Los diarios perdidos de nicola tesla -Experiencias extraordinarias-

Ir abajo

vacio Los diarios perdidos de nicola tesla -Experiencias extraordinarias-

Mensaje por Enkidu el Vie 31 Jul 2015, 22:13

Capítulo Cuatro


Experiencias Extraordinarias

Mucho ha sido hecho sobre la asombrosa habilidad de Tesla de visualizar imágenes desde su mente. Este talento vino sobre todo involuntariamente, y a menudo en momentos inoportunos. Cuando era más joven, Tesla se preocupaba que estuviera sufriendo de alguna clase de locura cuando aparecieran sus visiones. Más tarde el llegó a realizar que este trato particular era un don, y la base de todas sus invenciones.

Las visiones de Tesla eran tan vívidas que el a veces no estaba seguro de lo que era real y lo que era imaginario. Grandes destellos de luz a menudo acompañaban estas imágenes. El agitaría su mano frente a sus ojos para determinar si los objetos estaban simplemente en su mente o afuera de ella.

En 1919, Tesla escribió de estas imágenes y de sus esfuerzos para encontrar una explicación para ellos. El consultó con varios doctores y psicólogos, pero nadie puedo ayudarle.

“La Teoría que he formulado es que las imágenes eran el resultado de una acción de reflejo del cerebro en la retina bajo gran excitación. Ciertamente no eran alucinaciones, ya que en otros respectos yo era normal y compuesto.

“Para dar una idea de mi desesperación, suponga que he atestiguado un funeral o algún espectáculo que arruina los nervios. Luego, inevitablemente, en la quietud de la noche, un vívido cuadro de la escena se desplegaría ante mis ojos y persistiría, a pesar de todos mis esfuerzos para hacerlo desaparecer. A veces permanecería fijo en el espacio aunque empujara mi mano a través de ella.”
Es bien conocido que la concepción de Tesla de su motor de AC (corriente alterna) le llegó a el durante una de sus visiones.
“Una tarde … yo estaba disfrutando una caminata con mi amigo en el parque de la ciudad, y recitando poesía. A esa edad yo conocía libros enteros de memoria, palabra por palabra. Uno de estos era Fausto de Goethe. El sol estaba poniéndose y me recordó de un pasaje glorioso: El resplandor se retira, hecho está el día del trabajo; Se apura allí a la vista, nuevos campos de vida explorando; Ah, que ningún ala puede levantarme del suelo arriba de si zona para seguir, sigue su subida vertiginosa!
 
“Cuando pronuncié estas palabras inspiradoras, la idea llegó como un destello de relámpago, y en un instante la verdad fue revelada. Yo dibujé con un palo en la arena el diagrama mostrado seis años más tarde en mi dirección ante el Instituto Estadounidense de Ingenieros Eléctricos.

“Las imágenes eran maravillosamente nítidas y claras, y tenían la solidez del metal. ‘Vea mi motor aquí; obsérveme revertirlo.”
Tesla usó su increíble poder a través de su asombrosa carrera. A el no le gustaba dibujar sus concepciones en papel, porque carecían de la realidad que los dibujos internos de Tesla podrían suministrar. Para Tesla, el dibujar era muy poco realista y un fastidio.

El no tenía que hacer planes y apuntar dimensiones, debido a este poder de memoria inmediata. El podría guardar cualquier diseño en su mente para ser recuperado intacto años más tarde.

A pesar de sus inusuales habilidades, Tesla al principio tenía poca paciencia con aquellos quienes creían en poderes psíquicos o espíritus. Tesla a menudo negaba que el tenía poderes sobrenaturales, u orígenes de más allá de la tierra. Tales alegaciones, junto con su convicción en la realidad de extraterrestres, casi seguro dañó la reputación de Tesla más tarde en su vida.

Tesla sentía tan fuertemente acerca de tales afirmaciones, que el frecuentemente escribió acerca de sus frustraciones con gente que quería creer que el era más que un ser humano ordinario.

