Los Yōkai, Hengeyōkai y Han'yō

Ir abajo

vacio Los Yōkai, Hengeyōkai y Han'yō

Mensaje por Golden Spirit el Jue 30 Abr 2015, 18:49

Yōkai ("apariciones", "espíritus", "demonios", o "monstruos") son una clase de criaturas en la cultura japonesa que van desde el malévolo oni al travieso kitsune o la mujer pálida Yuki-onna. Algunos tienen partes animales y/o partes humanas (por ejemplo, Kappa y Tengu). Los Yōkai son generalmente más poderosos que los seres humanos, y debido a esto, tienden a actuar con arrogancia sobre los mortales. Los Yōkai también tienen valores diferentes de los seres humanos, y cuando estos entran en conflicto pueden conducir a la enemistad. Ellos son generalmente invulnerables al ataque humano, pero pueden ser derrotados por monjes budistas con la bendición de Buda.

Algunos yōkai simplemente evitan a los seres humanos y así el problema que conllevaban; generalmente habitan en áreas aisladas lejos de viviendas humanas. Otros yōkai, sin embargo, deciden vivir cerca de asentamientos humanos conviviendo en buena armonía. Algunas historias cuentan que los yōkai crían con los humanos para tener han'yō, o “Humanos mitad demonios”. La mayor parte de estos cuentos comienzan como historias de amor, pero a menudo acaban con tristeza, resultado de los muchos obstáculos que tienen que afrontar los yōkai y los mortales en sus relaciones.

Estas criaturas han sido simbolizados en representaciones artísticas como la pintura, el teatro, hasta inclusive en el manga, anime y videojuegos.


Tipos


Hay una variedad amplia de Yōkai en el folclore japonés. En general, el Yōkai es un término amplio, y se puede utilizar para abarcar a todos los monstruos y seres sobrenaturales de manera genérica, incluyendo a veces criaturas del folclore europeo (e.g., el bugbear inglés se incluye a menudo en folclore japonés de tal manera que algunos creen equivocadamente que es originario de dicho folclore).
Zoología fantasmal

En Japón hay un gran número de animales que según el folklore poseen magia por sí mismos. La mayoría de ellos cambian su forma y a menudo imitan a los humanos, en especial a las mujeres.
En la mitología japonesa los hengeyōkai son los yōkai con apariencia animal que tienen la habilidad de transformarse, generalmente en humanos. A pesar de su transformación, muchas veces, no pueden cambiar algunos aspectos tanto corporales como sociales, tanto ojos, colmillo, cola y bigotes, como actitud y alimentación. Los más conocidos son;

   Tanuki, (perro mapache)
   Kitsune, (zorro)
   Hebi, (serpiente)
   Mujina, (tejón)
   Bakeneko y Nekomata, (gato)
   Lobo Japonés
   Inugami, (perro)
   Kamaitachi, (comadreja)

Misceláneos

Hay un número incontable de ellos, y algunos son demasiados extraños como para encajar en alguna categoría. Éstos son generalmente la transformación de una cierta clase de perversión o de criaturas halladas en la vida común, o son enteramente nuevos tipos de duende. Algunos ejemplos son el abura-sumashi, un goblin viejo, con aire satisfecho con cara de patata, que bebe aceite; el ami-kiri, criatura que existe con el único propósito de cortar la red del mosquito; y el ushi-oni, demonio vaca que se representa a veces con el cuerpo de una araña gigante.
Transformaciones humanas
Yokai.

Hay una serie de Yōkai que eran seres humanos comunes que se transformaron en algo terrorífico y grotesco, usualmente por estados emocionales extremos como por ejemplo los celos. Un ejemplo de esto aparece en la película The Grudge. Otros ejemplos son rokurokubi, humanos capaces de alargar sus cuellos durante la noche; también ohaguro-bettari, que es una figura generalmente femenina que al mostrar su rostro presenta nada más que una boca ennegrecida; futakuchi-onna, una mujer con una boca extra sobre su cabeza; y dorotabō, el cadáver viviente de un granjero que frecuenta su tierra abusada.

