Otherkin Hispano
Bienvenido/a a Otherkin Hispano.

Para beneficiarte de los servicios del foro como el visualizarlo completo, poder contestar y publicar temas, tener tu perfil personal, contactar con otros usuarios o dejar de ver la publicidad etc, recuerda registrarte. Estaremos encantados de contar con una persona más. Únete gratuitamente en unos pocos y simples pasos a la comunidad (recuerda presentarte después en el subforo correspondiente).
Si ya estás registrado, conéctate.


Huyendo de las pesadillas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

triste Huyendo de las pesadillas

Mensaje por gaia el Miér 09 Dic 2015, 18:33

Hola a todos [^_^]
Os voy a contar mis experiencias sobre las pesadillas y en otro tema contaré lo de la paralisis del sueño, porque es distinto a esto.
Desde los once años siempre tuve pesadillas.

Pesadillas en las que constantemente intentaban matarme,me atacaban o incluso me torturaban.
No recuerdo todos, fueron muchos, pero expondré algunos que todavía se me quedaron en la mente despues de tanto tiempo. (Por suerte en la mayoria puedo despertarme a voluntad antes de que sea mucho peor)




Estaba en una casa destartalada, rota, desgastada, fría. Casi parecía un reflejo de mi misma. Entonces sentí que alguien me observaba en la oscuridad. Logré ver una sombra acechándome y de inmediato eché a correr.
Corrí todo lo que pude pasando de habitación en habitación, las paredes estaban tiradas , era como si de la antigua vida que allí había solo quedase el esqueleto de un edificio podrido. No encontraba la salida, comencé a desesperarme y me escondi detrás de algo para ocultarme. Pero sentí su presencia cerca. Estaba perdida.
No recuerdo que me dijo, pero me encontré en el suelo enfrente de él y pude verle. Era un chico de aspecto joven vestido de negro con ropajes antiguos, tenía el pelo gris casi blanco, liso y largo hasta los hombros.
Su piel era del color del hueso . Tenía los ojos más fascinante que había visto en mi vida, de un color que no conocía, una mezcla entre rojo y morado con brillos dorados.

Me miró sin expresar sentimiento alguno y me lanzó una daga que chocó contra el suelo cerca de mí, con un sonido hueco que rompió el silencio. Observé la daga con el filo brillante y el mango negro con una piedra roja en el centro.
Estaba aterrorizada.

Entonces él señaló la daga con la cabeza y habló:
" Córtate con ella en el brazo o lo haré yo"
Tragué saliva sin saber que hacía y cogí la daga con las manos temblorosas, pesaba más de lo que me imaginaba. La acerqué a mi brazo embobada por esos ojos iridiscentes que me miraban. Y sentí el filo quemándome la piel...
"Despiertate" pensé "Despiertate ya"

....




Caminaba cerca de un acantilado. "¿Quien soy?" pensé. No lograba recordar mi nombre. Llegué al final y me subí sobre una piedra grande para ver lo que había más allá. Lo que vi me dejó sin aliento. La nada...una extensión infinita de tierra seca, infertil se alzaba ante mi como una maldición. "¿Que estoy haciendo aqui?"
De pronto un enorme graznido me sacó de mis pensamientos y  me agaché instintivamente mirando hacia arriba.

Algo negro serpentaba el cielo y se acercaba. Me asusté y retrocedí unos pasos, pero no había sitio alguno donde esconderme. La bestia se alzó delante de mí batiendo las enormes alas. Parecía un cuervo gigante, del tamaño de un elefante. Grité con fuerza y se abalanzó sobre mí, clavando sus garras en mi piel, rasgándola. Me defendí como pude de su picotazos, arrancándole plumas, propinándole patadas y tratando de escapar, pero era inútil. Comencé a llorar, creyendo que me mataría en aquella tierra inhospita y vacía. Sería devorada por una bestia en una tierra olvidada.
Notaba sangre caliente resbalando por mi cuello y un brazo completamente inmóvil.

"Despierta...por favor " cerré los ojos con fuerza.




Inmóvil. Estaba inmóvil y desnuda encima de algo frío y metalico. Abrí los ojos y lo primero que vi fue la oscuridad.