“Un gran número de seres humanos nunca son conscientes de lo que está sucediendo alrededor y dentro de ellos, y caen millones víctimas de enfermedades y mueren prematuramente solo por esto. Lo más común, acontecimientos diarios les parecen misteriosos e inexplicables.

“Uno podría sentir una repentina ola de tristeza y atormentar su cerebro buscando una explicación, cuando podría haber notado que fue causada por una nube cortando los rayos del sol. Puede incluso ver la imagen de un amigo querido bajo condiciones que interpreta como muy peculiares, cuando solo poco antes se lo ha encontrado en la calle o ha visto su fotografía en alguna parte.

“Cuando el pierde un botón del collar, se queja y lamenta durante una hora, siendo incapaz de visualizar sus acciones previas y ubicar directamente el objeto. Observación deficiente es meramente una forma de ignorancia y que es responsable por las muchas nociones mórbidas e ideas absurdas prevalecientes.

“No hay más que una de cada diez personas que no cree en telepatía u otras manifestaciones psíquicas, espiritualismo y comunión con los muertos, y que rechazaría escuchar a mentirosos conscientes o inconscientes.

“Solo para ilustrar cuan profundamente enraizada se ha vuelto esta tendencia aun entre la población estadounidense de cabezas claras, mencionaré un incidente cómico. Poco después de la guerra, cuando la exhibición de mis turbinas en esta ciudad sacó el extenso comentario en los papeles técnicos, anticipé que habría un despegue entre fabricantes para conseguir el invento, y yo tenía diseños sobre este hombre de Detroit (Ford), quien tiene una misteriosa facultad de acumular millones.

“Tan confiado estaba yo que el algún día daría una vuelta, que declaré esto como cierto a mi secretaria y asistentes. Lo suficientemente seguro que una buena mañana, un Corpo de ingenieros de la Compañía Ford de motores se presentarían con la petición de discutir conmigo algún proyecto importante.

“¿No se los dije? Les comenté triunfante a mis empleados, y uno de ellos dijo, ‘Usted es asombroso, Sr. Tesla. Todo siempre sale tal y como usted lo predice.’

“En cuanto estos hombres cabezas duras se sentaron, yo, por supuesto, comencé a alabar las maravillosas características de mi turbina, cuando el portavoz me interrumpió y dijo, ‘Sabemos todo acerca de esto, pero estamos en una encomienda especial. Hemos formado una sociedad psicológica para la investigación e fenómenos psíquicos y queremos que se nos una en esto.’

“Yo supongo que estos ingenieros jamás supieron cuan cerca estuvieron de ser expulsados de mi oficina. Siempre que alguno de los grandes hombres de ese tiempo, líderes en ciencia, cuyos nombres son inmortales, que yo poseo una mente inusual, yo inclino todas mis facultades de pensamiento en la solución de grandes problemas sin importar el sacrificio.

 
“Durante muchos años me esforcé en resolver el enigma de la muerte, y observé ansiosamente cada indicación espiritual. Pero solamente una vez en el curso de mi existencia he experimentado lo que momentáneamente me impresionó como sobrenatural.

“Fue a la hora de la muerte de mi madre. Yo estaba completamente exhausto por el dolor y la larga vigilia, y una noche fue llevado a un edificio como a dos cuadras de nuestro hogar.

“Al yacer allí desamparado, yo pensé que si mi madre murió mientras yo estaba lejos de su lecho, ella seguramente me daría una señal. Dos o tres meses antes, yo estaba en Londres, en compañía de mi ahora difunto amigo, Sir William Crookes, cuando fue discutido el espiritualismo, y yo estaba bajo la completa influencia de estos pensamientos.

“Pueda no haberle prestado atención a otros hombres, pero era susceptible a sus argumentos, ya que su trabajo de la época sobre la material radiante, que había leído como estudiante, me hizo abrazar la carrera eléctrica. Yo reflejaba que las condiciones para una mirada al más allá eran más favorables, ya que mi madre era una mujer de genio y particularmente sobresaliente en los poderes de intuición.