Oni

Uno de los aspectos mejor conocidos del folclore japonés es el Oni, que es una clase de ogro de la montaña, representado generalmente con la piel roja, azul, marrón o negra, dos cuernos en su cabeza, una boca ancha llenada de colmillos, y no usa ropa, solo su piel de tigre. Lleva a menudo una maza de hierro o una espada gigante. Oni se representa sobre todo como mal, pero puede de vez en cuando ser la encarnación de una fuerza natural ambivalente. Al igual que los obake, se asocian a la región noreste.

Tsukumogami

Tsukumogami es una clase entera de Yōkai y obake, que comprenden a los artículos ordinarios de una casa que han venido a la vida en su cumpleaños número cien. Esta clasificación virtualmente ilimitada incluye Bakezouri (sandalias de la paja), Karakasa (viejos paraguas), Kameosa (viejos tarros de sake) y Morinji-ningu'n-kama (las calderas del té).



Han'yō *Expliación diferente más abajo*

Los Han'yō, son seres que poseen sangre humana y sangre de yōkai lo que lo convierte en un ser híbrido perteneciente a la mitología japonesa. También se les conoce como semi-yōkai, hanyō o hanyou.

Los han'yō pueden ser hijos de una pareja de dos han'yō o de un yōkai con un humano, siendo más común que el humano sea una mujer o que sean reencarnaciones de yōkai. Según la mayoría de las historias del folclore japonés, los han'yō, usualmente, nacen de relaciones amorosas entre los humanos y los yōkai. Generalmente su apariencia es la de un humano con ciertos rasgos físicos de yōkai, como orejas, ojos, colas, etc, pero en los casos de reencarnación, los rasgos de la parte yōkai son espirituales, es decir, no cualquiera los puede ver, pero en algunos aspectos de comportamiento, pensamiento y habilidades, como audición u olfato se puede notar el hecho de que ese individuo no es en si humano sino que es un han'yō. Su fuerza y resistencia es superior a la de los humanos, en casos de reencarnación estos rasgos se notan cuando todo se materialisa y puede poseer ciertos poderes de su progenitor sobrenatural, o de su vida anterior. Además existen cuatro clases de Han'you:

   Hijo de una relación entre un humano y un yōkai.
   Unión o Fusion de un humano con uno o mas yōkai.
   han'yō de reencarnación, esto significa que en su vida pasada fue un yōkai, en la vida actual puede que hallase nacido como un humano pero sus energías regresaron a su cuerpo convirtiendo al individuo en un han'yō.
   han'yō sacerdotisa o han'yō monje, se considera como una subcategoria, son más resistentes que los monjes o sacerdotisas normales.

En algunos casos de han'yō con rasgos espirituales, pueden tener menor resistencia física a causa de un ataque, veneno o alguna afeccion maligna sobrenatural. Pero esto también puede deberse a otros factores, como por ejemplo, si el han'yō es de sol, entonces tendrá mas energía en lugares cálidos e iluminados, o simplemente cuando es de día, pero si el han'yō es de luna, entonces tendrá mayor energía en la noche, o en lugares fríos u oscuros. En han'yō de reencarnación, cuando sus rasgos de yōkai se materializan, la resistencia, poderes, habilidades y demás, aumentan notoriamente.
En la cultura popular

   En el anime y manga InuYasha, el protagonista es un han'yō mitad perro (Inugami). Normalmente es despreciado por los humanos por su sangre de demonio y por los demonios por su sangre de humano.
   En el manga y anime Nurarihyon no Mago, el protagonista Nura Rikuo es un cuarto Yokai, su padre es un Han'yo ya que es hijo del Yokai Nurarihyon y una mujer humana.
   En el manga y anime Ao no Exorcist los gemelos Okumura son hijos del diablo y de una humana
   En el anime, manga Inu x Boku SS todos los personajes son desendientes de familias han'yō, cada uno posee los poderes de su familia.

Wikipedia

Otra explicación distinta sobre los Han'yō (diferencias entre la creación moderna y la tradicional)



Mitad humanos. Mitad yokai. Los Hanyo se han convertido en personajes recurrentes en recientes cómics de yokai y animaciones. ¿Pero tienen sus raíces en el folklore japonés?




