traída de África (un león, de acuerdo al director Christophe Gans) que ha sido torturada, entrenada para volverse agresiva y atacar humanos; vestida en armadura de metal con púas, y una máscara así como implantes de metal en la quijada para volverla aterradora y más formidable.
Esto no puede estar tan alejado de la realidad, puesto que Michel Louis explica en su libro "La Bestia de Gévaudan: La Inocencia de los Lobos", que la supuesta resistencia sobrenatural del monstruo a las balas puede haberse dado a que portaba una armadura improvisada hecha con la piel curtida de un jabalí, cosa que también explicaría el color de la bestia.
La Hiena Café.
Michel Louis también dice que las hienas no son culpables, pues la bestia poseía 42 dientes, mientras que estos animales solo tienen 34. En el documental del 2009, "El Verdadero Hombre Lobo", se maneja la teoría de que la Bestia puede haber sido una Hiena Café, una subespecie no tan grande como la Hiena Moteada o la Rayada, pero aún así comparable en tamaño a un lobo gris. 
Cosa que no sería tan descabellada, puesto que se sabe que los nobles y ricos de aquél tiempo importaban animales de África y Asia para tenerlos en zoológicos privados (en Viena había 'rings' ilegales que enfrentaban a leones, hienas, osos y tigres contra perros).
Andrewsarchus Mongoliensis
La Bestia de Gévaudan a veces era descrita como un "lobo con cascos", característica que ha llevado a los criptozoólogos a creer que el animal podría haber sido un Mesoníquido, una variedad carnívora de artiodáctilos que apareció en el Paleoceno Inferior y desapareció en el Oligoceno. Si bien los Mesoníquidos eran animales con formas similares a lobos, osos y mustélidos; eran depredadores de gran tamaño con pezuñas en lugar de garras; y sus parientes vivos más cercanos son las ballenas, cerdos e hipopótamos.
Entre estos se encontraban animales como el Mesonyx (del tamaño de un perro) hasta el Andrewsarchus, un coloso de 3.4 metros de largo y una altura de 1.8 metros hasta los hombros.
Andrewsarchus en naranja. Comparado con otros grandes depredadores.
 El Andrewsarchus era un enorme animal, tan o más grande que un oso polar y con un peso estimado de una tonelada, llevándolo al límite del peso y tamaño para un mamífero carnívoro.
Los Mesoníquidos se extinguieron al ser desplazados por la familia carnívora (osos, felinos, cánidos, mustélidos, leones marinos) a finales del Eoceno, desapareciendo totalmente en a principios del Oligoceno.

Aunque, al igual que con muchos otros géneros de carnívoros prehistóricos, se maneja que puedan haber sobrevivido como especies menores hasta épocas históricas.

Robert Louis Stevenson describió el incidente en un libro de viajes, en que clama lo siguiente de una de las criaturas:
"Pues esta era la tierra de la siempre memorable Bestia, el Napoleón Bonaparte
de los lobos. ¡Qué carrera la suya! Vivió diez meses con libertad en Gévaudan y
Vivarais; comía mujeres y niños, y 'pastoras celebradas por su belleza'; persiguió
jinetes armados, aparecía a plena luz del sol, persiguiendo diligencias y jinetes, 
obligándolos a escapar ante su galope. Lo atacaron como a un ofensor político,
y diez mil francos se ofrecieron por su cabeza. Y aún así, cuando le dispararon
y enviaron a Versalles, ¡Contemplen! Un lobo común, y muy pequeño.