“Durante toda la noche, cada fibra en mi cerebro fue filtrada en expectativa, pero nada sucedió hasta temprano por la mañana, cuando me quedé dormido, o quizás tuve un desvanecimiento, y vi una nube levando figuras angélicas de maravillosa belleza, una de las cuales me vio fijamente con mucho amor, y gradualmente asumió las facciones de mi madre.

“La aparición lentamente flotó a través de la habitación y se desvaneció, y cuando fui despertado por una indescriptible dulce canción de muchas voces. En ese instante, una certeza que ninguna palabra pueda expresar, vino sobre mi que mi mamá había muerto. Y eso era verdad.

Era incapaz de comprender el tremendo peso del doloroso conocimiento que recibí por adelantado, y escribí una carta a Sir William Crookes mientras estaba todavía bajo el dominio de estas impresiones y con mala salud corporal.

“Cuando me recuperé, busqué durante mucho tiempo la cause externa de esta extraña manifestación y, para mi gran alivio, tuve éxito después de varios meses de esfuerzo infructuoso. Había visto la pintura de un celebrado artista, representando alegóricamente una de las estaciones en la forma de una nube con un grupo de ángeles que parecían realmente flotar en el aire, y esto me había golpeado forzosamente.

“Era exactamente lo mismo que apareció en mi sueño, con excepción del parecido con mi madre. La música venía del coro de la iglesia cercana en la misa temprana de Pascua, explicando todo satisfactoriamente en conformidad con los hechos científicos.”
Al volverse Tesla mayor, he se interesó más en la espiritualidad y en el sitio de la humanidad en el universo. Tesla había comentado una vez sobre inventar un máquina que pudiera proyectar pensamientos humanos en una pantalla, bastante como la televisión moderna. Esta idea continuará estando en su mente hasta el día de su muerte.

Dale Alfrey recuerda algunas notaciones referentes a las ideas de Tesla sobre la naturaleza del espíritu humano, y si esta continua después de la muerte física. Tesla había sido criado en un ambiente religioso – pero el se había vuelo más “humanista” en sus actitudes y consideraba que la vida física era nada mas una “automatización de la naturaleza.”

“Tesla se volvió más abierto a la idea que hay un espíritu o alma que continúa en otro plano de existencia después de la muerte,” recuerda Alfrey. “A cierto punto, Tesla regañó a Edison por robar su idea de usar una forma de radio para contactar a los muertos.”

Voces en el Eter

Después de su inicial recepción de señales enigmáticas de radio en 1899, Tesla trabajó durante muchos años para perfeccionar el equipo receptor y transmisor que se necesitaba para recoger mejor y traducir las posibles transmisiones extraterrestres. Al principio, las señales no eran otra cosa que sonidos rítmicos, casi como una transmisión de tipo clave de Morse, reportó.

Alrededor de 1918, Tesla comenzó a recibir lo que el consideraba ser transmisiones de voz, excepto que las voces que había estado recogiendo no eran humanas. En vez de esto, Tesla escribió que,

“Los sonidos que estoy escuchando cada noche al principio parecen ser voces humanas conversando de arriba abajo en un lenguaje que no puede entender. Encuentro difícil de imaginar que realmente estoy escuchando voces reales de gente que no es de este planeta. Debe haber alguna explicación más simple que hasta ahora me ha eludido.”
En 1925, Tesla escribió que,
“Estoy escuchando más frases en estas transmisiones que son definitivamente en Inglés, Francés y alemán. Si no fuese por el hecho que las frecuencias que estoy monitoreando no son usables para estaciones de radio terrestres, pensaría que estoy escuchando a gente en alguna parte del mundo hablando unos con otros. Este no puede ser el caso, ya que estas señales vienen de puntos en el cielo, arriba de la Tierra.”
Nikola Tesla puede haber sido uno de los primeros en recibir extrañas señales de radio, que el pensó que eran de más allá de la Tierra, pero ciertamente no fue el último. Es ahora conocido en los diarios de Fortean que misteriosos mensajes afirmando ser de origen extraterrestre han estado siendo recibidos repetidamente por aparatos electrónicos caseros. Asombrados testigos han reportado extrañas señales emanando de televisiones apagadas o radios, así como extrañas llamadas telefónicas llenas de sonidos electrónicos y voces susurrantes.