La respuesta es un rotundo no. Los hanyo son casi exclusivamente creaciones de artistas modernos de cómic y animación. Más específicamente, los hanyo han sido creados por Takahashi Rumiko y en menor medida por Mizuki Shigeru. Mientras que los niños mitad humanos / mitad yokai existen en el folklore japonés, son (salvo pocas excepciones) seres humanos normales. Aquello que los hace yokai, no es heredado por sus hijos medio-humanos.


¿Que Significa Hanyo?


Hanyo es un neologismo inventado por Takahashi Rumiko para su cómic Inu Yasha. Usa el kanji Han (半: mitad) con Yo (妖: aparición), (escrito alternativamente como hanyou en un intento de imitar el sonido de vocal larga japonesa) para crear una palabra para su concepto de personajes semi-yokai. Takahashi ha creado toda una mitología en torno a los yokai, con variaciones dependiendo si el padre o la madre era un yokai, y con intentos de conversión a un ser humano completo o a yokai.




Mizuki Shigeru creó previamente el término hanyokai (半妖怪: medio-yokai) para sus personajes Nezumi Otoko y Neko Musume de su comic Gegege no Kitaro. En los comics de Mizuki Shigeru, ambos hanyokai son prácticamente 100% yokai (Nezumi Otoko por ejemplo tiene 360 años) y el término es usado principalmente como un insulto. Kitaro a veces se mete con Nezumi Otoko por ser sólo un hanyokai y no un yokai de verdad. Ésto es probablemente un reflejo del rechazo hacia los niños medio-japoneses existente cuando empezó Gegege no Kitaro, siendo la mayoría hijos de soldados de la ocupación estadounidense y madres japonesas.




También podría relacionarse con la teoría de Mizuki Shigeru de que los yokai tienen solo un alma y los humanos un alma doble. Los yokai, con solo un alma, se centran en cualquiera que sea su misión o su motivación (contar judías o lo que sea). Los humanos, por otro lado, estan en conflicto y en guerra con ellos mismos. En Gegege no Kitaro, Nezumi Otoko es uno de los pocos personajes que “cambia de bando” entre el bien y el mal, debido posiblemente a su doble-alma humana. Pero no se puede decir lo mismo de Neko Musume, quien está firmemente del lado de Kitaro. Así que esto es sólo una especulación. Puede que simplemente pensara que hanyokai sonara bien.


Medio-Yokai Medio-Humanos en el Folklore Japonés


Los hijos entre yokai y humanos (incluso yurei y humanos) son algo relativamente común en el folklore japonés. Casi todas estas historias entran en el género de Esposa Mágica (nunca he oído ninguna sobre un Marido Mágico). La mayoría siguen el mismo esquema en el que el hombre lleva a cabo algún trabajo / tiene un encuentro, más tarde una mujer misteriosa se convierte en su esposa siempre y cuando él cumpla una condición, como no hablar del encuentro anterior, no mirar dentro de una caja, etc. La pareja vive feliz durante unos cuantos años, tiene hijos, y cuando inevitablemente el hombre rompe la promesa, la Esposa Mágica se marcha.
La historia más famosa sobre Mujeres Mágicas es el cuento de Yuki Onna, en la que un demonio de la nieve se aparece a dos recolectores de leña que se estaban congelando en el bosque. La Yuki Onna mata al mayor, y se enamora del más joven. Eventualmente se casa con él como humana (bajo la condición de que nunca hable sobre el encuentro) tienen hijos y viven juntos muchos años. Cuando dado el momento el hombre se va de la lengua, Yuki Onna huye abandonando a sus hijos y su esposo.
Hay muchas, muchísimas más historias sobre Mujeres Mágicas, como Hagoromo la Tennin y algunas sobre animales transformados y henge. Hay historias en las que el yurei de una esposa muerta vuelve con su marido, cuida de él y le da hijos, y cumple con sus deberes maritales antes de poder volver al otro mundo. Lo que tienen en común todas estas historias es que los hijos de estas uniones místicas son niños humanos normales.
(El género de Esposa Mágica es popular también en el folklore occidental, tanto que tiene su propia clasificación en el sistema clasificatorio Aarne-Thompson como #402 La Esposa Animal)