Fuente: http://mitosmonstruosyleyendas.blogspot.com.es/2011/05/la-bestia-de-gevaudan.html

[size=36]LA BESTIA DE GEVAUDAN...Jo

Es el nombre por el cual se conoce a una criatura con forma de lobo pero tan grande como una vaca. Este animal asoló la región de gevaudan entre el 30 de junio de 1764 hasta el 19 de junio de 1767. Las víctimas varían según las fuentes, entre 70 y 140 muertos, posiblemente la cifra se ajuste más a 70 muertos pero hay que tener en cuenta que también hubo gran cantidad de heridos. Aunque la bestia atacaba tanto a hombres como a mujeres, parecía que tenía preferencia a las mujeres y a los niños. Estos últimos eran las presas más fáciles porque eran los que se encargaban del cuidado de los rebaños en el monte, y solían estar solos cuando desempeñaban tales tareas, los hombres estaban más dedicados a la agricultura. También hay que tener en cuenta que muchas víctimas presentaban signos evidentes de haber sufrido abusos sexuales antes o después de las muertes, esto hace pensar que una o más personas aprovechándose de la situación mataban y violaban a las víctimas y después estas muertes fueron atribuidas a la bestia. Los resto de las víctimas abandonadas no tardarían en ser localizadas y devoradas por animales y estos cargarian con la culpa de los hechos.


Caza de la bestia


Sí hay un animal detrás de estos hechos, esta oscurecida por una gran cantidad de folklore y de leyenda. Los lugareños creían que era un hombre lobo,mas específicamente un hechicero que podía cambiar de forma, convirtiéndose en un monstruoso depredador y alimentarse de carne humana. También se suponía que era muy resistente a las balas.Las descripciones de la bestia varían tanto que la mayoría de los investigadores creen que tenía que haber por lo menos 2 criaturas, el color de la piel de la bestia es especialmente variable.A veces era rojo, rojo con una mancha grande de color gris o rojo con rayas tenues. Otras veces tenía manchas negras y blancas moteadas sobre su cuerpo, sin rastro de rojo. Los colores más característicos eran el negro, rojo o blanco. Si cogemos todas las descripciones y creamos un patrón la bestia sería algo como esto:



La bestia según la película Pacto de Lobos



La bestia tendría el tamaño de un caballo, se parecería a un oso, lobo, hiena y a la pantera de una vez. Tendría el hocico largo de lobo o de cerdo, lleno de dientes grandes. Las orejas serían pequeñas y redondas y el cuello largo y fuerte. La cola se parecería bastante a la cola de un felino, muy fuerte y que utilizaría como arma golpeando a hombres y animales. Las patas es lo más difícil de describir, algunos dicen que tenía pezuñas y otros que tenía garras.

La primera víctima oficial fue Jeane Boulet, una jovencita de catorce años, muerta el 30 de junio de 1764, en el pueblo de Hubacs (cerca de Langogne). Aunque se cree que no fue la primera víctima, sino la primera víctimas declarada.


La bestia de Gevaudan superó cualquier noticia de la época, hasta el punto que el Rey de Francia movilizó las tropas reales dando cabida a numerosos rumores sobre la bestia, de sér sobrenatural, porque las tropas reales fracasaban en su tentativa de capturar al animal.

También se puso recompensa por la captura del animal y cientos de cazadores intentaron cazar a la bestia. Estos cazadores ponían falsas pistas para entorpecerse unos a otros lo que hizo que se perdiera un tiempo valioso y recursos en la captura del animal.

¿qué era la bestia? :


Es difícil saber qué especie animal era capaz de provocar tantas muertes ajustándose a las descripciones de quienes lo avistaron. Dejando de lado a hombres lobos y animales fantásticos los candidatos más probables sería los siguientes:





Lobos: en 1764 en esa zona abundaban los lobos, y era muy frecuentes los ataques que realizaban al ganado doméstico. Durante las batidas que se hicieron para cazar a la bestia fueron cazados muchos ejemplares, uno de ellos, de tamaño enorme, fue abatido por un habitante de la zona, y durante un período breve de tiempo los ataques de la bestia disminuyeron. Como los ataques volvieron a empezar, las partidas de caza volvieron al bosque de Gévaudan, matando a otro gran ejemplar que se dijo podía ser la pareja del anterior lobo, el esqueleto de este animal abatido se conservó en el museo de parís hasta 1830 cuando se perdió por un incendio. Es muy poco probable que un lobo solitario fuese capaz de realizar todos los ataques ya que no es un comportamiento normal en la especie. Aunque se han dado casos de lobos más grandes de lo común, nunca estaríamos hablando de un animal tan grande como una vaca y de 500 kilos de peso como decían las descripciones de la época.