En los tempranos días de experimentación de la radio, los aficionados se asombraban cuando los primitivos dispositivos repentinamente estallaban con señales claras y Fuertes, mucho más poderosas que cualquier estación existente en ese tiempo. Las señales a menudo han sido explicadas como interferencias normales de radio, causadas por el tiempo u otra fuente natural.

En 1965, los científicos soviéticos Gennady B. Sholomitsky, Nikolai Kardashev y I.S.Shklovskii recibieron atención a nivel mundial cuando anunciaron que habían recibido señales radiales de rayos de alguna super civilización en el espacio. Estas señales, dijeron, eran ordenadas e indicativas de inteligencia interplanetaria.

Más adelante, otros radio astrónomos descubrieron que estas señales venían de cuerpos celestes que ahora conocemos como cuásares. Otras extrañas señales de radio no han sido tan fácilmente explicadas.

El Dr. Hugh Mansfield Robinson, conduciendo un sistema de experimentos de radio en 1921, recibió señales inteligentes en la longitud de onda de treinta mil metros. Ernest B. Rogers, el ingeniero a cargo de la prueba se sintió obligado a declarar que,

“las señales eran de origen extraterrestre, ya que no habían instrumentos de transmisión de ese poder en la Tierra en ese tiempo.”
Un radio astrónomo aficionado llamado Grote Reber reportó estar recibiendo fuertes señales de puntos y guiones del espacio, en 1939. El había construido una antena de plato de treinta pies en Wheaton, Illinois, y dijo que a menudo escuchaba las señales durante ocho horas a la vez. Parecían venir de un lugar específico en el cielo.

Ninguna de estas tempranas, misteriosas señales ha sido nunca explicada.


Ecos de Largo Efecto Retardado

Radioaficionados entusiastas en los años veinte descubrieron un fenómeno el cual etiquetaron como LDE - Long Delayed Echoes (ELER - Ecos de Largo Efecto Retardado). Señales enviadas de la tierra a veces llegaban rebotando algunos segundos mas tarde, como si hubieran sido reflejados de regreso por algo en el espacio. En unas pocas instancias, algunos ELERs regresaban días, meses y aun años más tarde. Los investigadores en Europa reportaron EKERs ene 1927, 1928 y 1934. Las pulsaciones de los ecos eran retardados de tres a quince segundos.

El Dr. Ronald N. Bracewell de la Universidad de Stanford especuló que en 1962 un satélite extraterrestre equipado con una computadora la cual podría explorar todas las radiofrecuencias al viajar a través del espacio, podría ser responsable de las extrañas ELERs. El satélite recogería señales inteligentes, grabarlas y luego retransmitirlas de regreso en la misma frecuencia.

Suponga, pensó, que el satélite fue programado para que si el mensaje fue regresado de Nuevo, indicando que el sistema era entendido, entonces tendría que transmitir un mensaje propio. Las ELER en los años veinte pudiera haber venido de tal satélite sugerido por Bracewell.

En el diario científico seminal Naturaleza, aparece en la edición del 3 de noviembre de 1928 una carta escrita por un Jorgen Hals, un ingeniero de radio de Bygodo, Oslo, al físico Carl Stormer.

“Al final del verano de 1927, repetidamente escuché señales de la estación holandesa de onda corta, transmitiendo PCJJ en Eindshoven. Al mismo tiempo que escuché esto, también escuché ecos. Escuché el eco usual que va alrededor de la Tierra a un intervalo de aprox. 1/7 de segundo, así como un eco más débil como de tres segundos después de que se hubiera ido el eco principal.

“Cuando la señal principal fue especialmente fuerte, yo supongo la amplitud para el último eco tres segundos más tarde, está entre 1/10 y 1/20 de la señal principal en fuerza. Desde donde viene este eco no puedo decir actualmente, colo puedo confirmar que realmente lo escuché.”
Stormer inició ciertas pruebas como resultado de esta comunicación, y el 11 de octubre de 1928, estas alcanzaron cierto éxito. Durante la tarde de ese día, la Estación PCJJ en Eindshoven emitió señales muy Fuertes en 31.4 metros.