Las Excepciones—Kintaro y Abe no Seimei


Siempre hay excepciones. En este caso hay dos, aunque sólo una de ellas podría llamarse realmente hanyo o hanyokai.
Kintaro el Niño de la Naturaleza [NdT.: En español se suele traducir como El Niño de Oro] es uno de los personajes más famosos y populares del folklore de Japón. Incluso siendo un bebé ya era increíblemente fuerte, y era amigo de los osos del bosque, aunque hay varias versiones acerca de su origen. En una de ellas, su madre la princesa Yaegiri queda embarazada cuando el Dragón Rojo, dios del monte Ashigara le manda un trueno. Éste no es el origen más común de Kintaro, en la mayoría de las historias su madre huye de algún conflicto estando embarazada y da a luz en las montañas. Y aun así, siendo el padre de Kintaro el Dragón Rojo sería más apropiado que fuera un hanshin, un semidios, no un hanyo.




Abe no Seimei es la otra excepción. Siendo una persona real, Abe no Seimei fue un famoso onmyoji hechicero ying/yang del periodo Heian. Ha trascendido al folklore y a veces es difícil distinguir los hechos de la ficción. Una de las leyendas afirma que su madre Kuzunoha era un kitsune, un zorro mágico.




La leyenda cuenta que Abe no Yasuna se encontró con un cazador que estaba atrapando un zorro. Yasuna luchó con el cazador y ganó, y liberó al zorro. Una bella mujer llamada Kuzunoha apareció para tratar sus heridas, y ambos se enamoraron y se casaron. Nació su hijo Seimei, quien era excepcionalmente brillante. Un día, cuando Kunohana estaba contemplando los crisantemos, el joven Seimei vio un trozo de cola de zorro asomando de su kimono. El hechizo se rompió, y Kuzunoha el zorro volvió al bosque, dejando a su hijo atrás, pero dejándole parte de sus poderes mágicos. Esto convierte a Abe no Seimei en el único hanyo verdadero del folklore japonés.



Los Hijos de Ubume


Hay otra semi-excepción. Los ubume son un tipo específico de yurei, quienes han muerto estando embarazadas dando lugar a un niño vivo que nace de un cuerpo muerto. Los ubume son fantasmas maternales que vuelven para cuidar de sus hijos vivos, quienes a menudo están atrapados en un ataúd enterrado bajo tierra. Según algunas leyendas, los hijos de las ubume son especiales, a menudo son más rápidos y fuertes que los humanos normales.
El hijo más famoso de una ubume es por supuesto Kitaro, de Gegege no Kitaro.


Notas de la Traducción Inglesa (Zack):
Escribí esto porque a menudo me preguntan por los hanyo, a menudo fans de Inu Yasha que quieren saber cómo de auténtico es el folklore que usa Takahashi Rumiko. La respuesta es “no mucho”. Suele crear sus propios mundos con su propia mitología. Pero su creación de los hanyo ha sido tan popular como para calar en otros comics como El Alzamiento del Clan Nura y Zakuro la Sirvienta Espíritu [NdT.:  No si estos títulos difieren en español]
Sin embargo, los verdaderos híbridos humanos son algo bastante raro en la mitología y folklore japonés.

https://hyakumonogatarispanish.wordpress.com/2013/05/09/que-son-los-hanyo/
avatar
Golden Spirit

Corrientes similares, paralelas o con puntos comunes en algún aspecto con la Theriantropía u Otherkinismo (sintiéndose o no algo más que humanos, como por ejemplo daimonistas, totemistas, nahualistas, cambiaformas, etc)

Capaz de hacer desplazamientos (cambios de "forma"). Seres "cambiadores", polimorfos (polymorph), transmorfos, almas "cambiadoras", hombres lobo ('weres' en general), etc (Shapeshifters)

Energía y Espíritu (Diversas formas)
Mensajes : 5970
Desde : 29/01/2010
España Femenino Admin

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.