Especies exóticas: En el siglo XVIII en Europa, ya vivían en cautividad diferentes especies de todo el mundo, como leones, leopardos, tigres, hienas y pumas. Cualquiera de estos animales que hubiese escapado podría adaptarse a vivir en un bosque en libertad. Algunas de las descripciones del animal hacen pensar a muchos expertos que la bestia podría ser una hiena rayada, aunque este animal pudiera tener un comportamiento agresivo y pudiera atacar a seres humanos, no es creíble que ataque y devore a decenas de personas. Tampoco coincide su tamaño, siendo la hiena rayada, la segunda más pequeña dentro de las familias de las hienas. Otro candidato exótico sería el tigre, su fuerza y tamaño así como su rayas lo harían un candidato idóneo, si un tigre se hubiese escapado tendríamos un posible candidato a ser nuestra misteriosa bestia.




Híbridos: algo más probable podría ser un híbrido entre un perro y un lobo, o dos grandes perros. Son conocidos los cruces fortuitos entre perros y lobos. Era muy común en Europa utilizar grandes perros de presa en peleas organizadas contra otros animales (osos, lobos, tejones, etc.). Uno de esos perros entrenados para la lucha también sería un buen candidato a ser la bestia asesina. Pero otra vez el tamaño, y que los lugareños debían conocer y habrían visto a estos perros, en luchas organizadas, descartaria a estos animales.


.jpg]


Humanos: una cosa que hay que tener en cuenta es la falta de informes de animales domésticos muertos, como si la bestia prefiriera la carne humana, descartando ataques a ovejas, vacas, etc. Es por eso que muchos expertos consideran que tuvo que haber una mano humana detrás de estos ataques, como si un asesino en serie utilizara a algún animal amaestrado, sea perro, lobo, o animal exótico como arma. El motivo para tales ataques no estaría nada claro, algunos sugieren que el motivo hubiera sido desprestigiar a la corona. Aunque esta posiblidad es muy atrayente no hay ninguna prueba que la secunde. Sea cual sea el motivo, para muchos expertos está sería la teoría más plausible, la de uno o varios individuos que matarían de forma atroz a víctimas dejándolas después en el campo y siendo estas devoradas por los lobos. El hecho de que muchas de la víctimas apareciesen decapitadas y desnudas, nos indica de que pudo haber una mano humana detrás.

¿Cuál fue el fín de la bestia?:

Ante los fracasos por atrapar a la bestia, el rey decide mandar al arcabucero real para que cazara a la bestia. El arcabucero real,"el señor François Antoine", se puso manos a la obra realizando varias cacerías, él estaba convencido de que era solamente un lobo de gran tamaño. Durante una de estas cacerías Francois Antoine consigue matar un gran lobo, y varios testigos declaran que es la bestia. Rápidamente el lobo es llevado al pueblo para que el médico lo diseque y así poder llevarlo a parís para presentárselo al rey. En el viaje a causa del calor reinante el animal llegó en estado avanzado de putrefacción. Al final solamente los huesos se salvaron y fueron expuestos en el museo de parís donde se perdieron a causa de un incendio. Oficialmente la bestia estaba muerta, poco importaba que siguieran habiendo ataques, para la corona y el gobierno de Francia la bestia estaba muerta.