Tanto Hals como Stormer escucharon ecos muy distinguibles varias veces, el intervalo entre la señal y el eco variando entre tres y cinco segundos, la mayor parte de ellos viniendo de regreso como ocho segundos después de la señal principal. A veces se escuchaban dos ecos con un intervalo de cómo cuatro segundos.

El físico Van der Pol confirmó estas observaciones en un telegrama que se lee de la siguiente manera:

“Anoche la emisión especial dio ecos aquí variando entre tres y 15 segundos. El 50% de los ecos escuchados después de ocho segundos!”
En el momento, estos peculiares y largos ecos fueron atribuidos por Stormer a causas aurorales, pero la sensación ahora es que nunca han sido adecuadamente explicados. Seis años más tarde, en 1934, ecos de radio de una clase similar desde Holanda fueron también escuchados.

Un joven astrónomo escocés llamado Duncan Lunan revisó los registros ELER de los años veinte, y los decodificó. El puso la información ELER en un gráfico, usando puntos para representar las pausas entre los ecos.

Para su asombro, un mapa comenzó a tomar forma.

“Los puntos hacían un m apa de una constelación fácilmente reconocible,” dijo Lunan. “La Constelación de Bootis en ell cielo del norte. El curioso patró de ecos retardados era realmente un patron de posiciones estelares.”
Lunan trabajó otros mapas ELER y encontró que todos ellos parecían centrarse alrededor de Epsilon Bootis, una estrella en la constelación.

Lunan especuló que los ELERs estaban indicando que el punto de origen para el satélite extraterrestre era el sistema estelar Epsilon Bootis. Lunan sometió sus resultados a la Sociedad Interplanetaria Británica.

 
Kenneth Gatland, vicepresidente de la sociedad estaba entusiasta acerca de los hallazgos de Lunan.
“Los hallazgos de Lunan son completamente asombrosos. Yo he estudiado los mapas y debo llegar a las mismas conclusiones que el.”
Transmisiones inusuales de radio son a menudo reportadas en áreas de alta actividad OVNI. En enero de 1954, la gente a través del medio oeste escucharon una voz viniendo a través de radios apagadas.
 
La voz, hablando en un tono monótono e inexpresivo afirmó:
“No deseo que nadie esté temeroso, aunque hablo del espacio. Pero si ustedes no detienen sus preparativos para la guerra, serán destruidos.”
Este tipo de transmisión inusual ha sido escuchado por asombrados oyentes en todo el mundo. Ningún bromista terrestre ha sido nunca pillado o ha confesado.

El 3 de agosto de 1958, los operadores de radio a través de los Estados Unidos, se informa que recogieron transmisiones en la banda internacional de los setenta y cinco metros. Un voz masculina afirmando ser “Nacoma del planeta Júpiter” advirtió a los oyentes que las pruebas de la bomba atómica podrían conducir al desastre. La voz habló durante dos horas y media en inglés, alemán, noruego y en su propio idioma, descrito como una clase de jerga musical.

