La práctica preliminar del Tonglen.

Ir abajo

vacio La práctica preliminar del Tonglen.

Mensaje por Irshah el Jue 16 Abr 2015, 16:39

El Tonglen, es una práctica de las enseñanzas budistas y se basa en "dar y recibir".
Escuetamente resumido, se basa en tomar sobre uno mismo el sufrimiento y dolor de otros dándoles a ellos nuestra felicidad, bienestar y paz mental.


La práctica del Tonglen utiliza como medio la respiración.

Como sabemos, resulta muy difícil imaginar que se toman sobre sí los sufrimientos de otros, sobre todo los de enfermos y moribundos, sin construir primero en uno mismo una compasión fuerte y confiada. Son esta fuerza y esta confianza las que darán a tu práctica del Tonglen el poder de transmutar el sufrimiento en ellos.

Por eso, es recomendable empezar la práctica del Tonglen para los demás practicando primero sobre ti mismo.
Antes de enviar amor y compasión a los demás, los pones al descubierto, los profundizas, los creas y los fortaleces en ti mismo, curándote a ti mismo de cualquier reticencia, angustia, enojo o temor que pudiera suponer un obstáculo para practicar Tonglen de todo corazón.

La mejor manera de realizar esta práctica es empezar por evocar la naturaleza de la mente, traerla a "casa" (tu cuerpo físico) y reposar en ella.
La naturaleza de la mente es tu maestro interior, dicho resumidamente.
Cuando descansas en la naturaleza de la mente, ves que todas las cosas son "vacías", ilusorias y de la misma naturaleza que un sueño.
Ojo. En el mundo occidental tendemos a confundir o malinterpretar eso de que las cosas son vacías. No quiere decir que uno se caiga en un pozo oscuro y frío, sino todo lo contrario, quiere decir que nada tiene una existencia independiente separada del resto de cosas, todo está conectado.



  • Tonglen para el ambiente.


Como sabemos, los estados de ánimo y la atmósfera de nuestra mente ejercen un gran dominio sobre nosotros. Céntrate y percibe su ánimo y su atmósfera. Si notas que estás de ánimo inquieto o que la atmósfera mental es oscura, con cada inspiración que realices absorbe mentalmente todo lo que es malsano y al exhalar el aire desprende mentalmente calma, claridad y alegría.


  • Tonglen para uno mismo.


Divídete en dos aspectos, A y B. A es aquel aspecto de ti que es íntegro, compasivo, afectuoso y amoroso, como un amigo de verdad con el que siempre puedes contar, siempre abierto y atento a ti y que nunca te juzga, sean cuales sean tus defectos y debilidades.

B es aquel aspecto de ti que ha sido herido, que se siente incomprendido y frustrado, resentido o furioso, que quizá, por ejemplo, fue maltratado o tratado injustamente en la infancia, o que ha sufrido en sus relaciones o ha sido agraviado por la sociedad.

Ahora, al inspirar imagina que A abre por completo el corazón y acepta y abraza afectuosa y compasivamente todo el sufrimiento, el dolor, la negatividad y el agravio de B. Conmovido por ello, B abre el corazón y todo el dolor y el sufrimiento se derriten en este abrazo compasivo.
Al espirar, imagina que A envía a B todo el poder curativo de su amor, afecto, confianza, consuelo, certidumbre, felicidad y alegría.


  • Tonglen en una situación viva


Imagina de la manera más vívida una situación en la que te has portado de una forma indebida, que te provoca sentimientos de culpabilidad y que sólo pensar en ella hace que te encojas.

A continuación, mientras inspiras, acepta la completa responsabilidad de tus actos en aquella situación determinada, sin tratar de justificar en modo alguno tu comportamiento. Reconoce exactamente lo que has hecho mal y pide perdón de todo corazón.
Luego al exhalar, envía reconciliación, perdón, curación y comprensión.

De esta manera, inhalas culpa y exhalas el remedio a lo que es dañino; inhalas responsabilidad y exhalas curación, perdón y reconciliación.

Este ejercicio es particularmente poderoso y puede darte el valor de ir a ver a la persona a la que has agraviado y la fuerza y la disposición de hablar con ella cara a cara y pedirle efectivamente perdón desde lo más hondo de tu corazón.


  • Tonglen para otros.


Imagina a alguien de quien te sientes muy próximo, sobre todo alguien que padezca sufrimiento y dolor. Al inhalar, imagina que inspiras compasivamente todo el dolor y sufrimiento, y al exhalar envíale a esa persona una corriente de afecto, curación, amor, alegría y felicidad.

Ensancha poco a poco el círculo de tu compasión para que incluya, en primer lugar, a otras personas que sientas muy cercanas a ti, luego a las que te resultan indiferentes, luego a aquellas que te caen mal o con las que tienes dificultades y finalmente, incluso a aquellas a las que consideras decididamente monstruosas y crueles. Deja que tu compasión se haga universal y que recoja en su abrazo a todos los seres conscientes o, mejor dicho, a todos los seres sin excepcion alguna.

Fuente: Libro tibetano de la vida y de la muerte, de Sogyal Rinpoché.
avatar
Irshah

Transhumano. En algún aspecto siente ser algo más que un ser humano (pero por alguna razón no se identifica o no siente plena comodidad con los términos otherkin/therian)

Animales míticos. Dragón, kitsune, quimera, minotauro, animales tauromorfos, alienígena, animales con características no naturales (como demoníacos, celestiales, elementales, hibidaciones, formas o colores antinaturales), sean antropomorfos o animalescos.

Kintipos con diversos sexos Dragón
Mensajes : 1363
Desde : 29/04/2013
España Femenino Barra de advertencia. Llena 100%

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.