La bestia es llevada a Paris


A principios del año 1767, se siente una ligera pausa en los ataques. Pero en la primavera de este mismo año, los ataques se recrudecen. La gente no hace otra cosa mas que rezar, principalmente en Notre Dame de Beaulieun. Un hecho conocido sucedió a principios del mes de junio, segun la leyenda, Jean Chastel hizo bendecir tres balas de plata. El 19 de junio de 1767, un noble local organizado una gran cacería a la que asistieron 300 personas, entre ellas Jean Chastel. Cuando la bestia apareció, Chastel le disparó las tres balas de plata y la bestia murió por fin. Se recuperaron las tres balas de plata y se fundieron para crear tres medallas que se cosieron al sombrero de la virgen María.

Al final ¿qué era la bestia?. Científicos ingleses llegaron a la conclusión que la bestia era un cruce entre un tigre y una hiena. Para los aldeanos era un demonio, y más recientemente para el zoólogo François Jullien que estudió los datos del animal, llegó a la conclusión de que era una hiena rayada. Aunque ya no queda ningún rastro de la bestia, ni pieles, ni huesos, nos siguen quedando las declaraciones y las descripciones, y para muchos expertos las descripciones parece indicar que se trataría de una gran subespecie de lobo de los Alpes, que se extinguió en el siglo XIX. Para los expertos estos grandes lobos se alimentarian de humanos porque eran fáciles de capturar y de matar.




Por increíble que parezca, la falta de registros o informes que indicarán claramente de qué animal se trataba, ha hecho que una simple historia de ataques de animales a seres humanos se haya convertido en un gran misterio de la historia.



Pelicula basada en esta historia

[/size]



Fuente: http://elladooscurodelahistoria.blogspot.com.es/2012/12/la-bestia-de-gevaudanjo.html
avatar
Aleksander Vladimirov

(O Telúreo/Telúrico) Personas cuya esencia es básicamente humana y terrícola o no identificados con la temática de la metahumanidad

Mensajes : 1390
Desde : 04/08/2011
España Masculino Barra de advertencia. Llena 100%

Volver arriba Ir abajo

vacio Re: La Bestia de Gevaudan

Mensaje por zatoychi el Vie 14 Nov 2014, 09:40

hola,buena historia ,se podria eculubrar cualquier cosa...........lo que creo mas probable,es que fuese un lobo ciertamente grande.....que pudo ser utilizado para acosar al gobierno de la epoca...........de una forma parecida a la que muestra la pelicula el pacto de los lobos..lacual he visto repetidas veces,y que aconjejo su visionamiento a todos-as.los que aprecien las artes marciales..........y la vision globaletnica del protagonista de la pelicula.
avatar
zatoychi

En algún sentido existe una conexión con uno o más animales (referido SÓLO a animales REALES, incluidos extintos)

Tigre
Mensajes : 399
Desde : 08/04/2014
España Masculino Barra de advertencia. Llena 100%

Volver arriba Ir abajo

vacio Re: La Bestia de Gevaudan

Mensaje por Siekfried el Jue 27 Nov 2014, 23:38

muy interesante, la Leyenda de la Bestia del Gevaudan, una de mis historias favoritas, por el misterio que encierra como muchas acerca de estos seres místicos. Como Zatoychi pienso que pudo haber sido algún lobo de gran tamaño, la gente con el miedo tiende a distorsionar los hechos de lo ocurrido y meten mas cosas de lo que debía, pero que aun asi en sus descripciones hay cosas que encajan y apuntan a un mismo ser. Yo me inclino mas por lo místico pues lo hace mas interesante; en cuanto a la película, no sabia de ella, tendré que bajarla y verla a ver que tal esta.
avatar
Siekfried

En algún sentido existe una conexión con uno o más animales (referido SÓLO a animales REALES, incluidos extintos)

Lobo / werelobo
Mensajes : 127
Desde : 27/02/2014
Costa Rica Masculino Barra de advertencia. Llena 100%

http://www.furaffinity.net/user/siekfried

Volver arriba Ir abajo

vacio Re: La Bestia de Gevaudan

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.