“Era la señal más poderosa alguna vez recogida”, dice una cuenta. “Había mucho tiempo durante la transmisión, para que cientos de personas la escucharan, y los operadores de radio llamaron a amigos y vecinos e hicieron llamadas a larga distancia a parientes en otros estados para que escucharan.”
El autor John Keel escribió en la edición de septiembre de 1977 de Reporte OVNI, que mientras estuvo en West Virginia, el visitó un radioaficionado y escuchó sonidos extraños en una radio hecha en casa de VLF - Very Low Frequency (MBF -Muy Baja Frecuencia).
“Extrañas voces estaban parloteando de un lado a otro en frecuencias que supuestamente no podían acarrear transmisiones de voz. Hablaban en un lenguaje gutural muy rápido, que no pudimos identificar. Primero pensé que podrían ser personas ordinarias hablando a través de un ‘desmodulador’, pero más tarde busqué y escuché las muestras de las transmisiones de voz a través de diferentes clases de desmoduladores y no habían similitudes.”
Según el periódico español, El Diario de Nueva York, el 31 de enero de 1950, una actividad OVNI sobre Madrid, España, fue acompañado por transmisiones inusuales de radio.
“En los últimos dos días, cerca de la medianoche, fosforescencias intensas y las formas de extrañas luces han sido observadas al mismo tiempo. Hay pasado a través del cielo de norte a sur, y receptores de radio han escuchado, durante la ocurrencia de este fenómeno, palabras pronunciadas en una lengua incomprensible. La suposición popular es que estas señales luminosas podrían venir del planeta Marte.”
Extrañas voces hablando en una lengua desconocida, gutural han sido a menudo asociados con transmisiones inexplicables de radio. Ni estos fenómenos se han contenido en los cuentos anecdóticos de individuos inexperimentados. Desde su inicio, la NASA ha experimentado problemas de interferencias de radio no autorizadas, de una forma u otra en casi cada misión tripulada.

Un buen ejemplo fue el vuelo del “Mercury Faith 7” con el astronauta Grodon Cooper. El 15 de mayo de 1963, durante su paso sobre Hawai, la transmisión de voz de Cooper fue repentinamente interrumpida y ahogada por “una transmisión en un idioma extraño no comprensible” en el canal reservado para vuelos espaciales – una frecuencia la cual pocos, o ningún aficionado estaban equipados para transmitir.

Si la señal vino del suelo, tendría que haber venido de Hawai, pero el FCC nunca resolvió el misterio. La NASA grabó la transmisión, la cual sonaba como una voz gruñendo y hablando rápidamente en un lenguaje que nunca ha sido identificado.


En Busca de Inteligencia Extraterrestre

En 1955, dos médicos de la Universidad de Cornell, Giuseppi Cocconi y Philip Morrison publicaron un papel sugiriendo que podría ser posible utilizar microondas de radio para comunicarse entre las estrellas. Apuntando un radio telescopio a una estrella cercana del tipo del Sol, la cual podría tener planetas, los astrónomos pudieran ser capaces de detectar ondas de radio generadas por vida inteligente allí. Desde 1960, la Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (SETI) ha sido conducida por investigadores científicos.

Ondas de radio son consideradas los mejores medios disponibles, dada la tecnología actual, para tratar de detectar inteligencia extraterrestre. Las ondas de radio viajan a la velocidad de la luz (la cual es la velocidad teórica más rápida posible), lo cual es cerca de 300,000 kilómetros por segundo.

A esta velocidad, una señal enviada desde nuestra estrella vecina más cercana, Proxima Centauri, toma más de cuatro años para alcanzar la Tierra. Esto pareciera ser un largo tiempo, pero la sonda espacial más rápida construida en la actualidad, tardaría 300,000 años para hacer el mismo viaje.

El radio astrónomo Frank Drake fue el primero en intentar una búsqueda SETI usando una antena de 85 pies en Greenbank, West Virginia, para escuchar en la dirección de dos estrellas cercanas, Tau Ceti y Epsilon Eridani.

Durante dos meses, el monitoreó las estrellas para señales a 1,430 MHz, una frecuencia asociada con hidrógeno, el cual fue escogido como canal lógico para escuchar, por su importancia astronómica (Hidrógeno es el elemento más abundante en el Universo). Desafortunadamente, el proyecto de Drakes no alcanzó resultados positivos.

Programas adicionales de SETI fueron conducidos en la Unión Soviética a través de los años sesenta, pero el siguiente intento serio en los Estados Unidos no fue hecho hasta principios de los setenta, cuando en Centro Ames de Investigación de la NASA reunió a un equipo de expertos para considerar cuan efectiva se podría hacer una búsqueda.

El resultado fue conocido como Proyecto Cyclops. Radio astrónomos, usando el trabajo en el reporte Cyclops afirmaron que conduciendo búsquedas a través de los años setenta, usando antenas existentes y recibidores.


La Señal "¡WOW!"