A medida que mis ojos se acostumbraban pude ver que estaba en una especie de caverna extraña y húmeda. Estaba tendida encima de una camilla de metal y a mi lado había utensilios extraños que jamás había visto. Pero al instante supe que se trataban instrumentos de tortura. Observé mi cuerpo y vi que tenía heridas y moretones de diferentes colores por el estado de curación. Sentía un corte reciente en el tobillo. Me sentía destrozada.

Traté de moverme y noté las cadenas que me sujetaban a la camilla, en las muñecas y en los tobillos. Grité.
"DESPIERTA, DESPIERTA, DESPIERTA"



Estaba en clase como siempre, mis amigos hablaban alegremente de tonterías y yo escribia en una libreta. De pronto quise atender a la conversación  y los miré. Conocía cada cara, cada gesto era familiar. Entonces algo cambió. Sus rostros se desencajaron por completo y comenzaron a mirarme todos. A mirarme con un odio inmenso.Ya no eran mis amigos, algo los había poseído. Mi corazón se paró por un segundo y uno tiró la mesa donde estaba escribiendo de un golpe. Retrocecí y corrí por el instituto vacio, hasta llegar a una zona nueva que no conocía. Una zona oscura y muerta. Entre en un baño y uno de mis amigos me siguió y me empujó contra la pared con una fuerza que no podía ser humana. Noté algo quebrandose dentro de mi y gemí de dolor. Entonces una mujer que no conocía salió de uno de los baños y arremetió contra él gritando. Aproveché para salir corriendo de allí.




Me dolían los pies..no podía más. Llevaba días corriendo. Estaba perdiendo la cordura. Un bosque se alzaba delante de mí, ya había perdido la cuenta de todos los que había atravesado. Pero no podía determe o él me encontraría, podía olerme. Me quería muerta. Escuché una risa frente a mi y me detuve en seco. "No" pensé. Entonces de pronto todo se volvió negro.




No tengo claro que pueden significar estas pesadillas...de vez en cuando todavía las tengo, pero muchas las olvido, pensé en apuntarlas en un diario, pero algunas son tan fuertes y dolorosas que creo que es mejor olvidarlas. A día de hoy estoy bastante acostumbrada a ellas, pero aún así me gustaría que desapareciesen o al menos que no fuesen tan continuas. Mi duda es si estas pesadillas son simplemente  luchas internas de mi mente o son ataques de otras entidades, lo digo porque cuando tengo estas pesadillas me despierto muy cansada, como si realmente hubiera estado huyendo. Espero vuestras opiniones y consejos.
Un abrazo!
avatar
gaia

Personas que sienten ser más que humanos pero que desconocen su forma, que prefieren no desvelarlo a la comunidad de momento, con inestabilidades, confusas, investigando o que no saben si son o no. Gente en proceso de despertar o que no quiere abrirse aún

Mensajes : 28
Desde : 04/12/2015
España Femenino Barra de advertencia. Llena 100%

Volver arriba Ir abajo

triste Re: Huyendo de las pesadillas

Mensaje por TheOldJack el Miér 09 Dic 2015, 20:28

Como ya te dije, puede ser que algún ser te esté atacando.
Bien porque lo tengas vinculado a ti misma, o en esa casa (si no te has mudado nunca y solo te pasa ahí), o a algún objeto.
O bien porque simplemente, estás en su punto de mira.
Deberías hacer algún ritual de limpieza y protección para ver si eso te ayuda, también puedes conseguir algún amuleto, yo, personalmente, colgué un Ojo de Horus al lado de mi cama, y los "ataques" cesaron bastante, luego hice una limpieza, y ya casi no tengo ninguno.
También considero la posibilidad de que alguien te haya realizado algún hechizo de magia negra, con lo que también te vendría bien la limpieza y eso.
Ya te diré alguno.


Tampoco hay que descartar que sea algo psicológico, y que sean autoprovocadas por algún motivo.


Suerte.
avatar
TheOldJack

Personas que sienten ser más que humanos pero que desconocen su forma, que prefieren no desvelarlo a la comunidad de momento, con inestabilidades, confusas, investigando o que no saben si son o no. Gente en proceso de despertar o que no quiere abrirse aún

Soy una Incógnita.
Mensajes : 1025
Desde : 31/05/2015
España Masculino Mod

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.