Otherkin Hispano
Bienvenido/a a Otherkin Hispano.

Para beneficiarte de los servicios del foro como el visualizarlo completo, poder contestar y publicar temas, tener tu perfil personal, contactar con otros usuarios o dejar de ver la publicidad etc, recuerda registrarte. Estaremos encantados de contar con una persona más. Únete gratuitamente en unos pocos y simples pasos a la comunidad (recuerda presentarte después en el subforo correspondiente).
Si ya estás registrado, conéctate.


"Para la construcción del bien de los humanos". Sueño recurrente.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

vacio "Para la construcción del bien de los humanos". Sueño recurrente.

Mensaje por Invitado el Mar 08 Nov 2016, 12:47

No soy muy fan de decir cosas de mí, y hasta por un simple sueño tengo reticencias grandes a soltarlo en "público". Pero este es un sueño que he considerado curioso, interesante y hasta de alguna forma "educativo" así que aquí vamos.

Era miércoles, y como todos los miércoles por la tarde voy a clases nocturnas (voy toda la semana, pero eso es irrelevante). Al llegar al instituto crucé una puerta y acabé en el salón de casa de mis abuelos, que han muerto hace bastante, y todos se acomodaban como podía mientras la clase era dada. Una clase normal y corriente, estúpida incluso.
En algún momento la profesora se iba y todos empezábamos a hablar, y por alguna razón que desconozco uno de mis compañeros empezó a meterse conmigo y con mi familia así que levantándome de un salto le grité "¡Vuelve a decir eso y te mataré y me comeré tu alma!". Todos se quedaron paralizados del miedo mientras mi respiración se había acelerado, sentía como mi garganta gorjeaba de pura rabia y como mis dientes caía una baba caliente. El chico no parecía poder moverse y segundos después sus pantalones vaqueros presentaron una creciente coloración oscura entre sus piernas. Quería matarlo, mis garras habían salido, mis colmillos habían crecido... Mis ojos se habían vuelto dorados en algún momento y mis alas ya habían golpeado a la chica que tenía al lado al momento de salir.
Básicamente me desaté ahí mismo listo para arrancarle la cabeza, pero la sirena que suena entre clases marcó el final de ese día y me fui. Eran las diez de la noche.
Así que todavía furioso y tratando de revertir aquella transformación problemática cené, no recuerdo qué, y me metí en la cama nada mas llegar. Todos se habían dormido antes de yo llegar como es costumbre, pero no me quedé por el salón viendo la tele hasta las doce no. Según cenaba me dormí.
Cuando desperté me encontré en el hueco del último tramo de unas escaleras de piedra negra, parecía oxidiana, con unos barrotes de madera oscura. Escuché una voz en los pisos superiores y decidí subir para ver qué había. En un reloj de un descansillo vi que eran las 00:00:00... 01, 00,.. Sí, el tiempo se había estancado en ese segundo y pude ver los efectos en la calle, a través de la ventana de ese descansillo, donde un pájaro nocturno se había quedado congelado en el aire. A pesar de todo no sentí peligro y seguí subiendo un piso más ya que ahí solo estaban el reloj y la ventana, ni pasillos ni nada. Solo escaleras arriba y abajo.
Varios pisos más siguieron esa mecánica de no haber nada salvo el reloj detenido y una vista de los árboles y el pájaro congelados en el tiempo, desde una perspectiva más alta por supuesto. 
Al final de todas las escaleras había una única puerta, una típica blanca con una cristalera en la parte superior que se encontraba en el instituto. Bajé el manillar y varias criaturas humanoides estaban distribuidas por toda la clase, sentados en su silla o sobre la mesa, y no parecía que me quisieran allí ni tampoco estar ahí. Ladeando la cabeza hacia la pizarra pude ver en tiza roja perfectamente escrito: "Para la construcción del bien de los humanos", recién terminado por una niña de metro veinte con unos retorcidos cuernos de cabra a los laterales de su cabeza. Pude ver que los demás alumnos tampoco eran humanos, dos vampiros que no tardaron en bufarme al dirigirles la mirada, un ente hecho casi de sombras, otro parecía un fantasma, varios híbridos de animales cobijados al fondo de la clase como si la cosa no fuera con ellos, una arpía mirando por la ventana... Sumados a la demonio y a mi mismo contaba quince personas en aquella clase.
Cuando me di cuenta de que estaba en una especie de clase para inadaptados desperté.


Cada vez el sueño es más vivido, tiene más detalles y puedo ver mejor cada trozo del sueño. Pero las palabras fueron legibles desde el primer momento.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.