En 1977, el Dr. Jerry Ehman estuvo involucrado en una búsqueda para señales de origen artificial usando la antena “Gran Oreja - Big Ear” (ahora reemplazada por un campo de golf) en la Universidad Estatal de Ohio. De este esfuerzo resultó una de las más interesantes y desconcertantes señales hasta la fecha.

 
Conocida como la señal “¡WOW!” (por la exclamación escrita por el Dr. Ehman a la par de una parte particularmente seductora de la impresión de computadora), todavía permanece inexplicada.

La emisión de radio “¡Wow!” entró en el recibidor del radio telescopio Big Ear aproximadamente a las 11:16 P.m., hora este, el 15 de agosto de 1977. El Dr. Ehman había trabajado en la OSU como profesor asistente en ingeniería eléctrica y astronomía.

Cuando la Fundación Nacional de Ciencia cortó los fondos para el Big Ear en 1972, despidieron al Dr. Ehman, pero se quedó como voluntario.

“Algunos días después de la detección, el 15 de agosto de 1977, yo comencé mi revisión de rutina de las impresiones de la computadora, desde el día de las múltiples transmisiones, que comenzaron el 15 de agosto. Varias páginas dentro de la impresión, me asombre de ver la cadena de números y caracteres '6EQUJ5' en el canal 2 de la impresión.

“Yo inmediatamente reconocí esto como el patrón que esperaríamos ver de una fuente de radio de banda angosta de diámetro pequeño angular en el cielo. Con la pluma roja que estaba usando, yo inmediatamente encerré en círculo esos seis caracteres y escribí la anotación ‘¡Wow!’ en el margen izquierdo de la impresión, al lado opuesto de éstos.

“Después de completar la revisión del resto del documento, contacté a Bob Dixon y al Dr. John D. Kraus, el director del Observatorio de Radio Big Ear. Ellos estaban asombrados también. Luego comenzamos un análisis de lo que había sido esperado por más de 20 años, la fuente del “¡Wow!”.
¿Podría la señal realmente ser de origen extraterrestre?

Los investigadores de la Universidad Estatal de Ohio no estaban seguros. Ellos entrenaron el alcance masivo en esa parte del cielo durante el siguiente mes, pero la señal nunca fue registrada de nuevo.

El Dr. Ehman, quien ha continuado su investigación en la señal “¡Wow!”, escribe que después de más de veinte años, la señal todavía permanece un misterio.

“Aun si fuesen seres inteligentes enviando una señal, lo harían mucho más que una sola vez,” dice Ehman.
 
“Deberíamos de haber visto al tratar de buscarla de Nuevo. A este punto nosotros hemos eliminado cualquier fuente terrestre para la señal. Así, puesto que todas las posibilidades de origen terrestre se han eliminado o parecen improbables, y puesto que la posibilidad de un origen extraterrestre no ha podido ser eliminada, debo concluir que un IE (Inteligencia Extraterrestre) pudo haber enviado la señal que recibimos como la fuente de “¡Wow!”

“Por supuesto, siendo un científico, aguardo la recepción de señales adicionales como la de la fuente “¡Wow!” , que son capaces de recibirse y ser analizadas por muchos observatorios. Así, debo afirmar que el origen de la señal “¡Wow!”, es aun una pregunta abierta para mi. Simplemente hay muy poca información para sacar muchas conclusiones. En otras palabras, yo escojo no sacar grandes conclusiones de información ‘medio-extensa’.
Señales curiosas fueron recogidas de 12 estrellas por un telescopio de 300 pies en Green Bank, WV, según un artículo publicado en la edición del 29 de enero de 1978 del Baltimore Sun. Las señales tomaron la forma de Fuertes explosion3s a una longitud de onda de 21 cm., una de las longitudes características de la molécula de hidrógeno.

Desafortunadamente, las señales eran demasiado corta para que el contenido de su información, si acaso lo hubo, no pudo ser registrado (a excepción de una segunda explosión de la estrella Barnard), más bien algún fenómeno natural podría estar en funcionamiento), en vez de comunicadores inteligentes, quienes probablemente serían más persistentes.

Las peculiares señales, las cuales nunca antes habían sido registradas, fueron descubiertas como parte del Proyecto Ozma II, en el cual radio astrónomos escucharon ondas de radio de 21-cm. Desde centenares de estrellas cercanas.

SETI está intensificando esfuerzos para incrementar sus oportunidades de reubicar una de estas señales, y ha asegurado el uso del telescopio más grande del mundo en Arecibo, en Puerto Rico. Los científicos alrededor del mundo están emocionados por futuros descubrimientos.

Los científicos de SETI también están negociando con astrónomos británicos para lanzar un proyecto de cinco años para permitir verificación rápida y rastrear estos ruidos evasivos. Dondequiera que SETI identifica una señal sospechosa, os radio telescopios en Jodrell Bank explorarán la misma sección del cielo para localizarlo.

 
De esta manera los científicos pueden eliminar alguna posible interferencia terrestre del radar, aviones, aun hornos microondas como causa.
“Estoy seguro que hay señales que han venido y se han ido que no pudimos conseguir a fondo. Eso es por no decir que hay pequeños hombre verdes tratando de comunicarse con nosotros, pero nosotros simplemente no lo sabemos,” dijo el Dr. Tom Muxlow, un astrónomo en el observatorio Británico de radio astronomía.
El destapó que Jodrell Bank había recogido hasta seis señales rudimentarias.

La posibilidad que las señales tengan orígenes extraterrestres no puede ser ignorada, según el laureado con el premio Nóbel Tony Hewish, profesor emérito de radio astronomía en la Universidad de Cambridge. En 1967, Hewish y Jocelyn Bell, un estudiante, creían que habían encontrado evidencia de un primer contacto extraterrestre cuando detectaron una pulsación regular de señales de radio viniendo de una estrella distante.

“Todo tenía un aire de irrealidad, pero hace un mes pensamos que era posible que las señales estuvieran viniendo de vida inteligente en otro planeta. Cuando los radio astrónomos recogen señales que son muy peculiares, son escépticos, pero no quitan del todo la posibilidad”, dijo Hewish.
En vez de esto, encontraron un pulsar, una estrella de neutrones que giraba rápidamente, un descubrimiento por el cual Hewish ganó el premio Nóbel en 1974.

Shostak no se deja intimidar por la posibilidad que cualquier señal de un mundo extraterrestre probablemente sería indescifrable.

“Si escuchamos de algún ET, sería de una civilización que está mucho más avanzada que nosotros, talvez hasta unos millones de años adelante,” dijo el.
Recientemente, Peter Backus del Proyecto Fénix en California, creía que estaba escuchando mensajes de un hemisferio exterior, por medio del radio telescopio Parkes, de 64 metros en Australia. El telescopio, el más grande en el hemisferio sur, recogió señales de radio distinguibles pero inexplicables, cerca de los 2.4 gigahertz, aproximadamente a la misma hora cada atardecer.

Sin embargo, una cuidadosa investigación reveló que los científicos no estaban escuchando a otros planetas comunicándose por el espacio. En su lugar escuchaban alimentos que se estaban cocinando en el microondas en un piso más abajo.

“Era bastante ruidoso,” contó el Dr. Backus en la reunión anual de la Sociedad Astronómica Estadounidense en San Antonio. “Una vez yo rastreé una señal durante dos horas. No podía especificar como ruido humano. Ya estaba por contarle a mis colegas cuando realicé que la señal sospechosamente fue relacionada a las horas de receso.”

fuente: http://www.bibliotecapleyades.net/
avatar
Enkidu

Transhumano. En algún aspecto siente ser algo más que un ser humano (pero por alguna razón no se identifica o no siente plena comodidad con los términos otherkin/therian)

Ángeles, elfos, feéricos, extraterrestres, diablos, extradimensionales, energéticos, elementales, vampiros, seres humanoides tauromórficos, "mitológicos", etc. También legendarios hibridados

solo un antiguo vampiro
Mensajes : 330
Desde : 26/01/2015
Venezuela Masculino Barra de advertencia. Llena 100%

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.